Málaga

La falta de profesores por bajas sin cubrir complica aún más el curso escolar

  • Los sindicatos aseguran que Educación no ha establecido un sistema de sustitución más ágil para la pandemia, que se rompen los grupos burbujas y que se trabaja con mucho estrés

Un profesor imparte clase en un colegio de la capital malagueña. Un profesor imparte clase en un colegio de la capital malagueña.

Un profesor imparte clase en un colegio de la capital malagueña. / Javier Albiñana (Málaga)

Los contagios de Covid entre el profesorado o los contactos estrechos con positivos que obligan al aislamiento están provocando una buena cantidad de ausencias en los centros educativos por cortos periodos de tiempo, unos diez días, que no se están cubriendo. Según denuncian los sindicatos, la Junta de Andalucía no ha establecido un sistema específico de sustitución, que sea más ágil que el actual SIPRI (Sistema de Provisión de Interinidades) y responda a las necesidades provocadas por la pandemia. Así, dicen, se están rompiendo los grupos burbuja en algunos casos y se está trabajando con mucho estrés.

Félix Martín, secretario general de Enseñanza de CCOO Málaga, apunta que el 13 de octubre se firmó un acuerdo con la Consejería de Educación para que las llamadas para sustituciones se hicieran directamente desde las propias delegaciones territoriales “y eso no se ha hecho todavía”. “El director del centro registra la baja para la sustitución pero hay que esperar a la convocatoria, que son los martes y los jueves y no todas salen”, agrega el responsable de CCOO.

“Desde las Navidades hasta este pasado jueves, la Junta ha convocado 3.146 plazas para sustituir bajas en toda Andalucía y la mayoría son Covid, por tanto sí que se están dando casos, ahí están los números”, dice Martín y subraya que “estamos en una pandemia, hay recursos que se podrían utilizar para agilizarlo todo y no lo están haciendo cuando más falta hace”. Las bajas sin cubrir están haciendo que se rompan los grupos burbujas, lamenta el sindicato y subraya que “es alarmante que haya 83 vacantes sin cubrir desde hace meses entre el personal laboral.

María del Amo, presidenta provincial del sindicato ANPE, asegura que “el problema fundamental es que las bajas que se están produciendo por profesorado contagiado no se están cubriendo”. Apunta que los plazos se alargan hasta casi los diez días y que cuando el sustituto llega al centro es cuando se vuelve a incorporar el docente de baja. “En esos días no tiene profesores y sus ausencias se cubren con los apoyos y los refuerzos, y los que tienen que aislarse teletrabajan”, indica Del Amo.

“En un instituto han llegado a tener diez personas de baja simultáneamente, hay muchas bajas y el profesorado y los equipos directivos están sobrecargados, está habiendo muchas bajas de profesorado por estrés y ansiedad”, afirma la presidenta provincial de ANPE. La líder sindical añade que “la carga es inmensa” y critica que no se haya hecho “un sistema de llamada alternativo para acelerar el proceso de cobertura”.

Nadia Bouadi, secretaria de comunicación de la Federación Andaluza de Sindicatos de Enseñanza de CGT, afirma que se están cubriendo bajas a través del sistema SIPRI pero “no son suficientes”. “Los docentes están muy saturados, incluso se están juntando clases porque si no se quedan desatendidos los alumnos y esto redunda en que no se llevan a cabo las medidas del protocolo Covid”, señala Bouadi. También apunta a que “no se están haciendo cribados en los centros” y critica que los datos sobre el coronavirus se estén dando con mucho retraso.

“Las bajas Covid son unos diez días máximo y esas bajas de corta duración no se cubren nunca”, destaca Encarna de la Chica, portavoz de la Federación de Enseñanza de UGT Málaga. “No se ha hecho un sistema específico para este curso de cobertura de bajas y en algunos centros que hemos visitado tiene plantas que están vacías”, señala.

De la Chica apunta igualmente que el “apagón informativo” que sufre ante la falta de datos agobia a los profesionales de la enseñanza, que “tienen un estrés tremendo”. “En la Junta de Personal pedimos que todos los meses nos pasasen un informe sobre la incidencia del virus en las aulas y nunca lo han hecho”, añade De la Chica.

En previsión del aumento en el número de bajas del profesorado como consecuencia de la pandemia, la Consejería de Educación ha destinado casi 200 millones a sustituciones en Andalucía, 39 millones más que el pasado año. Desde Educación aseguran que “desde que los centros solicitan la cobertura de la baja en un plazo de seis días se cubre por SIPRI”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios