Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La mar de historias

Juan Carlos / cilveti / puche /

Veinte años de escalas

AUNQUE ya les he hablado en algunas ocasiones de la naviera Aida Cruises, hoy, retomo el tema para comentarles un significativo hecho vivido a bordo de uno de los barcos de esta compañía en Málaga. Procedente de Valencia y con destino a Cádiz, la pasada semana llegaba a aguas malacitanas el buque AidaCara celebrando el vigésimo aniversario de la creación de la marca crucerística Aida.

Y aunque el origen de esta naviera dedicada exclusivamente al mercado turístico alemán se remonta al año 1960, fue entre 1994 y 1996 cuando se diseñó y se dio el pistoletazo de salida al primer barco de los labios rojos a proa. Con el nombre Aida, los astilleros finlandeses Kvaerner Masa Yards construían un buque que revolucionó el mercado crucerístico internacional. Con unas muy modernas líneas para su época, y todos los estándares propios de un barco turístico de mediano porte, el Aida puso de moda los inmaculados cascos blancos decorados con coloridos diseños. Teniendo como seña de identidad dos ojos rasgados que nos recuerdan a los de nuestras barcas de jábega, amén del los ya mencionados labios, este barco recién salido del astillero, visitó por primera vez el puerto malacitano el 19 de julio de 1996.

Tras aquella escala, los barcos de Aida Cruises se han convertido en unos asiduos visitantes de Málaga; un hecho que ha traído al puerto a diez de los once barcos que componen la actual flota de esta compañía.

Pero con independencia de todo esto, lo más curioso de lo que les cuento es que el AidaCara, que celebró en aguas malagueñas el vigésimo aniversario de la naviera a la que pertenece, no es otro que el original Aida que lanzó esta marca y que se estrenó en Málaga en el verano de 1996.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios