Málaga

Casi 240 familias de Málaga este pierden la atención temprana en un centro del Limonar

  • El CAIT Vithas Málaga, abierto en 2017, se queda fuera del concurso público de la Junta

  • Los usuarios piden seguir con los mismos terapeutas y el trabajo ya iniciado hace años

Una pequeña en terapia en el CAIT Vithas Málaga. Una pequeña en terapia en el CAIT Vithas Málaga.

Una pequeña en terapia en el CAIT Vithas Málaga.

Noa tiene síndrome de Turner. Nació prematura, con menos de siete meses, y a los cinco empezó en el centro de atención infantil temprana CAIT Vithas Málaga con fisioterapia. Desde entonces acude semanalmente, avanza y son parte de su familia. “Noa tenía un 2% de posibilidades de nacer, ella es un milagro, está muy bien pero detrás de esto hay un intenso trabajo de sus padres y de sus terapeutas”, explica su madre, Carolina Santisteban. A finales de mes cerrará el servicio porque ha quedado fuera del concurso público de la Junta y las 230 familias usuarias viven el cambio con mucha incertidumbre. 

“Noa entra en el centro y siente que es su casa y eso facilita el trabajo, además son una red de apoyo para los padres”, agrega. Y señala que “a las familias no nos han comunicado nada desde la Junta, no sabemos qué pasa con nosotros a partir de marzo”, lamenta Carolina. También señala la “poca lógica” que den las plazas a otros centros que no trabajan en la zona y dejen sin servicio a los que llevan cuatro años tratando a los menores.

“A mitad de curso haces un cambio tan brutal para un niño de estas características, de 0 a 6 años, con problemas importantes, no entiendo lo que está pasando, ni yo ni ningún padre”, añade y critica la falta de información a las familias y de previsión. “Nos trasladarán a otros centros que tienen que absorber a unos 400 niños y van a estar hipersaturados, todo esto es bastante angustioso”, señala.

Mónica Pérez es la madre de un pequeño de 4 años con trastorno del espectro autista. “Adrián tiene una química y una conexión con su terapeuta muy grande, para él es alguien de la familia. Se nos hace muy cuesta arriba, me preocupa mucho que no esté con ella a partir de ahora”, lamenta esta madre.

Como Carolina, subraya que no les ha llegado información oficial ninguna. “Solo sabemos que el centro cierra a finales de febrero y nos quedamos a la deriva, ahora tenemos que cambiar a un centro nuevo, con un terapeuta nuevo para un niño al que le afectan enormemente los cambios”, lamenta Mónica. “No sabemos dónde, con quién, ni cuándo nos van a avisar para continuar con la atención temprana y a estos niños no les viene bien el parón en su trabajo, creo que no lo han pensado mucho en los niños a la hora de tomar la decisión”, critica esta madre.

Para ella, que el centro siguiera abierto y Adrián continuara con su terapeuta Mariló “sería un sueño, la mejor noticia que me podrían dar”, comenta emocionada. Pero, aunque la resolución es provisional y los centros presentaron sus alegaciones, no tiene muchas esperanzas.

Lo que sí tiene claro es que quiere continuar con la atención en el sistema público. “Si fuese solo esto haríamos el esfuerzo, pero es que el niño también tiene logopedia, terapia ocupacional y profesor sombra, conlleva unos gastos tremendos y no podemos permitir que nos quiten la atención que necesitamos para nuestros hijos”.

Ningún menor se quedará sin el servicio

Desde la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía explican que la licitación de centros de Atención Temprana no se encuentra todavía resuelta, pero de cualquier modo "se garantiza la prestación de este servicio por lo que ningún menor que requiera atención temprana se quedará sin la prestación del mismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios