Diputado nacional de Cs por Málaga Guillermo Díaz: “La unidad de España no es cuestión de izquierdas o derechas”

  • Guillermo Díaz hace repaso de su trayectoria y habla de la situación actual de su partido y del país

Guillermo Díaz, momentos antes de una entrevista. Guillermo Díaz, momentos antes de una entrevista.

Guillermo Díaz, momentos antes de una entrevista. / Javier Albiñana (Málaga)

Guillermo Díaz, diputado nacional de Cs por Málaga, ha pasado por muchos asientos: el de la Universidad como estudiante, luego, el de grandes salas de cine como gerente y, la última de ellas, el del Congreso como Diputado de Ciudadanos. Pero la próxima se torna aún más ambiciosa, la de ocupar un sitio al lado de Rivera desde la dirección nacional del partido.

–¿Cómo asume esta nueva responsabilidad?

–Muy contento, por la confianza que demuestra tanto la dirección nacional como mis compañeros del consejo general en mí. Feliz de asumir este desafío.

–¿Cómo se ha curtido este camino hasta llegar hasta aquí?

–Soy licenciado en Derecho y he trabajado casi toda mi carrera profesional en la exhibición de cines. Lo que me ocurrió fue que desde que Cs surgiera en Cataluña como una alternativa al nacionalismo, yo me empecé a fijar en ellos. Cuando pegaron el salto a la política nacional decidí incorporarme al proyecto, pero nunca pensé que iba a estar donde estoy. La vida en general está llena de sorpresas, esta es una de ellas y de las más agradables.

–Después de las dimisiones, ¿cree que el partido se encuentra en plena crisis interna?

–No. Hay tres hechos fundamentales. Se han producido dimisiones porque ha habido un par de personas que han cambiado de criterio respecto a lo que se decidió en una ejecutiva antes de las elecciones. También hay cuestiones de responsabilidad o la conveniencia de incluir nuevos perfiles. Por otra parte, el partido ha crecido mucho y necesitamos una ejecutiva más amplia que pueda llegar a más sitios.

–¿Piensa que el votante de Cs está de acuerdo con que no se forme Gobierno?

–El votante de Cs votó sabiendo que iba a votar no a la investidura de Sánchez. Ciudadanos es un partido que tiene como razón de ser el hacer frente al nacionalismo como mal endémico de España y de Europa. Pedro Sánchez ha optado por desalojar a un Gobierno de España apoyado en todos los nacionalistas y populistas y está evitando que haya un Gobierno constitucionalista en Navarra con el peor partido, que es e de Otegui, humillando a las víctimas del terrorismo. Es una aberración política inédita, nunca un partido democrático había hecho esto. Una persona que hace eso, no puede pretender nunca el apoyo de Cs.

–¿No siente su partido la responsabilidad de desatascar el bloqueo político?

–El responsable de formar gobierno es el PSOE, yo no concibo que haya otra responsabilidad de que no haya gobierno que la de Pedro Sánchez con el baile de las sillas y el juego de ambiciones que ha llevado a cabo con Pablo Iglesias.

–¿No piensa que los votantes se han podido alejar del partido a medida que Cs iba cambiando a una vertiente más populista?

–La cuestión es que no ha habido un cambio. Esos votantes sabían lo que íbamos a hacer, con lo cual tendría que cambiar el votante, no nosotros. No creo que se produzca ese alejamiento y estoy convencido de que los votantes de ciudadanos están satisfechos.

–¿No se ha movido Cs hacia la derecha?

–Nosotros no nos sentimos parte de la derecha. Somos un proyecto liberal que surge con ideas propias, en un espacio político propio, que defiende la gestación subrogada, los derechos del colectivo LGTBI y una regulación de la muerte digna. Tenemos un plan muy ambicioso de políticas de bienestar animal, de protección de los animales. Así que no nos sentimos encuadrados en esa definición de derecha porque sencillamente defendamos la unidad de España, que no es cuestión de derechas o de izquierdas, es una cuestión de libertad de todos los españoles.

–¿Cómo explicaría a un trabajador que la clase política no ha sido capaz de formar gobierno?

–El encargo de formar gobierno lo tiene Sánchez, que ha tenido como socio prioritario a Pablo Iglesias. A ver cómo explican ellos que han estado toda la negociación hablando de quién es vicepresidente o qué silla tengo. Yo invito a que miren los acuerdos de todos los gobiernos en los que estamos. Lo primero que firmamos es un acuerdo programático, con propuestas favorables al trabajador y después se hablaba de los puestos. Sánchez e Iglesias han hecho todo lo contrario, se han tirado las sillas a la cabeza y no han hablado de los problemas del trabajador.

–¿Cómo va a afrontar Ciudadanos el próximo curso político tanto en Málaga como a nivel nacional?

–Con mucho trabajo. Hemos presentado tres leyes en el Congreso de un claro carácter modernizador y renovador: una ley para que no haya homenajes a los terroristas, una ley para regular la gestación subrogada y una ley de apoyo a todos los tipos de familias, para nosotros el componente esencial de una familia es el amor. Ese es el camino que nos estamos marcando. Ya hemos empezado a trabajar para Málaga de cuestiones que nos interesan como el abastecimiento de agua, la protección de las playas o el cuidado de nuestras infraestructuras; o sea, nos hemos puesto a trabajar ya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios