Málaga

Las 'turbias' primarias de Vox en Málaga

  • El Comité Electoral suspende los actos de campaña en todas las provincias y prohíbe celebrar reuniones, incluso las telemáticas, sin previa autorización

José Enrique Lara y Enrique de Vivero. José Enrique Lara y Enrique de Vivero.

José Enrique Lara y Enrique de Vivero. / Javier Albiñana | Álvaro Cabrera

Las primarias de Vox no están consiguiendo apaciguar las revueltas aguas del partido en Málaga. Los militantes están llamados a votar hasta el próximo 24 de septiembre, y al caldeado ambiente en el que trascurre el proceso en la provincia se sumó ayer la decisión del Comité Electoral (CEL) de suspender las actividades de campaña y de prohibir las reuniones de afiliados, incluso las telemáticas, que no cuenten con previa autorización. Esto supone la cancelación de los actos previstos en Málaga por los dos candidatos, el actual presidente provincial, José Enrique Lara y el ex coronel de la Legión, Enrique de Vivero.

El comunicado del Comité Electoral, al que tuvo acceso este periódico, admite que “se han celebrado reuniones presenciales en las que no se han observado la medidas de precaución sanitarias impuestas por el Covid”, en referencia a un acto de campaña celebrado la semana pasada en Alicante. Justifica así su decisión, pero no aclara las razones por las que se impiden también las reuniones telemáticas, pese a que estas no supongan riesgo alguno de contagio por coronavirus. Además, se advierte de que “el incumplimiento de estas instrucciones aparejará la anulación de la candidatura y la expulsión de la misma del proceso electoral de primarias”.

El anuncio provocó malestar en la candidatura de De Vivero, quien reconoció tener “una opinión contraria” a lo establecido por el Comité Electoral, aunque subrayó que “lo acataré”. De hecho, ya se cancelaron dos actos de campaña previstos para estos días en Marbella y Ronda.

“En su momento habrá que dilucidar si el CEL está con la certeza y arreglo a la legalidad o si se extralimitó en sus funciones”, concluyó De Vivero. Respecto a la opinión de la candidatura de José Enrique Lara, este periódico intentó ayer, sin éxito, ponerse en contacto con él.

Más allá de esto, las primarias en Málaga, lejos de calmar los ánimos, han supuesto una vuelta de tuerca a la guerra interna que desde hace más de un año vive la formación en la provincia y que desembocó en un proceso con cinco aspirantes iniciales, fruto de esa fragmentación interna. Solo Lara y De Vivero lograron superar la barrera de los 142 avales necesarios para concurrir a las primarias –obtuvieron 233 y 143 avales, respectivamente–, y desde la proclamación definitiva de ambas candidaturas, simpatizantes de una y otra se enfrentan públicamente en redes sociales.

Así, el ex coordinador de Vox en Alhaurín de la Torre aseguró que ha elevado más de un centenar de denuncias al CEL “por distintos motivos”. El principal incumplimiento, dijo, tiene que ver con las manifestaciones de cargos electos y orgánicos de Vox a favor de la candidatura de Lara, algo que, según insistió, el propio CEL y el Reglamento Interno de Procesos Electorales (RIPE) “dice muy claro que no deben apoyar a nadie”. Uno de los últimos en hacer campaña a favor del actual presidente de Vox en Málaga ha sido el portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Herández.

Con todo, De Vivero afirmó que por su parte “está siendo una campaña limpia”, pero criticó que sus adversarios emprendieran “actividades ofensivas en redes”. “Todas sus propuestas pasan por entrar en el debate personal. A mi se me ha achacado públicamente todo tipo de cosas, desde pertenecer a la masonería hasta ser un infiltrado del PP, y decir que no sé a qué oscuros intereses represento”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios