Municipal

Juan Cassá: el Messi del Ayuntamiento de Málaga

  • El concejal no adscrito se embolsó ayer 500 euros por asistir a un pleno de tres minutos y una comisión

Juan Cassá en una imagen de archivo. Juan Cassá en una imagen de archivo.

Juan Cassá en una imagen de archivo. / Javier Albiñana (Málaga)

No habla en los plenos, no presenta medidas, pero el dedo con el que vota le permite al PP mantener la alcaldía en uno de los principales ayuntamientos de España y eso hay que pagarlo, con la salvedad de que el dinero es público. El concejal no adscrito Juan Cassá se embolsó ayer 500 euros por asistir a un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Málaga que duró, literalmente, tres minutos y previamente a una comisión de economía que se prolongó un poco más de una hora. Es el Messi del Consistorio, pues cobra los minutos a precio prácticamente de oro con la particularidad además de que no requiere ningún protagonismo, solo decir que sí a lo que propone el PP en el momento de la votación. También podría votar en contra, aunque Cassá ya dijo en su única intervención en el Pleno municipal -allá por julio- que era leal a Francisco de la Torre.

La jornada de ayer fue redonda para el asturiano. Hubo una comisión de pleno extraordinaria de Economía para tratar, entre otros aspectos, el plan económico-financiero propuesto por el equipo de gobierno -formado por el PP y Ciudadanos- para los años 2020 y 2021 como exigencia legal tras haber superado en 2019 la regla de gasto en 12 millones de euros. La comisión tuvo algunos momentos tensos. Cassá asistió y cobrará 250 euros por ello.

Unos minutos más tarde, pasado el mediodía, se había convocado el pleno extraordinario para aprobar ese plan económico. Como ya se había debatido todo y cada partido había expuesto su versión, el pleno duró tres minutos de reloj, lo que se tardó en votar varios puntos. Cassá tampoco habló, pero sí votó a favor del PP en los puntos correspondientes y la tasa por asistir a un pleno extraordinario son otros 250 euros. Cada minuto de Cassá en el pleno extraordinario les salió a los contribuyentes por 83 euros. Una mañana bastante provechosa para Cassá, que ya ingresa 93.000 euros anuales por ser portavoz del equipo de gobierno en la Diputación y como concejal.

Este mes de octubre ganará 2.000 euros extra a su buen sueldo en la Diputación

Los cobros extra nunca vienen mal y Cassá se va a hinchar este mes. Al no tener dedicación exclusiva en el Ayuntamiento factura aparte su asistencia a las comisiones y los plenos. En octubre participa en cuatro comisiones -Medio Ambiente, Urbanismo, Cultura y Economía- a razón de 250 euros cada una. Mil euros, por tanto, asegurados al ser comisiones ordinarias. Pero se le suman la comisión extraordinaria y el pleno extraordinario de ayer -500 euros en total- y los 500 euros que ingresará por el pleno ordinario. En total, 2.000 euros extra a su sueldo.

El mes de noviembre también se presenta prometedor para su cuenta personal porque, a las cuatro comisiones y el pleno ordinario de cada mes -1.500 euros- se le unirá otro pleno extraordinario el 3 de noviembre para tratar el tema del Astoria, otros 250 euros para el bolsillo.

Cassá no está haciendo nada ilegal. Al contrario. Cobra lo que le corresponde por asistir a estos actos del Ayuntamiento. Ciudadanos -el partido por el que Cassá se presentó a la alcaldía en 2019 y que abandonó en mayo para pasar a ser concejal no adscrito- presentó una moción al pleno ordinario de julio solicitando la reducción de la retribución a concejales del Ayuntamiento que ya contaran con dedicación exclusiva en otra administración pública. Un torpedo a la línea de flotación de Cassá. La formación naranja pidió que se abonaran, como mucho, 50 euros por sesión y, de paso, que se declarara tránsfuga a Cassá. La moción salió adelante con los únicos votos en contra del PP y, lógicamente, de Cassá pero, por ahora, esa reducción no se ha hecho efectiva.

Aquel 30 de julio fue el único en que el ex líder de la formación naranja se explayó a gusto en el Pleno. “Se ha dicho que robo, que soy un chantajista y lo que gano son 30 euros más al mes. He estado siempre trabajando en todos los plenos y comisiones y ser concejal no adscrito es un derecho institucional”, recalcó, añadiendo que “he apoyado, apoyo y apoyaré al PP a nivel provincial y a Francisco de la Torre como alcalde”. De la Torre también le apoya a él -tampoco le queda otra- aunque eso le suponga enfrentarse a Noelia Losada, portavoz de Ciudadanos y concejala en el equipo de gobierno. Al PP le interesa, por ahora, cuidar a Cassá y el alcalde hasta le ha puesto un despacho alejado del Consistorio. En 2023 habrá elecciones municipales. Lo lógico, desde un punto de vista de supervivencia política, sería que Cassá intente entrar en las listas del PP y habrá que ver si el partido presidido por Elías Bendodo cede o no a sus pretensiones. El tiempo dirá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios