Málaga

La irrupción de Vox abre un nuevo escenario político en la provincia de Málaga

  • La formación de Abascal es primera o segunda fuerza en 44 municipios

  • En el PP cree que es una "ola" semejante a las de Podemos y Cs

  • El PSOE admite preocupación y dice que "combatirá" sus ideas

Imagen de la noche electoral del pasado domingo en la sede de Vox. Imagen de la noche electoral del pasado domingo en la sede de Vox.

Imagen de la noche electoral del pasado domingo en la sede de Vox. / Conchi García

No hubo sorpasso en la derecha, pero casi. La irrupción de Vox en la provincia remueve el escenario político del último lustro. Los resultados cosechados en las urnas este domingo, en lo que ha sido una especie de segunda vuelta sobre los comicios del 28 de abril, parecen consolidar un proyecto ultra conservador, que devora a Ciudadanos en territorio malagueño. El trasvase de votos de una a otra formación es un hecho cierto. El interrogante es si a medio plazo la apuesta de Santiago Abascal se mantendrá o, como ha ocurrido ahora con la formación naranja, se desinfla.

Vox queda como tercer partido en la provincia, pero apenas 800 votos por debajo de los populares. Más allá de los números objetivos, el crecimiento exponencial de Vox se deja sentir de manera directa en once localidades en las que pasa a ser la más votada, incluida Estepona, Alhaurín de la Torre y Alhaurín el Grande, feudos tradicionalmente populares. En otros 33 municipios fue la segunda fuerza, llegando a estar por encima del PP e Marbella, Mijas y Vélez, por ejemplo.

Incluso en Málaga capital es referencia en barrios tradicionalmente obreros, como Carretera de Cádiz, Málaga Norte y la Ronda Intermedia-Campanillas. Si bien es cierto que no es el más votado en ninguno de los once distritos electorales de la ciudad (en siete es el PSOE y en cuatro el PP) hay siete en los que pasa a ser segunda fuerza; en cinco, por delante del PP.

La contundencia del porcentaje de papeletas obtenido, el 21,49% (casi 7,5 puntos más que en abril), constata que el mensaje de Abascal ha calado. Y aunque lo hace principalmente disuadiendo la base que ha abandonado a Cs, amenaza el liderazgo de los populares. La candidatura encabezada por Pablo Montesinos crece respecto a abril, cuando obtuvo los peores resultados en la historia de la formación en unos comicios nacionales.

La satisfacción de los populares, evidente por ganar un diputado más (de dos pasan a tres), no obstante, no esconde su incapacidad para convencer a los electores que confiaron en este partido en las municipales de mayo. En esa cita, el 36,64% del electorado de la provincia eligió la papeleta del PP, 15 puntos más que este domingo. El caso de Estepona es paradigmático, donde José María García Urbano fue elegido como el alcalde con mayor apoyo a nivel nacional. Asimismo, en la capital de la Costa del Sol, donde Francisco de la Torre ganó las elecciones locales, el PP queda a 18 puntos del resultado de las municipales.

"Vox ha pillado una tormenta perfecta, con Cataluña y la exhumación de Franco", comentan en el PP

¿Preocupa lo ocurrido en el PP? Internamente se asume cierta preocupación porque provoca la división del voto en el espectro centro-derecha, aunque acotan la incidencia a los comicios nacionales. "Ya se ha visto lo ocurrido en las autonómicas y las municipales", indicaron fuentes populares. De manera gráfica añadieron: "en los últimos años ha habido tres olas, la de Podemos, la de Ciudadanos y ahora la de Vox y todas han acabado en resaca". "Es un momento de moda provocada por el aliento que le ha dado el PSOE; entendemos que es una ola que pasará; Vox ha pillado una tormenta perfecta, con Cataluña y la exhumación de Franco como elementos protagonistas", apostillaron.

Oficialmente, José Ramón Carmona, coordinador general y portavoz del PP en Málaga, pone en valor la subida lograda por la formación en las nacionales, alcanzando "el objetivo mínimo" marcado de subir un diputado y recortando en cinco puntos (45.000 votos) la diferencia con el PSOE. En esta línea, subraya que el PP de Málaga es el que más crece en toda Andalucía. En relación con Vox, se mostró convencido de que si hoy se repitiesen las elecciones muchos de los electores que optaron por Vox o por Cs "concentrarían el voto en el PP".

La lectura que se hace en el PSOE es también de "preocupación". "Llevamos advirtiendo de lo que puede pasar con Vox desde hace más de un año; parece que lo hemos introducido nosotros en campaña, pero no es así; hay determinadas políticas de confrontación que estaban creando un caldo de cultivo esencial para este populismo", explicó José Luis Ruiz Espejo, secretario provincial de los socialistas malagueños.

"En Andalucía le están pisando los talones al PP; era algo que estábamos percibiendo", dijo el dirigente provincial, quien aseguró que su partido "combatirá las ideas de Vox". Respecto a los resultados del domingo, se mostró "satisfecho", señalando que los objetivos eran volver a ganar las elecciones y mantener el número de asientos en el Congreso.

En la misma línea, Guzmán Ahumada, coordinador provincial de IU, mostró sus dudas ante lo que pueda ocurrir. "Nos preocupa el ascenso de Vox porque da lugar a un discurso fácil de asimilar cuando hay miseria; agarrarse a un discurso populista es fácil de cara hacia afuera, pero hacia dentro sus planes van en contra de la clase trabajadora", admitía. Ante esta situación, subrayó la necesidad de que los partidos se impongan como principal "reto poner freno a la derecha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios