Plan antirruido

Los hosteleros mantienen la amenaza de protestas tras reunirse con el alcalde

  • Los empresarios no logran arrancar ningún compromiso a De la Torre, más allá de que acudirá a la asamblea del miércoles

Reunión de los representantes de hosteleros con el alcalde. Reunión de los representantes de hosteleros con el alcalde.

Reunión de los representantes de hosteleros con el alcalde. / M. H.

Los responsables de la asociación de hostelería de Málaga (Mahos) mantuvieron ayer un primer acercamiento con el alcalde, Francisco de la Torre, para tratar de avanzar en una solución que permita desbloquear el conflicto generado a raíz de la decisión del Ayuntamiento de declarar 98 calles del Centro y cinco de Teatinos como zonas acústicamente saturadas (ZAS).

La reunión, en la que también participó el edil de Medio Ambiente, José del Río, sirvió a los empresarios para exponer al regidor su punto de vista y “el sentir del sector”, aunque por el momento no han logrado arrancarle ningún compromiso y, por tanto, mantienen la amenaza de protestas anunciada para el día del encendido navideño.

Tras este encuentro, el presidente de Mahos, Javier Frutos, valoró que lo “único” positivo es que “el alcalde se abre al diálogo como interlocutor”. Precisamente ésta era una de las cosas que los hosteleros echaban de menos ya que “nunca habíamos podido hablar con él”.

En este sentido, Frutos también criticó “la poca comunicación que hemos tenido con la concejala del Distrito Centro –Gemma del Corral–”, quien, añadió, “tampoco se ha sentado nunca porque parece que desde el principio tomó partido en contra nuestra”.

La reunión sirvió a los empresarios para trasladar al regidor “el sentir del sector”

Según explicó Frutos, el encuentro se desarrolló con un carácter “más bien pedagógico” por parte de los hosteleros, que aprovecharon la ocasión para explicar a De la Torre su punto de vista y para argumentar sus preocupaciones sobre los perjuicios económicos que les podría suponer la aplicación del plan antirruido diseñado por el Consistorio. “Nos ha servido para exponer técnicamente por qué hemos llegado a esta situación”, resumió Frutos.

Más allá de eso, todo sigue igual. “Por parte del Ayuntamiento no tenemos ningún tipo de comunicación distinta”, subrayó Frutos, insistiendo en que “estamos donde estábamos”.

De hecho, según el representante de los hosteleros malagueños, De la Torre no se ha comprometido a nada con ellos, aunque sí avanzó que acudirá a la asamblea del próximo miércoles, fijada para las 17.00, en la que los hosteleros tienen previsto decidir en votación las medidas de protesta a realizar el día 30 de noviembre, coincidiendo con el encendido del alumbrado navideño. Las opciones planteadas son: o cerrar o permanecer abiertos las 24 horas del día.

Los hosteleros esperan ahora a que el alcalde estudie toda la documentación que le entregaron ayer y que les dé alguna respuesta el miércoles durante la misma asamblea. “Dejemos que el alcalde hable, y ya veremos qué decisión tomamos”, concluyó Frutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios