Málaga

La crisis sanitaria redujo en casi un 30% los proyectos de viviendas en Málaga en 2020

  • Las viviendas terminadas, por el contrario, crecieron más de un 36% este pasado año

  • El Colegio de Arquitectos prevé que las cifras para 2021 no empeoren con respecto a las de 2020

Francisco Sarabia, decano del Colegio Arquitectos de Málaga, en la sede colegial. Francisco Sarabia, decano del Colegio Arquitectos de Málaga, en la sede colegial.

Francisco Sarabia, decano del Colegio Arquitectos de Málaga, en la sede colegial. / Javier Albiñana (Málaga)

El año 2020 fue difícil para casi todos los sectores, incluido el de la construcción. Según el balance anual de viviendas visadas y terminadas presentado este miércoles por el Colegio de Arquitectos de Málaga, en la provincia se contabilizaron un total de 5.038 unidades proyectadas, un 29% menos que el año anterior, cuando se registraron 7.102 visados.

La cifra constata la desaceleración del sector en el último ejercicio, debido en gran medida a la pandemia y la crisis sanitaria, y muestra números próximos a los de 2017, "cuando nos estábamos recuperando de la crisis de 2008", comenta Francisco Sarabia, decano del Colegio de Arquitectos de Málaga. 

Sin embargo, en cuanto a viviendas terminadas, a la conclusión de los proyectos que se pusieron en marcha dos o tres años antes, 2020 supuso un crecimiento de más de un 36%. 

Por trimestres, Sarabia destaca que en los primeros meses del pasado año se observó un ligero descenso de la obra nueva motivado principalmente por la incertidumbre política. "Entonces llegó el virus y a esto se añadió la crisis sanitaria que también arrastró al sector, aunque no de manera tan alarmante como lo ha hecho en el sector turístico o la hostelería", subraya. 

También apunta que, durante el confinamiento, los arquitectos se centraron en sacar adelante sus trabajos en curso y el mes de abril fue el mejor de todo el año en producción de proyectos. El tercer y cuarto trimestre, por el contrario, supuso un ligero descenso debido "a la situación de espera" provocada por las distintas olas de la pandemia.  

"Ha sido un pequeño descenso asumible que esperamos recuperar en breve, cuando avance la campaña de la vacunación y disminuyan las restricciones, tenemos ciertas expectativas", agrega Sarabia.

Demoras en la concesión de licencias

Lo que también destaca el decano del Colegio de Arquitectos son las demoras de los principales ayuntamientos y otras administraciones de la provincia en la concesión de licencias, un problema que se ha agravado con las medidas y restricciones impuestas para la contención del virus.

"Los profesionales tienen muchas dificultades de relación con los técnicos que tienen que gestionar los expedientes, no les pueden hacer un seguimiento al proyecto, tener información, poder subsanar y agilizar los trámites", lamenta el responsable de los arquitectos, que ofrece una "sana colaboración para paliar las dificultades que nos estamos encontrando".

Los protocolos tan estrictos de acceso y visita a las gerencias de Urbanismo u otras entidades están ralentizando la actividad. Sobre todo, indica Sarabia, en la capital malagueña y en los municipios grandes, que son los que han tenido mayor actividad, en las ciudades costeras y las cabeceras de comarca. 

Número de viviendas visadas y terminadas

En el segundo trimestre de 2020 fue cuando se autorizaron mayor número de inmuebles, con un total de 1.452. Le sigue en número de viviendas visadas el tercer trimestre, con 1.319. En el primero se contabilizaron 1.187 y en el cuarto, 1.081.

Del total de unidades visadas, 1.206 corresponden a viviendas unifamiliares y 3.711 son plurifamiliares. Asimismo, se contabiliza un proyecto unifamiliar de vivienda de protección oficial en Almargen, con seis inmuebles, y dos plurifamiliares en Estepona y Algarrobo, con 100 y 16 VPO, respectivamente.

Por municipios, Málaga suma 1.373 unidades, seguida de Marbella, con 550 viviendas visadas; Estepona con 510 y Vélez-Málaga con 412 inmuebles autorizados. Según las estadísticas del Colegio de Arquitectos, de enero a diciembre de 2020 se tramitaron 775 proyectos con un presupuesto superior a los 617 millones de euros.

En lo relativo a las viviendas acabadas, durante el año pasado se concluyeron 6.163 unidades frente a las 4.507 del periodo anterior. Así, 2020 ha sido el mejor ejercicio de los últimos cinco años. En total se culminaron 714 proyectos con 914 viviendas unifamiliares, 5.025 plurifamiliares y 224 VPO.

El mayor volumen de viviendas terminadas se registró en el cuatro trimestre, con 2.010; seguido del primero, en el que se acabaron 1.501 unidades; el segundo, con 1.363; y el tercero, con 1.289. El presupuesto total superó los 676 millones de euros.

En Málaga capital se terminaron 1.539 inmuebles, seguido de Estepona (801), Mijas (572), Marbella (551) y Fuengirola (469).

Viviendas de protección oficial

Desde el Colegio de Arquitectos también se lanza una queja y es que "no hay vivienda de protección oficial, no se crean ni se gestionan VPO, se vuelve a poner de manifiesto la falta de interés por parte de las administraciones por estimular la construcción de casas a precios aseguibles", destaca Sarabia. 

El decano del colegio considera que el segmento de población de alto standing, de lujo, que tiene la capacidad de decidir y adquirir una vivienda donde quiere vivir está cubierto. También, en cierta medida, su opuesto, los más desfavorecidos y en riesgo de exclusión que necesitan viviendas subvencionadas. "Esa función social la asume la administración", dice. 

"Pero el gran paquete intermedio, la gente trabajadora, los jóvenes con sueldos modestos que aspiran a tener una vivienda digna como en los años 70 y 80, se encuentran con una realidad prácticamente inaccesible, son demasiado caras tanto para la compra como para el alquiler", detalla Sarabia. Y apunta la necesidad de incentivar a la empresa privada para que construya este tipo de viviendas, "ya sea poniendo suelo a su disposición a precios asequibles, acelerando trámites, realizando alianzas". 

Igualmente, destaca que el Ayuntamiento de Málaga tiene una demanda altísima de solicitantes de vivienda de promoción pública y este registro no es atendido. "La administración pública no es una empresa promotora pero sí tiene que poner los medios para que se puedan construir este tipo de viviendas", dice el decano y añade que también harían falta canales de financiación para los que tienen mayores dificultades de acceso.

Previsiones para 2021

Francisco Sarabia asegura que no falta la confianza para este año. "Hay que ser optimistas, en un escenario de recesión lo lógico sería que siguiera bajando, pero nuestras previsiones son que no empeora sobre 2020, no creemos que vaya a ser peor que el pasado año". Eso si no se agudiza la crisis y se producen los efectos positivos esperados de la vacuna. 

Esta crisis y la obligada implantación del teletrabajo en muchos sectores puede provocar, según el decano, otro efecto positivo que es permitir el distanciamiento de los núcleos urbanos y luchar así contra la despoblación y los desequilibrios territoriales.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios