Málaga

La tecnología revoluciona el campo

  • Málaga acoge la primera edición del foro 'Smart Agrifood Summit' en el que emprendedores, productores e inversores pueden intercambiar soluciones a la digitalización del sector

El ministro de Agricultura visitó ayer los expositores de el evento 'Smart Agrifood Summit'. El ministro de Agricultura visitó ayer los expositores de el evento 'Smart Agrifood Summit'.

El ministro de Agricultura visitó ayer los expositores de el evento 'Smart Agrifood Summit'. / efe / carlos díaz

Drones e imágenes de satélite para poder saber desde casa si los cultivos están afectados por una plaga, clientes que con el teléfono móvil pueden saber en el momento de comprar un producto dónde y cómo se ha cultivado, y No se trata de la agricultura del futuro, sino del presente. El campo se moderniza y la digitalización están calando poco a poco en un sector donde la tecnología está revolucionando la forma tradicional de entenderlo. Ayer Málaga sirvió de punto de encuentro para emprendedores que buscan ofrecer soluciones tecnológicos a los problemas de siempre del sector agroalimentario y acercar a productores y clientes con tan sólo un clic. El foro Startup Europe Smart Agrifood Summit, iniciativa pionera sobre innovación y emprendimiento celebrada en el Palacio de Ferias y Congresos, reunió a unos y otros para fomentar la transformación digital.

En su primer acto fuera de Madrid tras su toma de posesión hace dos semanas, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, aseguró que se tiene "una imagen falsa" del sector agroalimentario porque "se cree que es un sector del pasado cuando es justamente lo contrario", puesto que se mostró convencido de que se trata de "un sector innovador que abre futuro, territorio y nuevos mercados". Será una de sus apuestas al frente del Ministerio de Agricultura, insistió Planas, al considerar que el desarrollo de la agenda digital para el sector el agroalimentario y el medio rural es "importante para ser capaces de afrontar los retos del mundo tecnológico". Máxime, recordó cuando en el próximo marco financiero de la Unión Europea para el periodo de 2021 a 2027, se han reservado 98 millones de euros a I+D+I, de los cuales el 10% irá dirigido al sector agroalimentario, la innovación en bioeconomía y el desarrollo rural.

Pero no habrá que esperar tanto tiempo para poder ver los avances tecnológicos que se están produciendo en la agricultura y son cada vez más las empresas que apuestan por el sector. Conapa, una empresa de consultoría agrícola con sede en Madrid, hace años que trabaja en ello y ofrece una plataforma llamada Agrogis en la que se van volcando los datos que arrojan las imágenes obtenidas mediante dron y satélite, de tal manera que el dueño de una explotación agrícola "puede visualizarla y ver cómo va evolucionando sin tener que desplazarse. Esta herramienta resulta especialmente útil e grandes superficies, ya que "se puede comprobar si hay una plaga o una enfermedad, o la producción sufre estrés hídrico desde casa e ir directamente al punto del problema", explicó Jesús Linillos, junior consultant de esta empresa.

También la tecnología ofrece a los productores la posibilidad de saltarse a los intermediarios en la comercialización de sus productos. Agri marketplace es la plataforma en la que Felipe Nuncio, uno de los fundadores de la empresa, vio la posibilidad de que los productos agrícolas puedan ser comprados y vendidos a miles de clientes en todo el mundo inspirado en el buscador de hoteles Booking.com. "Es una mezcla de este sistema y del mercado de acciones en el que las partes no se conocen pero se relacionan directamente", explicó. De momento, la plataforma digital ofrece arroz, maíz, cebada y trigo y opera en España y Portugal. Pero en breve se extenderá a Francia e Italia con idea de extenderse a los 27 países europeos a finales de este año, e incluir otros productos como frutos secos, cacao o azúcar. La dgitalización también está favoreciendo al cliente en la abundante e inmediata información de la que puede disponer sobre cualquier producto agrícola desde su teléfono móvil y mediante la lectura del código QR asociado, gracias al cual puede saber dónde y cómo se ha producido, si cuenta con certificaciones ecológicas e incluso vídeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios