Propietario del vehículo robado en Vélez-Málaga

“Iba en el taxi como si fuera el dueño. Llevo más de 1.000 euros en arreglos”

  • El responsable del automóvil con el que un cliente huyó mientras el conductor repostaba en Vélez-Málaga afirma que la Policía ya lo ha identificado

El taxi que fue robado El taxi que fue robado

El taxi que fue robado

“Iba como si fuera el dueño del taxi”. Son las palabras de Francisco Jiménez, el dueño del vehículo con el que un cliente huyó desde Vélez-Málaga hasta Marbella mientras el conductor llenaba el depósito en una gasolinera de Cajiz. Calcula que va a tener que invertir “más de 1.000 euros” en arreglar los desperfectos que el taxi sufrió durante la huida, entre otros, la fractura de la luna delantera.

Según su testimonio, la Policía Judicial de Vélez-Málaga, que se ha hecho de la investigación del caso, ya ha identificado al supuesto autor del robo gracias a las imágenes captadas por distintas cámaras de seguridad que captaron el momento en el que “tomaba copas” en bares de Torre del Mar poco antes de que subiera al coche y huyera aprovechando que el conductor repostaba en una gasolinera. 

Fue sobre las 16:30 cuando el chófer, un trabajador asalariado, era requerido para desplazar a un cliente desde Véléz-Málaga hasta Marbella. Un servicio que habría tenido un coste aproximado de 130 euros, por unos 100 kilómetros de carrera. El taxista fue a repostar a una gasolinera de Cajiz. Cuando fue a pagar comprobó sorprendido que la persona que había dejado en la parte de atrás del vehículo saltaba hacia el asiento de adelante, arrancaba el motor y emprendía la huida. El presunto ladrón lo había tenido fácil. El vehículo es eléctrico y basta con pulsar un botón para su arranque, aunque la llave, que estaba guardada en la guantera, tiene que estar cerca. No tardó en encontrarla.

La víctima dio aviso al dueño del taxi, que sin éxito intentó alcanzar por la autovía al individuo, al parecer de origen rumano, que se había dado a la fuga. La alerta por el robo corrió como la pólvora entre los taxistas de la zona. "Nosotros íbamos ya detrás del coche. Avisamos a la central de taxis de Torremolinos, de Málaga y de Marbella. Todos los taxistas estaban pendientes y también publiqué una foto en las redes sociales”, explica Francisco.

Al huir con el taxi, el cliente que supuestamente protagonizó los hechos se vio obligado a parar en una gasolinera de Benalmádena para repostar. Los responsables lo han denunciado por marcharse tras haber llenado el tanque sin abonar los 85 euros que había supuesto el repostaje.

El cliente llenó el tanque en una gasolinera y se marchó sin pagar 85 euros

Emilio José García fue el taxista de Marbella que, alertado por los vecinos, llegó hasta el coche que había sido sustraído. Recorrió la zona hasta que bien entrada la madrugada localizó al vehículo, cuya desaparición había sido denunciada horas antes en Vélez-Málaga.

El taxi fue encontrado ya por la noche aparcado en un descampado, entre unos matorrales. “Estaba muy bien escondido. No se veía desde la carretera”, recalca el dueño. Francisco detalla que ya ha despedido a la persona que conducía el taxi, quien trabajaba para él desde hacía dos años. Tenía prohibido echar gasolina con clientes a bordo del vehículo. “No puede dejar el coche solo”, apostilla el dueño, que también desaprueba que no le cobrara por adelantado el servicio de 130 euros. “Todo esto nos lo habríamos ahorrado”, sentencia Francisco, que asegura que en 25 años nunca había asistido a un caso de características similares en Vélez-Málaga.

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios