Cabopino

Nuevo tiroteo en Marbella con un muerto en los aparcamientos de un camping

  • Dos hombres huyeron en un vehículo que después fue hallado ardiendo en Mijas

  • Es el sexto crimen con arma de fuego que se produce en la Costa del Sol en solo dos meses

La comisaría de Marbella en una imagen de archivo La comisaría de Marbella en una imagen de archivo

La comisaría de Marbella en una imagen de archivo

Nuevo tiroteo mortal en la Costa del Sol, el segundo en los últimos 12 días. Y van seis desde el mes de septiembre. Marbella volvió a ser el escenario en el que ayer, a última hora de la tarde, se produjeron los hechos. La Policía Nacional trabaja para esclarecer la muerte de un hombre de entre 45 y 50 años en la entrada del aparcamiento de la zona de Cabopino por causas que se siguen investigando, según informaron anoche fuentes policiales.

Los agentes buscan a dos sospechosos que en el momento del crimen llevaban el rostro cubierto con caretas. Se dieron a la fuga en un vehículo de la marca Renault Megane en color negro que poco después fue hallado ardiendo en Mijas, añadieron fuentes próximas al caso. Durante la huida, el conductor impactó, supuestamente, el automóvil contra la barrera de acceso al peaje en dirección a Málaga capital. Al cierre de esta edición, no se había producido ninguna detención, según precisaron desde la Comisaría provincial de Málaga.

Durante la huida, el conductor impactó, supuestamente, el automóvil contra la barrera de acceso al peaje

Eran las 20:30 cuando una patrulla de la Guardia Civil alertaba al 061 de que habían disparado a un hombre en una zona de aparcamientos de Cabopino. Los efectivos habían presenciado la escena y requerían asistencia sanitaria, aunque desde el principio ya tenían la sospecha de que el hombre había perecido. El centro de emergencias derivó una ambulancia de Marbella y también desplazó una UVI móvil, que no llegó a intervenir. Los sanitarios solo pudieron confirmar el fallecimiento de la víctima.

Un tiro en el tórax, posible causa del óbito

Un disparo en el tórax pudo causarle la muerte. Será la autopsia que este miércoles se le practicará en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga la que determinará si recibió más disparos.

En los últimos dos meses la Costa del Sol ha sido testigo de cinco crímenes con tiroteos relacionados con las mafias (este sería, de confirmarse, el sexto). Es el resultado de la batalla que las bandas de narcotraficantes libran por el control de la droga: dos víctimas en Marbella, una en Fuengirola y, la última, la semana pasada en Mijas.

Todos ellos fueron tiroteados en plena vía pública. “Ya no hay  límites”, aseveraban hace solo unos días fuentes próximas a estas investigaciones, que temen que esta violencia degenere en “tiroteos públicos con inocentes de por medio”. Ocurrió, de hecho, en 2004, cuando un niño de 7 años murió acribillado a balazos en el centro de Marbella cerca de una peluquería a manos de unos encapuchados que protagonizaban una persecución.

El último crimen en la Costa del Sol, tuvo como víctima a un británico que murió tiroteado en su coche en la urbanización Rivera del Sol el pasado 21 de noviembre. La investigación apunta a que otro conductor lo mató cuando regresaba del gimnasio a su casa. Era el segundo fallecido por arma de fuego en seis días, el tercero en un mes. La Guardia Civil se hizo cargo de las pesquisas.

La Policía Nacional continuaba entonces investigando la muerte por arma de fuego de otro hombre de origen árabe ocurrida días antes en Marbella. Las pesquisas practicadas hasta ese momento arrojaron que murió de un solo disparo en el pecho. Los hechos ocurrieron en la zona de Alvarito Playa, en Marbella y dejó, además de una víctima mortal, un herido grave. Un individuo de unos 50 años ingresó en estado grave en la UCI del Hospital Costa del Sol con pronóstico reservado. Tenía tres impactos de bala: uno en un hombro, otro en el abdomen y un tercero en una pierna.

El hallazgo de dos cadáveres con solo un mes de diferencia avivaba una guerra sin cuartel. En octubre, se encontró el cuerpo sin vida de un hombre en la cuneta de la A-7 en Marbella. Tenía 39 años y la nacionalidad española. La escena se había repetido en septiembre, cuando fue hallado otro cadáver con 14 disparos. Ese mes, un hombre ya había fallecido también tiroteado en la zona Los Núcleos, en Fuengirola. La Policía detuvo apenas una semana después a los presuntos autores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios