Málaga

Los patinetes provocaron cuatro accidentes a la semana en Málaga

Punto de alquiler de patinetes y bicicletas eléctricas junto a la Aduana.

Punto de alquiler de patinetes y bicicletas eléctricas junto a la Aduana. / Javier Albiñana

Bicicletas y patinetes siguen con la cuenta pendiente de integrarse en la circulación de Málaga sin que tengan ningún tipo de accidente. En 2022, sólo los patinetes sumaron cuatro accidentes semanales en Málaga, habiéndose registrado por la Policía Local de Málaga 210 casos. Si se le suma los producidos por bicicletas, la estadística se eleva hasta más de uno al día con 374 en todo el año. 

En lo que va de 2023, la cifra no disminuye demasiado, de momento. En el primer trimestre del año se acumulan 80 incidentes que hayan supuesto daños materiales y/o personales provocados por vehículos de movilidad personal. Los patinetes, de momento, son más propensos a este tipo de accidentes, sumando 43 acciones, por las 37 que se han contabilizado en las que están involucrados ciclistas. 

Y aún no han llegado los meses de más calor, los conductores de patinetes eléctricos, entre mayo y agosto del año pasado registraron todos los meses más de una veintena de accidentes, concentrando junto a noviembre los mayores picos en el registro. 

Málaga sigue trabajando para regular el alquiler tanto de bicicletas como de patinetes eléctricos de alquiler en la ciudad. Ahora mismo, Málaga mantiene la concesión a seis empresas de patinetes. En concreto, a Lime, Bird, Link, Dott, Bolt y Tier que operarán en la ciudad con 225 vehículos de movilidad personal (VMP) cada una. Todo ello, a la espera de que se resuelva el concurso impulsado por el Consistorio para que una única firma explote la micromovilidad en la ciudad. Además, permite la circulación y estacionamiento de 350 bicicletas eléctricas de la entidad Dolt y otras 350 de Bolt. 

Las condiciones de la autorización temporal establecen, entre otras cuestiones, que se trata de un trámite especial y transitorio hasta que se resuelva el procedimiento de concesión demanial para la utilización privativa del suelo de dominio público para la instalación, mantenimiento y explotación de una infraestructura de estaciones para la explotación de un sistema de micromovilidad personal y compartida, actualmente en trámite.

La CNMC requirió el pasado octubre al Ayuntamiento para que paralizara o anulara la concesión pública para instalar una estación de micromovilidad, mediante la que una sola empresa controlara la instalación de estaciones y el alquiler de patinetes y bicicletas.

Desde el Ayuntamiento recuerdan la prohibición de circular por las aceras y zonas peatonales de este tipo de vehículos, tal y como establece la Ordenanza de Movilidad. En este sentido, las empresas están obligada a desactivar de forma telemática a los vehículos mediante un sistema de geolocalización cuando alguno de ellos pretenda entra en una zona restringida al tráfico rodado.

La segunda ciudad más insegura 

Málaga es la segunda gran capital española más insegura para circular con un patinete o una bicicleta eléctrica. Así lo señala el I Estudio sobre seguridad vial en las ciudades con las nuevas opciones de movilidad que ha publicado este lunes la empresa Midas tras realizar una encuesta en los municipios donde viven más de 300.000 personas en España. 

Este informe asegura que el 67% de los españoles consideran que la ciudad en la que viven no es segura para circular con este tipo de aparatos. Pues bien, en Málaga esa opinión se eleva al 76,5% de los ciudadanos siendo el segundo peor resultado del país por detrás de Madrid (80,9%). El tercero es Murcia con un 71%.

Los malagueños encuestados creen que la capital no es segura ni está bien adaptada para circular con patinetes eléctricos, si bien el 69% de los ciudadanos sí señalan que utilizarían este medio de transporte con cierta frecuencia sí se sintieran realmente seguros. 

La normativa obliga a circular con el patinete por la calzada como el resto de vehículos y eso genera verdaderas sensaciones de peligro tanto para el que conduce el patinete como para el que va en un turismo o en un camión. Afortunadamente, por ahora no se han registrado graves accidentes en Málaga pero el miedo está ahí y es perfectamente comprensible.

El estudio indica que el 62% de los conductores de patinetes eléctricos se sienten inseguros al compartir carriles con otros vehículos y piden que haya más carriles específicos para estos transportes. Otro 62% temen además sufrir accidentes por la falta de educación, personal y vial, de los conductores de otros vehículos. Las malas condiciones meteorológicas o tener que llevar el patinete en horas puntas de tráfico son otros dos motivos que provocan que los propietarios de los patinetes prefieran dejarlos en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios