Málaga

La flota VTC vuelve a crecer en Málaga a pesar de la crisis del Covid

  • Cierra 2020 con 1.884 turismos con conductor, 234 más que un año antes; hay 2.690 taxis 

Protesta de taxistas contra vehículos VTC, junto a la estación María Zambrano. Protesta de taxistas contra vehículos VTC, junto a la estación María Zambrano.

Protesta de taxistas contra vehículos VTC, junto a la estación María Zambrano.

La crisis sanitaria generada por el Covid y sus evidentes efectos sobre la economía de la provincia de Málaga no ha impedido que durante 2020 la flota de vehículos de alquiler con conductor, los bautizados como VTC, haya vuelto a crecer. En concreto, en el arranque del presente mes de enero, según los datos oficiales publicados por el Ministerio de Fomento, son 1.884 los turismos de este tipo registrados en la provincia, 234 más que en el mismo mes del año pasado. Frente a ello, 2.690 taxis, apenas cuatro más en este mismo intervalo.

Conforme a estos parámetros estadísticos, el territorio malagueño es el que menor proporción de taxis respecto a VTC tiene en toda España. La misma se reduce a poco más de 1,4 taxis por cada vehículo con conductor, principalmente vinculados a compañías como Uber y Cabify. Hace un año este valor era de algo más de 1,6.

La tendencia al alza es evidente en los últimos ejercicios. Muestra de ello es que el dato de principios de 2020 incluía un crecimiento de 466 respecto al año anterior. Otro valor que permite poner en contexto el peso que en las últimas anualidades tiene este modelo de movilidad, altamente contestado por el sector del taxi, es que en enero de 2018, hace ahora tres años, el número de VTC que circulaban por la provincia eran apenas 675. En este intervalo de tiempo, el incremento es del 179%. Una de las causas principales en esta variación coincidió con la llegada de Uber a la Costa del Sol a mediados de 2018.

Tomando como referencia la cifra actualizada, puede concluirse igualmente que la variación en Málaga es significativamente superior a la del resto de provincias españolas. Al menos en términos absolutos. Los dos espacios con mayor número de vehículos VTC siguen siendo Madrid y Barcelona. La primera con 8.309, aunque con una flota de taxis de 15.704. Esto hace una proporción de un VTC por casi 1,9 taxis; en la provincia catalana, los VTC son 2.326, frente a 11.880 taxis, lo que hace una proporción de un VC por cada 5,1 taxis.

A esto hay que añadir el hecho de que, según los datos del Ministerio de Transporte, en Madrid la cifra de VTC registrados al finalizar el año es incluso inferior a la de finales de 2019. Los actuales 8.309 contrastan con los 8.312. En Barcelona ocurre algo semejante, ya que a principios de enero de 2020 se contaban 2.344 frente a los 2.326 actuales.

De las grandes ciudades españolas, donde más presencia de VTC hay, la urbe que más crece desde el punto de vista porcentual es Zaragoza, con un 57% más. En su caso, pasa a disponer de 237, 86 más que a inicios del año pasado. En su caso la proporción es de un VTC por cada 8 taxis.

También crecen Sevilla, con 98 más (un total de 422), y Murcia, con 24 más (125 en total). Por el contrario, descienden los datos en Madrid, Barcelona, Cádiz, con 22 menos (un total de 135), Valencia, con 37 menos (162 en total). Y sobre todo, Alicante, donde la flota de VTC pierde 109 integrantes, quedando en 362.

En buena medida, el aumento aquí apuntado en Málaga puede deberse al mantenimiento del goteo de autorizaciones tras las sentencias favorables de hace varios años. Porque la posición de la Administración es la de no permitir más licencias de este tipo, tras la aprobación de la ley que fuerza a regular el sector, buscando una proporción de 1 taxi por cada 30 VTC.

Desde el sector del taxi, se mantiene la denuncia sobre la libertad de movimiento que tienen estos vehículos. Y ello a pesar de los acuerdos alcanzados por las distintas administraciones para acotar su circulación. "En 2020 no se ha hecho nada sobre el control de las VTC", explicaba Guillermo Díaz, presidente de Aumat. Según expuso, si bien en los primeros meses de la pandemia los VTC redujeron su actividad, después empezaron a actuar "como verdaderos piratas, están campando a sus anchas". "No se ha hecho control sobre ellos, ni en la estación de autobuses, ni en Vialia ni en el aeropuerto", se quejó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios