Turismo

Un puente de la Constitución “muerto” en la Costa del Sol

  • No hay libertad de movimiento y la mayoría de los hoteles están cerrados

El aeropuerto de Málaga este lunes, prácticamente desierto. El aeropuerto de Málaga este lunes, prácticamente desierto.

El aeropuerto de Málaga este lunes, prácticamente desierto. / Marilú Báez (Málaga)

No se puede ir de un municipio a otro, la mayoría de los hoteles están cerrados, para poder llegar a España en avión se le exige a los pasajeros procedentes de 65 países un PCR negativo en Covid-19 y aún se mantienen cuarentenas en varios estados. Con este escenario, el sector turístico se ríe por no llorar cuando se le pregunta por previsiones para el Puente de Diciembre, que tradicionalmente es un momento fuerte para los hoteles o las agencias de viaje andaluzas y que en este año del coronavirus va a pasar completamente desapercibido.

El sector lleva meses resignado tras el peor año turístico que recuerdan y el final del ejercicio no va a ser mejor. “El puente está completamente muerto. No hay movimiento ninguno y sí muchas dudas. Si quieres ir a Europa te van a pedir de todo, aquí no tenemos bono turístico, no puedes salir de tu municipio... No tenemos nada que vender”, lamenta Sergio García, presidente de Agencias de Viajes Asociadas de Andalucía (Aedav), quien critica que “somos el sector más perjudicado y no tenemos las ayudas que pedimos, por lo que solo nos queda seguir en la lucha”.

“La mayoría de las pocas reservas que pudiera haber para este puente se han cancelado y lo poco que hay es en las capitales o en algún municipio del interior”, explica Miguel Sánchez, propietario del grupo hotelero MS y representante de la Confederación de Empresarios de Andalucía en la Mesa del Turismo.

Sánchez es uno de los profesionales con más experiencia en el turismo andaluz pues lleva varias décadas en el sector, donde empezó siendo camarero y acabó como dueño de un grupo con varios hoteles de cuatro estrellas en Málaga y en la localidad cordobesa de Cabra. Los costeros los tiene cerrados y solo tiene abiertos uno en Málaga capital y el de Cabra. “Tienen unas ocupaciones muy bajas y los mantengo abiertos por dignidad empresarial, porque como negocio nos cuesta más dinero que estén abiertos que cerrados”, añade Sánchez. La cuestión no es baladí porque, según las estimaciones hechas por la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), mantener un hotel medio de cuatro estrellas y 100 habitaciones cerrado cuesta unos 50.000 euros al mes entre alquileres, pago de nóminas de los poco empleados administrativos o de mantenimiento que no estén en el Erte, cotizaciones sociales, impuestos locales, luz, agua, etcétera.

“Este puente no va a tener ningún significado”, recalca Sánchez, quien detalla que “el 70% de los hoteles van a estar cerrados entre ocho y nueve meses, sobre todo en el segmento de sol y playa, con ingresos cero. Y lo que nos queda”. Confían en que la vacuna llegue lo antes posible, pero sobre todo en que se abran corredores aéreos seguros para generar confianza entre los turistas.

“Los hoteles de la costa están cerrados y en las capitales apenas hay gente de paso por motivos laborales por lo que el puente va a ser un cero, será como cualquier otro fin de semana”, argumenta Luis Callejón, presidente de la patronal hotelera de la Costa del Sol y ex presidente de la andaluza. “Llegan muy pocos vuelos y el turista nacional que había sido nuestro pulmón ahora nada”, insiste Callejón.

El sector desea que el 2021 sea completamente distinto -peor que el 2020 es casi imposible- aunque mantienen la prudencia tras muchos meses de desilusiones y números rojos en sus cuentas de resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios