Málaga

La Junta fecha la llegada del Metro de Málaga al Centro el 30 de junio de 2022 y a finales de 2027, al Civil

  • Este es el calendario que ya maneja oficialmente la Consejería de Fomento para finalizar la infraestructura

  • El mismo forma parte de una nueva modificación del contrato de concesión

Dos trenes del Metro de Málaga, en el tramo en superficie de la Universidad. Dos trenes del Metro de Málaga, en el tramo en superficie de la Universidad.

Dos trenes del Metro de Málaga, en el tramo en superficie de la Universidad. / Javier Albiñana

La Junta de Andalucía fija ya oficialmente para el 30 de junio del año 2022 la llegada del Metro de Málaga al Centro de la ciudad. Por vez primera, la Administración regional se atreve a poner negro sobre blanco un calendario de terminación de la infraestructura ferroviaria ahora en ejecución, que incluye el trazado que se extiende entre la estación de El Perchel, en la zona de Renfe, y la Alameda Principal.

De igual modo, el Gobierno regional marca para el 31 de diciembre de 2027 la finalización del ramal soterrado proyectado hasta el entorno del Hospital Civil; es decir, a poco más de siete años vista. Esta fecha viene a coincidir con las manejadas por la Consejería de Salud para la apertura del tercer hospital de la Costa del Sol, que se pretende levantar en este mismo entorno.

Estos son los últimos calendarios establecidos por la Consejería de Fomento, tal y como se recoge en un dictamen emitido por el Consejo Consultivo de Andalucía, que data del pasado 30 de septiembre. Dicho documento, al que tuvo acceso este periódico, se justifica en la petición formal que hace el departamento dirigido por la consejera Marifrán Carazo de modificar el contrato de concesión vigente en la actualidad con la empresa explotadora del sistema ferroviario, Metro Málaga.

En su pronunciamiento, el Consultivo avala la pretensión de la Junta de reajustar las fechas de puesta en servicio de los tramos pendientes de materialización. Grosso modo, a lo que da validez el ente es a la adaptación del contrato de concesión "a los retrasos que se han producido en la ejecución de las obras pendientes de ejecutar respecto a los plazos establecidos en la modificación de julio de 2014".

Una alteración contractual que, como la actual, también introdujo una serie de fechas de terminación de los trabajos que ya se ven claramente superadas. De manera precisa, el anterior acuerdo con las empresas explotadoras obligaba a la Junta a entregar el tajo El Perchel-Guadalmedina el 30 de junio de 2016; el tramo Guadalmedina-Atarazanas, el 31 de octubre de 2017, y el tercer ramal o continuación de la línea 2, Guadalmedina-Hospital Civil, el 31 de octubre de 2017. En todos los casos se incluyó una prórroga hasta el 1 de noviembre de 2020 "en el caso de no haber ejecutado y entregado las obras correspondientes en las primeras fechas".

"Encontrándose próxima la fecha de 1 de noviembre de 2020 sin que se hayan construido y entregado los tramos pendientes (…) es necesario cambiar las condiciones de la concesión de explotación para adaptarla a los nuevos previsibles periodos de explotación efectiva, ya que la concesión de explotación perdura hasta el año 2042", señala de manera textual el dictamen del Consultivo.

Conforme a la modificación validada los dos tramos que separan la llegada del Metro al Centro, El Perchel-Guadalmedina y Guadalmedina-Atarazanas, tienen como nueva "fecha finalización de las obras el 30 de junio de 2022". De cumplirse esta previsión, el salto cualitativo y cuantitativo del Metro tendrá lugar casi ocho años después de su inauguración oficial. El 31 de julio de 2014 fue cuando entró en funcionamiento de manera menguada. Desde ese día y hasta la actualidad, el trazado está limitado entre el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena y la ampliación del campus de la Universidad, con Renfe como punto de unión.

Un plazo que se alarga hasta el 31 de 2027 para la prolongación hasta Hospital Civil. Esta última pieza se encuentra actualmente en fase de redacción del proyecto construcción, quedando por delante un largo periodo de tramitación, así como de obras.

Una de las consecuencias más relevantes de la nueva alteración del contrato es que el denominado periodo transitorio, en el que la Junta queda obligada a compensar económicamente a la concesionaria por los retrasos en la puesta en servicio del proyecto, se alargará hasta la llegada de la infraestructura a la zona norte. Hasta la fecha esta figura se ha traducido en varios cientos de millones de euros, liberando a la explotadora de cualquier riesgo y ventura en cuanto a la demanda del ferrocarril urbano.

En este sentido, el documento del Consultivo señala que la modificación planteada requiere "un reajuste del equilibrio económico-financiero derivado de la reducción del tiempo durante el cual se va a explotar realmente con el transporte efectivo de viajeros". "Queda justificada en el expediente la incidencia que tiene en el equilibrio económico financiero", se incide.

Y para ello, se han de tomar en consideración varios elementos, caso del "desplazamiento en el nuevo calendario de entrega previsto de los costes de explotación y los efectos sobre las reinversiones derivadas del soterramiento del trazado Guadalmedina-Hospital Civil; el nuevo modelo de demanda de viajeros atendiendo a los nuevos plazos y a las diferentes circunstancias constatadas respecto a los hábitos de desplazamientos de la población; el abono durante el periodo transitorio (desde el 1 de noviembre de 2020 hasta la entrega para explotación de los tramos pendientes a las fechas reseñadas anteriormente) de una aportación económica por parte del ente público en compensación por la falta de explotación efectiva; o el retraso en la adquisición del material móvil necesario para la explotación, entre otros datos a tener en cuenta".

Es igualmente relevante que, según el Consultivo, queda "acreditado y justificado en el expediente" que el reajuste del plan económico-financiero del proyecto desde el año 2021 hasta el 2042 (fecha en la que termina la concesión de la explotación) "arroja un ahorro en las aportaciones del ente público de 90.425.468 euros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios