Málaga

El drama de la hostelería en Málaga: más de 5.000 negocios cerrados por la crisis del Covid

  • Cerca de un centenar de vehículos protesta por la crítica situación por la que atraviesa el sector

  • Los empresarios vuelven a reclamar ayudas directas a las administraciones

Caravana de vehículos en la protesta del sector de la hostelería.

Caravana de vehículos en la protesta del sector de la hostelería. / Marilú Báez

El drama económico que deja la pandemia del coronavirus tiene en el sector de la hostelería una de sus mayores víctimas. Poco más de un año después de que el Covid se hiciese presente, uno de los grandes pilares de la economía malagueña presenta una situación crítica. Y sin certeza sobre cuándo podrá empezar a recuperar el aliento.

La gravedad de la situación es tal que en este intervalo, según los datos de la patronal, alrededor del 30% de los negocios se ha visto obligado a echar el cierre. Esto, en términos absolutos, supone que de las 18.000 empresas registradas, hay unas 5.400 que han bajado la persiana ante la incapacidad de mantenerse a flote.

La preocupación de los empresarios se incrementa ante la ausencia de respuesta por parte de las administraciones. La industria volvió a salir ayer a las calles de Málaga, iniciativa repetida en otras provincias andaluzas y españolas, para exigir a las instituciones ayudas directas con las que minimizar las pérdidas. En un contexto de crisis sanitaria como el actual, la protesta tuvo lugar a bordo de coches, camiones de reparto y motocicletas. Cerca de un centenar de vehículos participó en una acción convocada por la principal asociación hostelera de la provincia, Mahos.

"La hostelería no puede aguantar más", dijo el presidente de este colectivo, Javier Frutos, quien es también responsable de la hostelería andaluza. "Estamos ante la última oportunidad de salvar un pilar básico de la economía española y andaluza; no hablamos de rentabilidad, hablamos de supervivencia de empresas, de puestos de trabajo, de personas", enfatizó.

El sector insistió en que se dé una respuesta "ágil" y "rápida" en forma de aportaciones directas y criticó las comparecencias "rimbombantes" de los responsables institucionales, que no se traducen en hechos. "Ha pasado un año y tenemos que denunciar que no hemos recibido las ayudas", insistió.

Frutos reclamó a los gobiernos estatal, regional y locales "empatía" y que se deje trabajar a las empresas. Asimismo, puso en valor la actitud "colaborativa y propositiva" demostrada por el sector desde el inicio de la crisis sanitaria. "La hostelería no es un foco de contagio, es un foco de empleo", valoró. "Reiteramos nuestra disposición a ayudar, a participar e intervenir en esta batalla contra el virus, pero en el mismo bando, no tratados como enemigos", añadió.

Entre los que asistieron a la marcha estaba Manuel López, propietario de nueve negocios en la capital. A diferencia de otros muchos, se mantiene a flote. Lo hace eso sí, con unos préstamos. "Estamos con muchos pagos, con muchas luchas por los alquileres", relató. Trata de mirar con cierto optimismo al futuro, reconociendo que la ampliación del horario de apertura hasta las 21:30 trajo consigo una "pequeña mejora".

"Ya llevamos un año, sin ayudas; estamos en una situación muy límite", lamentó. "Enero fue una catástrofe terrible; lo que nunca antes había hecho, un euro y medio en un bar, un café en un día. Y hablamos de calle Alcazabilla", explicó como ejemplo. “Uno intenta ser previsor, pero nadie te prepara para un año de esto”, añadió.

Pedro Marín lleva 31 años en el sector. Es el propietario de la discoteca Liceo, cerrada desde el 7 de marzo pasado, y socio de varios bares de copas. Se queja amargamente del diferente trato que las administraciones dan a ambos negocios. "Dentro de la ruina y la caída de ventas estamos abiertos en otros negocios de los que soy socio, pero lo de las discotcas clama al cielo. Lo único que pedimos es que nos permitan abrir", reclamó. "Me mantengo porque tengo otros negocios, pero mi situación ya es desesperada, llevo un año y sin ningún tipo de ayuda", confesó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios