Málaga

El claustro del instituto Ben al Jatib protesta por la agresión verbal del padre de las alumnas expulsadas por la mascarilla

Uno de los docentes del centro sostiene un cartel en la protesta. Uno de los docentes del centro sostiene un cartel en la protesta.

Uno de los docentes del centro sostiene un cartel en la protesta. / Marilú Báez (Málaga)

Este lunes a la hora del recreo un buen número de profesores del instituto Ben al Jatib de la Cala del Moral, en Rincón de la Victoria, han salido a las puertas del centro a protestar por la "agresión verbal" sufrida estos días en redes sociales y medios de comunicación por parte del padre de dos alumnas que fueron expulsadas durante diez días por negarse reiteradamente a llevar la mascarilla puesta durante el tiempo del recreo. 

También acudieron padres, sindicatos y concejales del Ayuntamiento de la localidad para dar su apoyo al centro y al director, contra el que la familia de las menores ha interpuesto una denuncia penal, según explicaban en un escrito. No obstante, la concentración fue disuelta por la Policía ante la falta de permiso para su realización en la vía pública. Los docentes fueron obligados a regresar dentro del centro. En la puerta de entrada se leyó un manifiesto. 

"El protocolo Covid del dentro impide estar en el recreo sin mascarilla, salvo en el momento de tomar el bocadillo y ellas tienen el planteamiento de no llevarla", explica Leopoldo Moreno, uno de los profesores. "Tras varias advertencias y amonestaciones leves ha pasado a una grave y ha habido una expulsión reciente", agrega. 

"Esto se trata de responsabilidad y de respeto a los demás, únicamente, es incoherente lo que está pasando. No hay otro modo de actuar en estos momentos de la pandemia que con mucha responsabilidad", añade otro docente. "Aquí no somos una o dos personas, aquí somos muchos y, o vamos todos a una, o no hacemos nada. El llevar una mascarilla y no un bozal, como alega el padre, es de respeto hacia los demás y de responsabilidad", reitera el profesor. 

Lectura del manifiesto en el IES Bel al Jatib este lunes. Lectura del manifiesto en el IES Bel al Jatib este lunes.

Lectura del manifiesto en el IES Bel al Jatib este lunes. / Marilú Báez (Rincón de la Victoria)

Para uno de los profesores de Filosofía del centro "cumplir las normas es un principio básico de la convivencia ciudadana, que a veces se nos olvida lo que significa vivir en un estado de derecho". 

La concejala Rocío Calderón, portavoz de Izquierda Unida en el Consistorio de Rincón de la Victoria, también ha querido dar su apoyo participando en el acto. "Los profesores vienen sufriendo desde hace meses esta injusticia que no entendemos, por qué unas menores no acatan las normas para no contagiarnos unos de otros", dice. Y considera la edil que "sabemos el bajo índice que hay de contagios en los centros educativos debido a la buena gestión que se está haciendo desde dentro y creo que no es oportuno todo esto que se ha montado". 

María Galán, madre del centro, defiende el uso de la mascarilla y asegura que "entiendo que la mascarilla es muy molesta, pero el centro está haciendo todo lo posible para que la educación de nuestros hijos continúe y gracias a la mascarilla y al correcto seguimiento de las normas el colegio puede seguir abierto y dando clases presenciales". Y apunta que "los padres dicen que es un bozal y no es eso, nosotros llevamos una mascarilla para intentar controlar la pandemia y salvar vidas, no me parece lógico que sus hijas se la quiten porque tengan que tomar el aire". 

Mascarillas quitadas solo si hay distancia

Antonio Martín, padre de las menores, también ha acudido esta mañana a las puertas del centro y ha denunciado a la Policía la "ilegalidad de la protesta", dice, por la falta de comunicación y permiso de las autoridades. El progenitor explica que sus hijas "llevan la mascarilla en todo momento, solo se la quitan en el recreo, nada más, y guardando la distancia de seguridad, cuando quieren estar con sus compañeros se la ponen, ese es todo el conflicto". 

Antonio Martín, padre de las menores, habla con la Policía Local y la Guardia Civil. Antonio Martín, padre de las menores, habla con la Policía Local y la Guardia Civil.

Antonio Martín, padre de las menores, habla con la Policía Local y la Guardia Civil. / Marilú Báez (Rincón de la Victoria)

También afirma que las niñas "han estado coaccionadas" a diario y que se les negó la solicitud de un permiso para que pudieran salir del centro durante el recreo y pasar la media hora de descanso en su casa, a escasos metros del instituto. 

"Nos dijo que la inspección denegó ese permiso cuando todos sabemos que es mentira, que la inspección no deniega ni se mete en nada, es decisión del director, y en ese momento empezó el proceso de expulsión", relata Martín. 

"Hemos mandado entre 10 y 15 escritos pidiendo la exención de mascarillas, la solicitud de autorización para salir en el recreo, todo para buscar una solución y nunca se nos ha escuchado ni se nos ha respondido, ni desde el centro, ni desde la inspección, ni desde la Delegación de Educación", asegura el padre de las niñas, que estudian primero y segundo de Bachillerato. 

El padre lamenta que la expulsión de diez días se haya producido en periodo de exámenes. "Las han expulsado también de las clases on line, donde no pueden contagiar a nadie, las han sacado del Classroom y están en muchos casos sin acceder a las materias, y eso es ilegal", señala. 

Este próximo viernes vuelven las alumnas del centro y los padres las recogerán para que puedan pasar en casa el descanso. La familia plantea presentar una denuncia contra el centro en los próximos meses y subrayan que una norma de un centro no puede  "ir por delante del decreto 21/20". Martín asegura que sus hijas tienen dermatitis, que se quitan la mascarilla "para poder respirar" y que cumplen la ley porque siempre que no la usan mantienen la distancia de seguridad. 

La Consejería lleva el caso a la autoridad judicial

La Consejería de Educación y Deporte, a través de la Delegación Territorial de Málaga, ha comunicado que va a poner en conocimiento de la autoridad judicial toda la información recabada acerca del caso de dos alumnas expulsadas por su negativa reiterada a llevar la mascarilla durante el recreo, como así estipulan las normas del centro educativo, y la normativa vigente tanto de la Consejería de Salud y Familias como del Ministerio de Sanidad en el contexto de pandemia por el Covid-19.

Padres y docentes se concentran en apoyo al centro este lunes. Padres y docentes se concentran en apoyo al centro este lunes.

Padres y docentes se concentran en apoyo al centro este lunes. / Marilú Báez (Rincón de la Victoria)

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha trasladado este lunes en conversación telefónica su apoyo y el de todo su departamento al director del centro y su equipo directivo, y ha subrayado que la Consejería no va a permitir bajo ningún concepto que ningún docente, equipo directivo o miembro de la inspección educativa se sienta amenazado en el desempeño de sus funciones, entre las que están velar por el cumplimiento estricto de las normas de convivencia y los protocolos de prevención de la salud en plena pandemia, y que han contribuido a garantizar la seguridad de toda la comunidad educativa en el curso escolar más complejo de la historia.

"Si los centros educativos son probablemente los espacios más seguros en esta pandemia, es por el cumplimiento de las normas y el sentido de la responsabilidad, colaboración y empatía por parte de toda la comunidad educativa, con el objetivo común de proteger y garantizar el derecho a la educación de nuestros hijos e hijas", consideran desde la Consejería de Educación. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios