Economía

Gran tapón en el juzgado mercantil de Málaga: no da abasto y teme otra avalancha de concursos en verano

  • Pese a que el año pasado consiguió resolver más de 2.200 expedientes aún quedan más de 3.000 casos pendientes 

  • La subida de los costes o la devolución de los créditos ICO, entre otros factores, provocará el concurso de muchas empresas en los próximos meses

Una trabajadora organiza unos archivos en el juzgado mercantil de Málaga.

Una trabajadora organiza unos archivos en el juzgado mercantil de Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

En los juzgados mercantiles de Málaga pasa como en aquel videojuego de un fontanero en el que, por mucho que arreglara una tubería, había otras dos de las que seguía brotando agua a la vez. El muñeco iba corriendo de un sitio para otro, pero no daba abasto.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha publicado esta semana su memoria y, en el área de los juzgados mercantiles, hay un dato tan relevante como angustiante. A principios de 2021 había 3.295 causas pendientes en Málaga y durante el año pasado se consiguieron resolver 2.262. Sin embargo, al acabar 2021 todavía quedaban en cartera 3.100 casos pendientes, prácticamente el mismo volumen que al principio ¿Cómo es posible? Porque a lo largo del año pasado registraron 2.063 casos, a una media de de cinco diarios. Es un grifo abierto continuo y así es prácticamente imposible acabarse el vaso. Y lo peor, temen en los juzgados, está por llegar. 

Málaga tenía el año pasado dos juzgados mercantiles pero es tal la saturación que a través del Real Decreto 1052/2021 se ha creado una tercera unidad en Málaga que ha entrado en funcionamiento el pasado 31 de enero. No es lo mismo repartir trabajo entre dos que entre tres pero, aún así, hay tarea para todos. Málaga es la provincia con más casos pendientes en Andalucía, duplicando a Sevilla -donde sí tenían en 2021 tres juzgados mercantiles-. 

El TSJA, en su memoria, subraya que la carga de trabajo de cada juzgado mercantil sobrepasa ampliamente lo que se consideraría normal, pues hay más de 1.000 casos por juzgado en Málaga y la carga de trabajo referencial es de 435 asuntos. 

El interior de un juzgado mercantil de Málaga en una imagen de archivo. El interior de un juzgado mercantil de Málaga en una imagen de archivo.

El interior de un juzgado mercantil de Málaga en una imagen de archivo. / Javier Albiñana (Málaga)

En 2021 ya hubo un aumento de concursos de acreedores y Málaga lidera este triste ranking en la comunidad andaluza con más de un millar de concursos pendientes. Pero esto puede ser el chocolate del loro respecto a lo que se avecina. El tribunal expone claramente que teme una "avalancha de concursos de acreedores" en Málaga y en el resto de juzgados mercantiles andaluces, por lo que habrá otro enorme cuello de botella. "Los concursos de acreedores ya experimentaron una subida importante en 2021 y los expertos auguran una nueva avalancha de solicitudes en los próximos meses ante la coyuntura económica actual teñida por la subida de los precios de la luz y los carburantes, la devolución de los créditos ICO, la conclusión de la prórroga de los ERTE, y la finalización de la moratoria que exime a los deudores en estado de insolvencia de solicitar la declaración de concurso hasta junio", indica el TSJA en su memoria.

El TSJA considera necesario ampliar las plazas judiciales en Andalucía y expone que "parece imprescindible mantener las medidas de refuerzo ya existentes en la jurisdicción mercantil, máxime teniendo en cuenta que estos Juzgados de lo mercantil se enfrentan a una avalancha de casos por los concursos de acreedores suspendidos, cancelaciones de vuelos y de paquetes de viajes turísticos. Estas reclamaciones de usuarios están aumentando de manera exponencial el trabajo ya sobrecargado de estos órganos jurisdiccionales".

Málaga tiene ahora un tercer juzgado mercantil, pero todo apunta a que no será suficiente. Los empresarios y los economistas lo llevan advirtiendo desde hace meses, pues muchas empresas siguen inmersas en una gran incertidumbre económica y tienen su viabilidad muy comprometida

 “Vivimos tiempos muy complejos, marcados por la incertidumbre, también en el plano económico. Es por ello que hacer predicciones resulta a priori complicado. En este contexto, las empresas malagueñas siguen trabajando para sacar adelante su actividad, invertir y generar empleo, si bien es cierto que el impacto de la pandemia sanitaria sigue siendo notorio, acentuado por otras circunstancias por todos conocidas", señala Natalia Sánchez, vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), quien añade que "factores como una nueva ampliación del periodo de carencia de los créditos ICO y la moratoria concursal han venido ayudando a muchas empresas, dándoles tiempo para tratar de recuperarse, y la finalización en junio de esta moratoria va a ser clave para ellas. Por eso, aunque es difícil predecirlo, no podemos descartar que, en efecto, se visualice un mayor número de empresas con dificultades para mantener su actividad y los puestos de trabajo que de ellas dependen”.

Uno de los aspectos negativos de acabar en concurso de acreedores es que, en la inmensa mayoría de los casos, eso supone el cierre y liquidación de la compañía. “Es imposible salvar a las empresas desde el proceso concursal, no funciona. De cada 100 empresas que van a concurso 95 van a liquidación, 5 a convenio y de esas cinco realmente solo se salva una. En verano va a haber una directiva comunitaria adaptada para España pero creemos que no va a resolver nada”, dijo el economista Daniel Pastor el pasado mes de febrero en la presentación del proyecto Andalucía Viable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios