Málaga

Los padres de Julen ya están declarando ante la jueza

  • Han llegado acompañados del dueño de la finca, que abría paso y pedía respeto para la familia

Los padres de Julen llegan a la Ciudad de la Justicia para declarar ante la jueza. Los padres de Julen llegan a la Ciudad de la Justicia para declarar ante la jueza.

Los padres de Julen llegan a la Ciudad de la Justicia para declarar ante la jueza. / Daniel Pérez / Efe

Los padres de Julen, el menor de 2 años y medio que fue rescatado sin vida tras permanecer atrapado 13 días en un pozo de Totalán, han acudido este lunes a la Ciudad de la Justicia acompañados de su abogada, Antonia Barba para declarar en calidad de testigos ante la titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga.

Los padres de Julen acompañados del propietario de la finca y su pareja. Los padres de Julen acompañados del propietario de la finca y su pareja.

Los padres de Julen acompañados del propietario de la finca y su pareja. / Daniel Pérez / Efe

Han llegado acompañados de su abogada, Antonia Barba, y de David Serrano, el dueño de la finca, que hacía de escolta de los progenitores y abría paso. Paralelamente, pedía respeto para la familia. Ninguno de ellos han querido hacer declaraciones.

Además de los padres, que han llegado abrazados y con el rostro desencajado, y el responsable de la parcela también ha asistido Adriana, la pareja de éste, a la que la jueza tomará declaración en calidad de testigo esta misma mañana.

La letrada de los padres de Julen ya explicó hace unos días que se han iniciado medidas judiciales por comentarios en tono de burla y que consideran ofensivos sobre la muerte del niño en las redes sociales. 

Asimismo, explicó que en las denuncias se están transcribiendo "literalmente los comentarios para que el juzgado los encuadre" en el tipo delictivo que corresponda. "Solo queremos que se paren estos comentarios porque no es de recibo", manifestó la representante legal.

La de hoy es la segunda toma de declaración del caso que lleva a cabo la jueza. El viernes pasado fue el turno de David Serrano, el dueño de la finca de Totalán en la que falleció el pequeño. Declaró ante la jueza que instruye el caso en calidad de investigado por un delito de homicidio imprudente.

Fue, en palabras de sus abogados, un "intenso interrogatorio", en el que explicó que el día en que ocurrieron los hechos él advirtió a sus invitados del riesgo que existía por el pozo, que según su versión el empresario al que le encargó los trabajos dejó abierto. Y de ahí, viene defendiendo desde que se encontrara el cadáver del niño, que colocara dos bloques de hormigón para cubrir la prospección. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios