Universidad de Málaga

Estudiantes de la UMA se encierran hoy para pedir la apertura de más bibliotecas en días festivos

  • La Red Eureka, que convoca la protesta pacífica esta tarde en Ciencias, asegura que los fines de semana tan sólo cuentan con plazas para un 7% del alumnado

  • Dicen estar cansados de colas, de quedarse sin sitio y de que la institución les haya negado medidas urgentes para este periodo de exámenes

Universitarios entran a primera hora de la mañana a la Biblioteca General. Universitarios entran a primera hora de la mañana a la Biblioteca General.

Universitarios entran a primera hora de la mañana a la Biblioteca General. / Javier Albiñana

En la biblioteca de la Facultad de Ciencias las puertas se cierran a las 20:30. Minutos antes de esa hora, los estudiantes tienen que recoger, abandonar el recinto y seguir la tarea en casa. Pero esta tarde piensan quedarse sentados. La Red Eureka ha organizado un encierro para protestar por la falta de puestos en bibliotecas y zonas de estudio de la Universidad de Málaga. Principalmente durante los fines de semana, días festivos y noches. En esos momentos, tan sólo el 7% de los 36.000 alumnos de la institución tendrían cabida en los espacios que quedan abiertos. La UMA les negó la pasada semana medidas urgentes para este periodo de exámenes. 

Benjamín Santiago, coordinador general de la Red Eureka, asegura que el horario especial tan sólo se lleva a la práctica en la Biblioteca General, la Facultad de Medicina, la Escuela de Telecomunicaciones e Informática, el aulario Gerald Brenan y, en el campus de El Ejido, la Facultad de Económicas. "Las colas se forman desde muy temprano, el fin de semana pasado, las personas que llegaban diez minutos después de la hora de apertura ya no tenían sitio, la gente no tiene hueco, ni un enchufe para sus dispositivos, acaban peleando por un sitio, no tenemos un sitio en el que estudiar", critica. 

"Las colas se forman desde muy temprano, si llegas diez minutos después de la hora de apertura ya no tienes sitio"

Ya desde hace varias semanas, desde que comenzaron los exámenes, los estudiantes están realizando una campaña de protesta en las redes sociales con el hastag #Aquinohayquienestudie. "Queríamos visibilizar el problema de espacio, la falta de enchufes, los problemas técnicos que tenemos", explica el coordinador de Eureka. Intentaron primero por la vía institucional. "El Vicerrectorado de Investigación y Gerencia, organismos competentes, nos dieron una negativa, nos dijeron que a estas alturas no era posible, que no se podía hacer ese esfuerzo, que con tan poca antelación no se podía realizar esa contratación", apunta Santiago. 

De ahí que ahora inicien esta medida de presión pacífica que consistirá en no abandonar su puesto de estudio una vez sean conminados a ello a la hora del cierre. Pretenden estar hasta las 7:00 de mañana martes, hora a la que entrará el servicio de limpieza. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios