Economía

Málaga inicia el otoño con 183.907 parados y mucha incertidumbre

  • La provincia contabilizó el mes pasado 3.260 desempleados más y va a contracorriente, pues el paro cayó en el total nacional

Un camarero sirve con mascarilla. Un camarero sirve con mascarilla.

Un camarero sirve con mascarilla. / Alberto Domínguez

Málaga ha iniciado el otoño con más parados y, sobre todo, con mucha incertidumbre laboral de cara a los próximos meses por la crisis del sector turístico y hostelero a causa de la pandemia por el Covid-19. La provincia acabó septiembre con 3.260 desempleados más que en agosto, hasta contabilizar un total de 183.907, según los datos oficiales aportados este viernes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

No es, afortunadamente, una cifra récord de parados. De hecho, en Málaga se llegaron a superar de largo los 200.000 desempleados en los peores meses de la anterior crisis económica, pero lo que peor lleva un empresario es la duda, no saber qué ingresos va a tener en las próximas semanas o meses, y eso suele acabar traduciéndose en despidos o en mantenimiento de las plantillas, sin hacer nuevas contrataciones.

El acuerdo alcanzado por el Gobierno, los empresarios y los agentes sociales para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 31 de enero da un respiro, pero la mayoría de los sectores productivos condicionan su futuro a corto plazo a que haya una vacuna o un tratamiento eficaz contra el coronavirus y se recupere la confianza ciudadana y, por tanto, el consumo. Mientras tanto, todo son especulaciones, incertidumbres y dudas, la peor fórmula para un mercado laboral exitoso.

Que suba el paro en Málaga en septiembre puede considerarse hasta normal porque acaban contratos de la temporada turística, que este 2020 ha sido un auténtico desastre con ocupaciones ridículas ratificándose así como el peor verano de la industria turística de la Costa del Sol. No obstante, sí es más preocupante que Málaga vaya a contracorriente de la tendencia nacional. En España el desempleo ha disminuido en 26.329 personas en septiembre y ha habido fuertes descensos en Madrid o Barcelona, dos espejos en los que Málaga se mira con frecuencia para intentar crecer. En Sevilla, otra provincia similar a la malagueña aunque lógicamente con mucho menor tirón turístico, el paro ha descendido en 7.035 personas en septiembre. La provincia española que más se asemeja en condiciones demográficas o económicas a Málaga es Alicante y allí el paro ha aumentado en 637 personas, cinco veces menos que en la Costa del Sol.

Ese incremento del paro en Málaga se debe básicamente al sector servicios, donde hay 3.449 desempleados más. El colectivo de personas sin un empleo anterior también ha colaborado con 696 parados nuevos, aunque es algo previsible en un mes como septiembre en el que, tras el parón veraniego, muchas personas se animan a intentan encontrar un puesto de trabajo. Ha bajado en 507 personas en la construcción, que sigue sobreviviendo a la pandemia con nota, y en 413 personas en la agricultura. 

Más parados y menos afiliados a la Seguridad Social, confirmando un mes malo para Málaga. En septiembre se perdieron 2.525 cotizaciones y ahora hay 607.027 personas dadas de alta.

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, Rocío Blanco, participó este viernes en la presentación de los proyectos en Málaga del plan Andalucía en marcha y apuntó que las previsiones del Producto Interior Bruto (PIB) –que se prevé que tenga una bajada del 15%- y la tasa de desempleo andaluz –de un 28%- no son “nada halagüeñas”. Blanco señaló que son “datos atípicos” que “no reflejan la realidad” debido a la situación actual de la pandemia, y explicó que los servicios han tenido menos empleo este verano y, como consecuencia de ello, la bajada de afiliación a la Seguridad Social en septiembre ha sido “menor” y “significativa”. La consejera de Empleo dijo que la ampliación del tiempo de los ERTE es “un alivio” y “casi una medida de respiración asistida” para el tejido reproductivo de España.

Los empresarios se muestran "muy preocupados" por la situación y CCOO considera que el paro irá a más hasta febrero, superando de nuevo los 200.000 desempleados

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía y Málaga, Javier González de Lara, también ha acudido a ese acto en el que ha afirmado que “el momento es muy preocupante y hay que seguir apostando por la empresa y ponerla en el centro de la toma de decisiones”. González de Lara denunció que en el ámbito nacional “desgraciadamente” se habla de muchas cosas “que no preocupan en exceso” a la ciudadanía y que “pierden tiempo” en sede parlamentaria en cuestiones “baladíes” o que no son “especialmente relevantes”. De Lara aseveró que lo que preocupa a los empresarios es la caída de actividad y el desempleo. “Es difícil predecir la tendencia de los próximos meses con una pandemia”, declaró y resaltó que “no sabemos cómo será” la confluencia en otoño e invierno con otras patologías como la gripe y sería una “frivolidad” hacer previsiones.

El secretario general de CCOO en Málaga, Fernando M. Cubillo, fue otro de los invitados a la presentación del plan Andalucía en marcha y se ha mostrado crítico con la situación laboral actual. "Más del 80% del PIB malagueño está vinculado al turismo por lo que estamos ante una situación de crecimiento del paro que no va a parar en el mes de septiembre, sino que se inicia una caída que nos va a llevar al peor febrero de la historia porque es el mes con menos contratación del año". Cubillo pidió a las Administraciones Públicas y a las empresas que "pongan remedio". "Los empresarios más que quejarse de la situación económica tienen que ser proactivos y retomar el empleo", ha añadido el máximo responsable de CCOO en Málaga, quien cree que se rebasará de nuevo la barrera de los 200.000 parados en la provincia en los próximos meses. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios