Demolición del histórico palacete de los Condes de Benahavís La Mundial ya es historia

  • Acaba sin incidentes el derribo del histórico inmueble

  • Zorrilla espera que “los responsables de este atentado contra el patrimonio lo paguen en las urnas”

La Mundial, este domingo por la tarde.

La Mundial, este domingo por la tarde. / Marilú Báez

La Mundial ya ha sido liquidada, reducida a un solar vacío que espera resurgir, cual ave fénix, aunque reconvertida en un hotel de cuatro estrellas diseñado por el prestigioso arquitecto Rafael Moneo. El histórico Palacete de los Condes de Benahavís del siglo XIX, situado en la zona de Hoyo de Esparteros, ha quedado derribado en solo unas horas. Y sin incidentes.

Fueron varios los vecinos que, nostálgicos, se asomaron a la demolición para dar el último adiós a la antigua pensión. Pero como meros espectadores. Nada impidió que los operarios, pasadas las 8 de la mañana, iniciaran los trabajos para pulverizar un edificio, cuya demolición llegó incluso a ser paralizada por un juzgado hace unas semanas. Tras levantarse la medida cautelar que obligaba a frenar las obras de derribo, este domingo La Mundial llegó a su fin con el corte de varias calles para garantizar la seguridad. La Mundial ya ha sido liquidada, reducida a un solar vacío que espera resurgir, cual ave fénix, aunque reconvertida en un hotel de cuatro estrellas diseñado por el prestigioso arquitecto Rafael Moneo.

El histórico Palacete de los Condes de Benahavís del siglo XIX, situado en la zona de Hoyo de Esparteros, quedó ayer derribado en solo unas horas. Y sin incidentes. Fueron varios los vecinos que, nostálgicos, se asomaron a la demolición para dar el último adiós a la antigua pensión. Pero como meros expectadores. Nada impidió que los operarios, pasadas las 8 de la mañana, iniciaran los trabajos para pulverizar un edificio, cuya demolición llegó incluso a ser paralizada por un juzgado hace unas semanas.

Varios vecinos han asistido, nostálgicos, a la demolición, que ha transcurrido sin incidentes

Tras levantarse la medida cautelar que obligaba a frenar las obras de derribo, La Mundial ha llegado a su fin con el corte temporal de varias calles para garantizar la seguridad. Una vez concluido el derribo, los operarios comenzaron a trabajar en la retirada de escombros, una tarea que, según fuentes cercanas a la operación, llevará consigo unos días.

Las críticas de la oposición no tardaron en llegar. En palabras del portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, era “un día muy triste para Málaga”, que perdía “no solo un edificio de un valor arquitectónico indudable”, sino también “un trozo de nuestra historia”.

Asimismo, manifestó que el alcalde, Francisco de la Torre, demostraba “una vez más una nula sensibilidad con el patrimonio de la ciudad”, ya que, precisó, “son más de 300 los edificios destruidos en los 24 años de mandato del PP”, en los que éste ha sido concejal de Urbanismo o regidor de la capital malagueña.

Zorrilla apostilló que espera “que los responsables de este atentado contra el patrimonio lo paguen en las urnas”. Porque, añadió, son “muchos los que han defendido” la protección de este edificio “y no se lo van a perdonar”. No en vano, 

El último intento por evitar la desaparición de la antigua pensión tuvo lugar este pasado jueves durante el Pleno del Ayuntamiento de Málaga, que rechazó, con el voto de calidad del alcalde, Francisco de la Torre, el solicitar iniciar cuantos trámites sean necesarios para frenar la demolición. A comienzos de mes, eran unas 200 personas las que se concentraban al grito de “Salvemos La Mundial” o “Este derribo lo vamos a parar”formando una especie de cadena humana alrededor del viejo inmueble, convertido desde hace años en símbolo de defensa del patrimonio urbano de la capital de la Costa del Sol.

Además de concejales del PSOE y de rostros conocidos como el del ya ex edil de Ciudadanos, Gonzalo Sichar, apoyaron a la plataforma que desde hace meses viene protestando por la propuesta de eliminación del inmueble, han querido simbolizar el malestar existente no sólo con lo ocurrido con este edificio, antigua pensión, sino con el conjunto histórico del casco antiguo.

El futuro hotel que albergará el solar tendrá capacidad para 138 habitaciones, a lo que se sumará un edificio de oficinas, otro edificio con bajos comerciales y el resto de uso de oficinas, y un aparcamiento con 220 plazas. La cadena H10 Hotels confirmó a principios de febrero su vinculación con el proyecto, asumiendo la construcción del establecimiento hotelero y su explotación comercial. Los documentos oficiales existentes confirmaban el traspaso de la operación de manos de Braser a H10 Hotels.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios