El crucero 'Aidanova' llega a Málaga Un barco cargado de récords

  • El 'Aidanova' visita hoy por primera vez el puerto de Málaga. Este buque propulsado por gas trae a 6.533 pasajeros, el mayor número de turistas que hasta la fecha han llegado a bordo de un crucero

El buque de crucero 'Aidanova' en el puerto de Málaga. El buque de crucero 'Aidanova' en el puerto de Málaga.

El buque de crucero 'Aidanova' en el puerto de Málaga. / J. C. Cilveti

En una Semana Santa histórica para el puerto, las aguas malacitanas han recibido hoy al buque de crucero Aidanova que llega a Málaga, donde, además de cumplimentar su primera escala, se convierte en el primer buque propulsado totalmente por Gas Natural Licuado (en inglés LNG) en visitar las instalaciones portuarias. Pero si estas dos circunstancias no fueran suficientes, el atraque del buque insignia de la compañía Aida Cruises viene acompañado de dos cifras más de record; unos números que lo significan como el barco de turistas de mayor tonelaje bruto: 183.999 TRB (Toneladas de Registro Bruto) que visitará el puerto en 2019, además de ser con 6.533 pasajeros, el que hasta la fecha, más  turistas  ha traído embarcados  en toda la historia crucerística malacitana.

Con estas impresionantes cifras, el Aidanova, el primer buque con una total propulsión por gas de toda la flota crucerística internacional, ha llegado a Málaga minutos antes de 07:00 quedando atracado en el muelle norte de la estación marítima de levante. Realizando un crucero de nueve noches iniciado en Tenerife el pasado día 10, este barco, tras tocar Fuerteventura, Arrecife, Gran Canaria y Cádiz, visita hoy la capital de la Costa del Sol antes de finalizar esta ruta en Barcelona el próximo viernes.

Construido en los astilleros alemanes Meyer Werft con un coste de 950 millones de dólares, el Aidanova de 337 metros de eslora forma parte de una serie genérica de barcos turísticos denominada Clase Helios - Excellence; un grupo de buques  de características similares que este fabricante germano ejecutará entre 2018 y 2025 para diferentes navieras.

En servicio desde el 19 de diciembre del pasado año, este barco destinado como todos los buques Aida al mercado alemán, quizás por su novedosa propulsión, participa del concepto Green Cruising, una filosofía medioambiental donde el reciclaje y la  incineración de residuos, algo ya habitual en la industria crucerística, se complementa con la drástica reducción de emisiones atmosféricas.

Con una capacidad máxima para 6.600 pasajeros, los 2.600 camarotes del buque Aidanova que llega a Málaga al completo; se reparten en 21 categorías diferentes; unas opciones de alojamiento que pasan por suites, cabinas internas, externas con vistas oceánicas y con balcón.

Labios en la proa del 'Aidanova' Labios en la proa del 'Aidanova'

Labios en la proa del 'Aidanova' / J. C. Cilveti

Ofertando un ambiente familiar, el Aidanova, que presenta todo los estándares de un barco de estas características, dispone de 17 restaurantes, 23 bares y salones, casino, cine, salón de belleza y spa, biblioteca, discoteca y tiendas, además de un novedoso teatro con visión de 360 grados. En  sus zonas exteriores, este buque tiene seis piscinas, un campo de baloncesto, una pista de carreras, un minigolf y una pared para la escala.

Mostrando en su casco sus rojos labios a proa y sus característicos ojos  que recuerdan a los que decoran a las malagueñas barca de jábega, el Aidanova, tras cumplimentar la tradicional recepción con autoridades y ofertar a sus pasajeros un variado número de excursiones, dejará las aguas del puerto a las 18:00. Una escala repleta de récords que se repetirá a principios de noviembre cuando este buque, finalizada su temporada por el Mediterráneo, regrese a Málaga antes de posicionarse en Canarias.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios