La tasa de paro sube al 19% en Málaga, con 29.500 desempleados más que en verano

Los datos de la EPA del último trimestre sitúan a la provincia con el mayor número de parados en Andalucía, con 160.800

El peor final de año para el empleo en Andalucía desde 2012

El año cierra con 278.000 ocupados más en España pese al cuarto trimestre negativo

Una camarera atiende a unos clientes en la terraza de un bar.
Una camarera atiende a unos clientes en la terraza de un bar. / Javier Albiñana

Málaga/El mercado laboral en Málaga terminó 2022 prácticamente igual que acabó 2021, con una tasa de paro del 19,37%. Son casi cuatro puntos más que en verano y apenas una décimas por debajo de la del año anterior, el 2021, que estaba en el 19,79%. Además, el dato es casi idéntico al del último trimestre de 2020 y superior al de 2019, antes de la pandemia, cuando estaba en el 17,75%.

Así, según los datos del último trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la provincia cerró 2022 con 160.800 desempleados, lo que suponen 29.500 parados más que en la temporada estival, y 25.700 ocupados menos (un total de 669.400).

La subida del paro en Málaga deja a la provincia como la cuarta andaluza con la tasa más elevada de desempleo, por detrás de Cádiz (25,02%), Huelva (21,77%) y Granada (19,65%). Por detrás de Málaga están Córdoba y Jaén, ambas con 17,66%; y Sevilla y Almería, ambas con 16,06%.

En datos absolutos, Málaga es la provincia andaluza que encabeza el ranking de parados en el último trimestre, con 160.800 desempleados, seguida de Sevilla y Cádiz, con 152.100 y 142.300 personas sin empleo, respectivamente.

En cuanto a la tasa de actividad, la provincia andaluza que registra la tasa más elevada sigue siendo Almería, con un 61,28%. Por detrás se sitúan Sevilla (58,14%); Málaga (57,17%); Granada (56,90%); Córdoba (54,66%); Huelva (54,57%); Cádiz (53,90%) y Jaén (51,32%).

Todo esto después de un verano de récord en el mercado laboral malagueño, en el que la provincia registró el mayor número de ocupados de su historia hasta alcanzar los 695.100, una cifra que no se había alcanzado en toda la serie histórica (que comienza en 2002). El paro se situaba entonces en el nivel más bajo desde 2008, con 131.000 desempleados y una tasa del 15,9%. Esto suponía 39.000 personas más que hace justo un año y 44.500 más que el último verano antes de la pandemia.

Ahora, los datos se han dado la vuelta, y en el último trimestre del año -entre octubre y diciembre- el mercado laboral malagueño pierde en Málaga 25.700 empleos y suma casi 30.000 parados, acerándose la tasa de desempleo al 20%.

Los sindicatos ven "cierta recesión"

La secretaria de Empleo y Formación de CCOO de Málaga, María José Prados, ha manifestado que empieza a verse "una cierta recesión y contracción en la economía malagueña". "Las medidas tomadas por el Banco Central Europeo de subida de tipos de interés junto con la inflación y subida de precios empiezan a mermar en las economías familiares, y por lo tanto, en el consumo interno", ha dicho.

Además, la representante sindical ha señalado que “aunque el Gobierno central ha tomado algunas medidas anticrisis, éstas no están teniendo la repercusión deseada, ni son las suficientes”. Igualmente, ha hecho un llamamiento al Gobierno de la Junta de Andalucía para que “ponga encima de la mesa medidas que palien el impacto de esta situación en las familias y en la economía en general”, y ha instado a la "responsabilidad empresarial" para "desbloquear la negociación colectiva y mejorar la calidad del empleo".

Por su parte, la secretaria de Empleo y Formación de UGT Málaga, Leonor Gálvez Fortes, ha destacado que "Málaga es la primera provincia andaluza con el número de parados y paradas más alto, suponiendo el 21,02% del total de la Comunidad, y la segunda provincia de España".

Por sectores, según los datos trasladados por el sindicato, solo el sector servicios ha creado 2.900 puestos de trabajo, este sector actualmente ocupa a 575.000 trabajadores en la provincia lo que representa el 86% del total de ocupados. Por su parte, la construcción ha bajado en 16.200 (total 46.400); la industria con 8.500 ocupados menos (31.000), y la agricultura baja el número de ocupados en 3.000 (17.900).

En cuanto a los parados por sexos, el desempleo ha subido con respecto al anterior trimestre en los hombres en 23.800 (74.800), y las trabajadoras han sufrido una subida de 5.600 (85.900).

Datos del paro en Andalucía

En el conjunto de Andalucía la EPA dibuja dos escenarios: Por un lado, las provincias de Almería, Córdoba, Sevilla, Granada y Jaén que registraron bajadas del paro respecto al tercer trimestre; y por otro, Cádiz, Huelva y Málaga, donde sube.

En la comunidad andaluza el paro bajó en 56.800 personas en 2022, lo que supone un 6,92% menos que en 2021, mientras que el empleo creció en 11.400 puestos de trabajo (+0,35%), según datos de la EPA. En términos absolutos, la bajada del desempleo andaluz es la mayor de todas las comunidades.

Ya en lo referido a datos del último cuatrimestre, entre octubre y diciembre, se contabilizaron 19.400 ocupados menos respecto al trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 3.261.200 personas. La cifra supone un descenso del 0,59% en la comunidad.

Con respecto al paro, se registró en ese trimestre un descenso de 3.400 personas, lo que supone un 0,44% menos que en el trimestre anterior. En la comunidad hay actualmente un total de 764.900 parados.

A nivel nacional, el paro bajó en 79.900 personas en 2022, lo que supone un 2,6% menos que en 2021, mientras el empleo creció en 278.900 puestos de trabajo (+1,4%), según la EPA.

Ambos datos son mejores que los de 2020, año en el que el estallido de la pandemia llevó a los peores registros de paro y ocupación desde 2012, pero están muy alejados de los de 2021, cuando se generaron 840.700 empleos y el paro disminuyó en más de 600.000 personas.

Exceptuando 2020, el año del Covid, el incremento de la ocupación registrado en 2022 es el peor dato desde 2013, año en el que se destruyeron 204.200 empleos. En el caso del paro, sin contar con 2020, el descenso de 2022 sería el peor registro desde 2012, cuando el desempleo aumentó en más de 700.000 personas.

Andalucía, con un 19%, ocupa la tercera posición al cierre del año en tasa de paro entre las comunidades autónomas, superada por la Ciudad Autónoma de Ceuta (30,55%) y la de Melilla (21,20%). Le siguen Extremadura (con 17,62%) y Canarias (14,57%).

En términos absolutos, Andalucía es la comunidad que más reduce su número de desempleados durante el pasado año, tras bajar en 56.800 personas, seguida de Canarias, con 50.100 desempleados menos, y Baleares, con 24.100 parados menos, mientras que si se analiza el cuarto trimestre con respecto a los tres meses anteriores, Andalucía es la cuarta con un descenso de 3.400 desempleados, tras Canarias (35.200 menos), Murcia (11.700 menos) y Galicia (3.500 menos).

De los 764.900 parados andaluces que recoge la EPA al cierre del 2022, un total de 356.000 son varones y 408.900 mujeres. En cuanto al total de ocupados, de los 3.261.200 registrados en la comunidad, 1.808.300 son hombres y 1.453.000 mujeres.

La tasa de paro andaluza del 19% es 6,13 puntos superior a la nacional (12,87%). La tasa de desempleo femenina es 5,51 puntos mayor que la masculina en Andalucía. De esta forma, la tasa de paro masculino se sitúa en la comunidad en el 16,45% frente al 11,32% en el conjunto del país, mientras que la tasa de paro femenino es del 21,96%, 7,35 puntos más que la media nacional.

stats