Municipal

Un organismo del Ayuntamiento de Málaga cuestiona que no se haya peatonalizado toda la Alameda

  • El OMAU cree que es "una oportunidad perdida" y rechaza que se hayan mantenido las paradas de la EMT

Vista del eje central y del lateral sur de la nueva Alameda Principal de Málaga.

Vista del eje central y del lateral sur de la nueva Alameda Principal de Málaga.

Apenas mes y medio después de que se levantase el telón de la transformación de la Alameda Principal, que luce con parte de sus laterales peatonalizados, surgen las primeras voces cuestionando la operación urbanística finalmente materializada. Y no por lo fallida de la misma, sino por considerar que podría haber sido más ambiciosa. El mensaje tiene mayor relevancia por cuanto surge del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), un organismo vinculado al Ayuntamiento de Málaga, administración promotora de esta obra de transformación.

La posición del ente queda reflejada en las primeras páginas del documento Indicadores 2019. Agenda Urbana y Plan del Clima. En concreto, su responsable, Pedro Marín Cots, habla de "oportunidad perdida (temporalmente)" por "no haber ampliado el espacio público a la totalidad de la Alameda". "Hace veinte años había gente que se rasgaba las vestiduras por el cambio a prioridad peatonal de Larios, Constitución, Alcazabilla, Tomás Heredia y muchas más calles y plazas del ámbito central", precisa, apostillando que mucha gente "casi ni recuerda de que por esas calles pasaban coches no hace mucho tiempo y no pasó nada grave".

"Hace veinte años había gente que se rasgaba las vestiduras por el cambio a prioridad peatonal de Larios"

En esta misma reflexión sobre la operación de la Alameda, Marín Cots cuestiona la decisión de, en el marco del proyecto de remodelación del eje, mantener las paradas de los autobuses de la EMT. "Si la Alameda completa fuese peatonal se ampliaría el espacio público de manera importante y la zona central de la ciudad ganaría en confort y calidad de vida", sostiene el directivo, para el que tras cuatro años de obras, "el tráfico privado ya ha asimilado el conducir por el eje litoral". Una apreciación que contrasta con la posición del área de Movilidad, que viene advirtiendo del riesgo de saturación que presentaba Muelle Heredia por el corte de la Alameda.

"El Metro va a llegar casi a calle Larios, con lo que tampoco es necesario poner paradas de bus en el centro-centro, la Plaza Torrijos está a 250 metros y el ámbito de El Corte Inglés a otros 250 metros. Igual que ya no pensamos en ir con el coche hasta Larios, tampoco hace falta que el bus nos deje allí; andar es sano y contribuye a mejorar la salud", esgrime el responsable del OMAU.

La opción de peatonalizar en su totalidad la Alameda fue objeto de una propuesta realizada por la Junta de Andalucía en 2013, cuando los entonces responsables de la Consejería de Fomento defendieron la construcción del Metro en superficie por esta avenida. La reacción del equipo de gobierno del PP en fue se oposición, aduciendo, entre otras razones, la incidencia que una intervención de esta naturaleza tendría sobre la movilidad de la ciudad.

El proyecto finalmente desarrollado, que está aún pendiente de ser completado en el cruce con la calle San Lorenzo (en el ala sur), y entre la Delegación del Gobierno andaluz y la calle Larios (en el ala norte), extiende la peatonalización a los dos laterales, pero mantiene abierto al tráfico el eje central, con cinco carriles. De ellos, tres se destinan al transporte público y al taxi; los otros dos se reservan para la circulación privada sentido este-oeste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios