Málaga

Una niña con parálisis cerebral no puede ir al colegio en Málaga por la falta de un monitor

  • Los padres de la menor, de 6 años, denuncian que cada vez que el monitor que le ayuda a ir al baño o cambiar de clase falta por motivos personales no hay un sustituto y son los propios padres los que tienen que ir a asistirla o tienen que dejar a la niña en casa

  • La delegada de Educación afirma que mañana entrará un sustituto que estará "hasta el final de curso" y que la resolución de este tipo de casos "es una prioridad porque tengo por toda la provincia"

Pablo de la Cruz y Maribel Montañez con Vega y otra hija pequeña Pablo de la Cruz y Maribel Montañez con Vega y otra hija pequeña

Pablo de la Cruz y Maribel Montañez con Vega y otra hija pequeña

Los padres de Vega de la Cruz ya no pueden más y han decidido denunciar la situación que está padeciendo su hija, junto a otros menores con necesidades especiales, en el colegio Clara Campoamor en Málaga. La niña tiene 6 años, una parálisis cerebral y precisa la ayuda de un monitor especializado para ir al baño, desayunar, cambiarla de clase, de silla o ponerle el andador. Ese monitor, conocido como profesional técnico en integración social (PTIS), hace su labor de forma profesional, pero el problema es que cuando falta a clase, por el motivo que sea, no tiene sustituto y esos menores se quedan sin esa atención. La delegada provincial de Educación, Mercedes García Paine, ha hablado con la familia y ha asegurado que mañana entrará un sustituto del PTIS "hasta final de curso".

La delegada ha subrayado que "este no es un caso puntual sino que tengo por toda la provincia y, de hecho, Málaga es la provincia más afectada por lo que resolverlo será una de mis prioridades". "No sé cuánto vamos a tardar pero voy a ser cansina hasta más no poder porque es un problema que tengo encima de la mesa", añade García Paine. La delegada afirma que "entiende" la denuncia del padre "porque yo lo habría hecho también" y lamenta que en Málaga "no hay bolsines, como sí los hay en otras provincias", es decir, una bolsa de empleo rápida para cubrir sustituciones. "Estoy tomando cartas en el asunto y estoy trabajando para que se solucione", insiste la delegada provincial. 

Pablo de la Cruz y Maribel Montañez, los padres de Vega, denunciaron la situación hace ya un año y medio a la delegación de Educación de la Junta de Andalucía pero, según explica Montañez, "no nos han hecho ni caso y eso que pedíamos lo mínimo, es decir, que en el caso de que el monitor faltase a clase se le pusiera un sustituto porque este colegio es grande y ese monitor atiende a 17 niños con necesidades especiales tanto del aula específica como de las aulas ordinarias". Con el cambio de gobierno, Montañez afirma que enviaron otro escrito en febrero a la delegación de Educación en Málaga "y al menos sí recibimos una llamada, nos dijeron que entendían la situación y que nos iban a responder pero aún no sabemos nada". Precisamente esta mañana, tras el revuelo generado, la dirección del colegio les ha comunicado que pondrán un sustituto para la baja de más de una semana que lleva el monitor, aunque Montañez afirma que "es un parche porque no se garantiza un sustituto para futuras bajas". La madre de Vega afirma que, según le han comunicado, "cuando se da de baja el monitor se inicia un proceso de sustitución que se puede prolongar durante semanas", por lo que piden un cambio del sistema para que el sustituto esté presente desde el primer día. En cualquier caso, Montañez subraya que "la mejor solución sería añadir a otro monitor de forma permanente, teniendo en cuenta que hay más de 17 niños dependientes". 

Los padres han narrado la situación de Vega en el portal change.org y en apenas unas horas ya han recibido más de 3.700 firmas de apoyo. "Es una causa justa, hemos explotado ahora porque llevamos más de un año y medio esperando una respuesta de Educación y no la tenemos", añade Montañez. La llamada de la delegada de Educación y la promesa de que mañana estará el PTIS sustituto ha apaciguado esa incertidumbre. 

Vega está en primero de Primaria y su madre agradece la labor de los profesores del Clara Campoamor porque "lo dan todo", aunque afirma que un colegio tan grande como este -tiene 700 alumnos- "debería aumentar el personal especializado para niños con necesidades especiales". "Mi hija tiene derecho a la educación y la escolarización es obligatoria, pero este curso ese monitor ha tenido que faltar por razones personales en varias ocasiones, ahora lleva más de una semana de baja, y no hay un sustituto para atenderla", insiste Montañez. El monitor sustituto, se supone, que entrará mañana. 

"¿Te imaginas tener que faltar al trabajo cada vez que el profesor/a de tu hijo/a falte al trabajo? Pues esto es exactamente lo que nos pasa a los padres de hijos con necesidades especiales en el colegio Clara Campoamor en Málaga porque la Junta de Andalucía no pone medios para evitarlo", afirman los padres en la denuncia en Change.org, en la que también subrayan que "la gran cantidad de niños que dependen del monitor hace que no disponga del tiempo necesario para cada uno de ellos. Por ejemplo, si hay una excursión de la clase de mi hija o vamos los padres o ella no puede ir". "Si el monitor se ausenta durante una semana, pues una semana que tenemos que estar yendo al colegio unas cuantas veces al día. Además, que ello implica que la niña está todo el tiempo sentada en su carro, sin poder utilizar su mesa, ni su silla, ni su andador. ¿De verdad llamáis a esto integración? ¿No es nuestra vida bastante complicada ya como para encima tener que dejar el trabajo para asistir a nuestros hijos en el colegio?", destacan.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios