Indicadores de criminalidad

Málaga registra 15 muertes violentas hasta septiembre, casi el doble que en 2017

  • Baja el índice de criminalidad un 1,1% en el cómputo global

  • Las agresiones sexuales suben un 23,4%

  • El hurto, la infracción más común, baja un 8,4%

Policías en el restaurante en que mataron a un hombre en Torremolinos Policías en el restaurante en que mataron a un hombre en Torremolinos

Policías en el restaurante en que mataron a un hombre en Torremolinos / Manu Palma

La provincia de Málaga ha registrado un total de 15 homicidios y asesinatos consumados de enero a septiembre de 2018. Esto supone un 87,5% más de crímenes de este tipo que en el mismo periodo del año anterior, cuando el conteo ascendía a ocho muertes violentas, según los indicadores de criminalidad publicados ayer por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

Según los datos de los principales municipios de Málaga, aún pendientes de consolidar, Marbella fue el municipio con más crímenes de este tipo (3), seguido por Fuengirola, Estepona, Málaga y Mijas, todas con un asesinato en el conteo. A estos 15 crímenes habría que sumarle dos tiroteos con fallecido que han tenido lugar en Estepona (2 de octubre, cuyo cadaver apareció en Algeciras) y Torremolinos (27 de octubre).

Pese a este importante aumento en el número de muertes violentas, los indicadores del Ministerio del Interior apuntan a que la criminalidad ha bajado un 1,1% en la provincia en el acumulado del año respecto a 2017, consumándose un total de 59.047 infracciones penales, 668 menos que hace un año. La subdelegada del Gobierno, María Gámez, detalló que la tasa de criminalidad –infracciones penales por 1.000 habitantes– se encuentra en 47 puntos, lo que sería “el segundo mejor registro en los últimos 12 años”.

Otros importantes repuntes son el de asesinatos en grado de tentativa o intentos de asesinato fallidos, que han aumentado un 26,7% hasta alcanzar los 38; y el de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual sin penetración, que han ascendido un 23,4%, contándose un total de 412. Los seis secuestros registrados en lo que llevamos de año suponen un 50% más que los del mismo periodo de 2017 (4).

La infracción penal más común sigue siendo el hurto, registrándose un total de 19.574 hasta septiembre, un 8,4% menos que en 2017. Los robos con fuerza en domicilios y establecimientos continúan en segundo lugar, con 3.778 delitos de este tipo, un 11,9% menos. Tras estos, las 1.489 sustracciones de vehículos (-13,85); los 1.124 robos con violencia e intimidación (-4,2%); los 721 delitos de tráfico de drogas (-3,7%); y los 578 delitos de lesiones y riña tumultuaria (-0,7%).

El porcentaje de delitos esclarecidos se sitúa en el 38,8%, 0,2 puntos por encima de 2017

Los datos, publicados ayer jueves por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior y disponibles en su web, indican que el porcentaje de delitos esclarecidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la provincia se sitúa en el 38,8%, por encima del 38,6% registrado a lo largo de 2017, según informó la Subdelegación.

Pese al descenso en el número global de delitos, el Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (SIP-AN) en Marbella remitió un escrito al Ministerio del Interior para solicitar refuerzos en toda la provincia tanto del Cuerpo Nacional de Policía como de Guardia Civil.

“Cada vez tenemos más intervenciones con redes de narcos por enfrentamientos armados y los grupos de investigación están dotados con menos presupuestos. Luchan en condiciones precarias. Es cuestión de voluntad política, que no tienen ni este Gobierno ni el anterior”, denunció el secretario de Organización, Óscar Camacho, a este periódico el pasado 4 de noviembre, subrayando que la escalada de violencia agravada en la Costa del Sol se ha acentuado por la presión policial en el Campo de Gibraltar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios