Málaga

El nombramiento de Moreno Verdugo como gerente del Regional de Málaga abre un nuevo conflicto entre la Junta y la oposición

  • El PSOE exige a Moreno que cese al consejero de Sanidad y "cambie el rumbo" de su política

  • Prudencia en el sector sanitario de la provincia, que considera su destitución una consecuencia de las protestas de los profesionales

Una de las protestas de sanitarios en el Hospital Regional; arriba a la izquierda, Moreno Verdugo. Una de las protestas de sanitarios en el Hospital Regional; arriba a la izquierda, Moreno Verdugo.

Una de las protestas de sanitarios en el Hospital Regional; arriba a la izquierda, Moreno Verdugo. / M. H.

El nombramiento de Miguel Moreno Verdugo como nuevo gerente del hospital Regional de Málaga, después de haber sido cesado como responsable del SAS, ha sido recibido con prudencia en el sector de la sanidad pública malagueña y ha abierto un nuevo conflicto entre la Junta y la oposición.

Los socialistas han considerado "un castigo a los malagueños y a su sanidad pública" el hecho de que Moreno Verdugo vaya a dirigir el hospital Regional. El secretario general del PSOE, José Luis Ruiz Espejo, ha asegurado que "no nos parece que sea la mejor solución para llevar adelante proyectos como el tercer hospital porque incluso él ha declarado que no está a favor". "No sabemos si es el intento del gobierno de PP y Cs para dinamitar el proyecto", ha apostillado.

Así, ha insistido este lunes en que su cese "confirma el auténtico fracaso del gobierno del PP y Cs en materia sanitaria", apuntando, además, a que el Gobierno andaluz trata así de "tapar las peticiones de cese del consejero, Jesús Aguirre".

Para los socialistas, el problema de la sanidad pública andaluza "provocado por PP y Cs con el apoyo de Vox es por falta de profesionales, de contrataciones y de inversiones".

En este sentido, el PSOE andaluz ha exigido estel unes al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, un "cambio urgente de rumbo" en la política sanitaria del Gobierno regional, y que cese al consejero de Salud, Jesús Aguirre.

Prudencia en el sector sanitario de Málaga

Los sindicatos y el Colegio de Médicos apuntan a que la destitución de Moreno Verdugo como gerente del Servicio Andaluz de Salud, tras haber estado solo diez meses en el cargo, es consecuencia de todas las protestas sanitarias y de una política de contratación del SAS muy cuestionada.

En esa línea se ha pronunciado Rafael González Delgado, secretario general de Sindicato de Sanidad de CCOO Málaga, considera que "el cese ha sido consecuencia de las protestas unánimes por la política de contratación del SAS" y apunta que "como premio de consolación le han dado la gerencia" del hospital Regional. "Habrá que darle los 100 días de gracia, pero esperamos que no aplique todas las medidas restrictivas que ya estaba aplicando en Andalucía", ha añadido.

Para el presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Juan José Sánchez Luque, "más que ceses hacen falta recursos para nuestra sanidad”. “Lo importante es dotar la sanidad con recursos: contratos dignos, sustituciones de bajas y ausencias prolongadas, transformación del complemento de exclusividad, modelo real de autogestión de las unidades de gestión clínica, cronograma de realización de tercer hospital, entre otros”, ha manifestado.

El presidente del Sindicato Médico de Málaga, Antonio Martín, ha afirmado que "nosotros no luchamos contra personas sino contra la política de la consejería y cómo la aplican, pero es verdad que todo lo que habían prometido se perdió del mapa y no se nos daba ningún norte".

Por su parte, Juan José Sánchez, secretario provincial de Satse, señala que "la destitución como gerente del SAS llega en un momento adecuado porque durante su gestión no ha cumplido con las promesas que se hicieron".

El consejero de Presidencia de la Junta, Elías Bendodo, ha salido al paso de la polémica asegurando que el cese de Moreno Verdugo "ni es el primero, ni será el último que se produzca" en el proceso de reestructuración de la sanidad andaluza emprendido por el Ejecutivo desde que tomara posesión de sus cargos.

Así, Bendodo ha aprovechado para recordar que "no se puede arreglar en diez meses lo que no se ha hecho en 37 años de gobierno socialista en Andalucía" una gestión que no ha dudado en calificar de "fraude".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios