Política

Detienen al gerente de Málaga Deporte y Eventos por un supuesto acoso telefónico a Juan Cassá

  • El directivo de Ciudadanos José Luis Paradas fue ayer interrogado una hora por la Policía Nacional y puesto en libertad

  • "He entrado en la política para trabajar, sumar, progresar por la ciudad y lo que piensen otros no me importa", dice Paradas, que no quiere dimitir

José Luis Paradas, con corbata roja, en una imagen de archivo. José Luis Paradas, con corbata roja, en una imagen de archivo.

José Luis Paradas, con corbata roja, en una imagen de archivo. / Javier Albiñana (Málaga)

El directivo de Ciudadanos en Málaga y gerente de Málaga Deporte y Eventos del Ayuntamiento, José Luis Paradas, fue ayer detenido por la Policía Nacional por un supuesto delito de acoso telefónico al ex concejal naranja y ahora concejal no adscrito Juan Cassá.

Paradas ha reconocido a este diario que estuvo una hora declarando ayer miércoles por la tarde y que posteriormente quedó en libertad, aunque no quiso hacer más declaraciones sobre esta materia. “He entrado en la política para trabajar, sumar, progresar por la ciudad y lo que piensen otros no me importa”, es lo único que quiso destacar este miembro de Ciudadanos, que no piensa dimitir por esta investigación. Paradas Romero, conocido por haber sido árbitro de fútbol en primera división, concurrió a las pasadas elecciones municipales en el puesto número cinco de la formación naranja, con Cassá precisamente de número uno.

La noticia es, lógicamente, escabrosa, aunque fuentes del partido Ciudadanos en Málaga afirman que no querían hacer ninguna declaración oficial al respecto. Desde el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Málaga tampoco han querido hacer valoraciones. Prefieren esperar al resultado de la investigación para saber si la acusación contra Paradas Romero es cierta o se queda finalmente en nada y solo supone un daño a su imagen.

Ciudadanos y el PP no han querido hacer valoraciones oficiales sobre este asunto

Juan Cassá no ha comentado nada oficialmente ni en persona ni a través de Twitter, aunque sí lo ha hecho su esposa, Gianella Ligato, a través de esta red social. “Este era el partido de la libertad, del respeto y de la no violencia. Este señor [ refiriéndose a Paradas Romero] tiene responsabilidades a nivel nacional. Contad dos más dos y entenderéis muchas cosas además de lo escrito”, ha puesto la esposa de Cassá, quien ha agradecido a la policía “el apoyo y el trabajo que estáis haciendo desde el minuto uno”. “Se sabrá la verdad y pagarán los responsables”, recalca Ligato, quien pide a Ciudadanos que “usen su dignidad y superioridad moral ahora para tomar las medidas necesarias, aunque sea por mínima decencia”.  No hay que ser muy lince para saber que la esposa de Cassá está bastante molesta con la situación, máxime cuando su marido ha denunciado ser víctima de acoso en los últimos meses e incluso le quemaron su autocaravana en la puerta de su vivienda a finales de julio.

La tormenta se desató en pleno confinamiento. Cassá abandonó Ciudadanos en mayo tras la salida de Albert Rivera de la presidencia y pasó a declararse concejal no adscrito, algo que fue duramente criticado por sus anteriores compañeros al considerar que debía dejar el acta. Desde ese momento, Cassá asegura que empezó a recibir todo tipo de amenazas y llamadas telefónicas desde números ocultos a distintas horas del día, algo que está investigando la policía y por lo que fue a declarar ayer Paradas Romero, que niega ser el responsable de esas llamadas.

El momento más tenso se produjo el pasado 30 de julio, justo el día en que se votaría en el Pleno municipal declararle tránsfuga, cuando incendiaron su autocaravana en la puerta de su domicilio. La Policía investiga ese incendio, aunque, en principio, no vincula al gerente de Málaga Deportes y Eventos con ese acto vandálico en cuestión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios