Málaga

La enseñanza concertada de Málaga une fuerzas contra la ley Celaá

  • Se han recogido firmas, colgado lazos naranja y convocado una manifestación para este domingo

  • Alumnos y docentes participaron este miércoles en dos minutos de silencio y la lectura de un manifiesto

Lazos en las ventanas contra la ley Celaá en el colegio Los Olivos de Málaga. Lazos en las ventanas contra la ley Celaá en el colegio Los Olivos de Málaga.

Lazos en las ventanas contra la ley Celaá en el colegio Los Olivos de Málaga.

Lazos naranjas y grandes carteles en los que se puede leer StopLeyCelaá se muestran desde hace unos días en los colegios concertados de Málaga, que han unido fuerzas contra la reforma educativa. Este miércoles se convocaron dos minutos de silencio y se leyó un manifiesto, que se difundió simultáneamente a través de las redes sociales dentro de la campaña Más libres, más plurales, más iguales.

Para este domingo se ha convocado una manifestación con vehículos que partirá a las 11:00 desde la delegación de Educación. Con esta marcha, que pretende atravesar la ciudad en sentido este para terminar de regreso en la avenida Andalucía a las 13:00, la comunidad educativa pretende mostrar su rechazo a la Lomloe.

Aseguran los afectados que dicha ley pretende eliminar la demanda social como elemento a tener en cuenta en la programación de puestos escolares, lo que temen que se traduzca en el cierre de unidades concertadas con demanda “en beneficio de públicas vacías o la consideración de subsidiaria de los centros concertados”.

“La Lomloe se inventa un derecho a la educación pública cuando el único derecho que existe es el derecho a la educación y el mismo se garantiza mediante plazas suficientes en los centros sostenidos con fondos públicos, también en los de iniciativa social o concertados”, explican en el manifiesto.

También lamentan que se vuelva a “postergar la enseñanza de la religión, sin alternativas y sin efecto en la evaluación” y señalan que con esta ley quieren aplicar el “laicismo activo propio de los gobiernos de izquierdas incluso en los centros que no son de su titularidad”. Frente a esto, subrayan, se crea la asignatura de educación en valores cívicos y éticos “no basada en valores consensuados y compartidos, sino como un instrumento de adoctrinamiento”.

La campaña apunta a que en el texto de la reforma surge la posibilidad de distribución del alumnado por la administración para evitar segregación educativa. “Hay quien opina que es una garantía de igualdad, pero ¿no es más igualdad que la familia elija el que crea el mejor centro para su hijo en lugar de hacerlo la administración?”, señalan. Y sostienen que la Lomloe resta autonomía a los centros. “Hace hincapié en la desconfianza, la centralización, el intervencionismo y dejan sin margen a los centros”, apuntan.

Critican que esta reforma, concebida en plena pandemia, entre estados de alarma y sin diálogo de los colectivos implicados, “promueve la restricción de derechos y libertades ciudadanas y atenta contra la pluralidad del sistema educativo”.

Por ello piden que se respete un modelo plural, heterogéneo e inclusivo, que convivan armónicamente las redes pública, privada y concertada y que haya una financiación adecuada para los que se sostienen con fondos públicos. Pero, por encima de todo, defienden la libertad de elección de centro de las familias.

Más de 130 centros, 3.100 profesores y personal no docente y 20.000 alumnos forman la educación concertada y privada en la provincia de Málaga. Temen que la ley impulsada por la ministra Celaá amenace su continuidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios