Novedades 'Málaga Hoy' estrena canal en WhatsApp, síguenos

Salud Aviso de los urólogos: El prejuicio al tacto rectal frena la detección precoz del cáncer de próstata

Málaga

El joven turista que celebraba una despedida de soltero en Marbella murió tras consumir 'gas de la risa'

Villa en la que se produjeron los hechos

Villa en la que se produjeron los hechos

La muerte del joven de 26 años y de nacionalidad sueca el pasado martes en la piscina de una casa en Marbella se produjo por un edema pulmonar, vinculado con el consumo de óxido nitroso -'gas de la risa'- y otras sustancias, según ha revelado la autopsia que se le ha practicado en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga.

El examen forense descarta así que el fallecimiento se produjera por ahogamiento ni por rotura del cuello, han informado fuentes policiales, que también han precisado que en la muerte del joven no se han encontrado indicios de implicación de terceras personas, apuntando que los investigadores de la Policía Nacional dan por finalizada la investigación.

El joven se encontraba celebrando una despedida de soltero junto a unos amigos en una villa de Marbella cuando sucedieron los hechos. La víctima se lanzó a la piscina, tras lo que se dio un golpe en la cabeza y quedó inconsciente dentro del agua. Los sanitarios llegaron a contemplar que había sufrido un traumatismo cervical y que esa pudo ser la causa del óbito. 

Las pesquisas de los investigadores de la Policía Nacional que se ocuparon del caso, quienes tomaron declaración a los amigos de la víctima, ya apuntaban a que en la fiesta estos habrían consumido, además de gas de la risa, otras sustancias. La autopsia ha confirmado que la ingesta está estrechamente relacionada con la muerte del turista.

Expertos consultados acerca de los efectos que puede provocar el consumo del óxido nitroso coinciden en señalar que, en este caso, se descarta el ahogamiento como causa del fallecimiento. "Si entró agua en los pulmones por inmersión fue un añadido más a la posible causa del fallecimiento, no el desencadenante original. Pero, no obstante, precisaron que, esta vez, ha sido una "mezcla con todo lo demás" lo que provocó el óbito del extranjero. 

Asimismo, arremeten contra la facilidad que muchos jóvenes tienen a la hora de acceder a este tipo de sustancia. "Antes lo vendían en pequeñas cargas como el gas comprimido para las pistolas de bolas. Ya lo venden ilegalmente en bombonas como las del oxígeno", apostillaron.

"Antes lo vendían en pequeñas cargas como el gas comprimido para las pistolas de bolas. Ya lo venden ilegalmente en bombonas como las del oxígeno"

La Policía Nacional ya alertó el pasado mes de junio del peligro asociado al consumo de óxido de nitrógeno, tras producirse en Marbella, en menos de 24 horas, dos accidentes graves entre jóvenes que habrían consumido la sustancia y que han resultado heridos tras supuestamente haber saltado al vacío. En uno de los episodios, una menor saltó de un vehículo en marcha para arrojarse de un puente, ingresando con lesiones graves en un hospital del municipio marbellí. 

Un "estado de enajenación" y otros efectos

El gas de la risa se vende en pequeñas botellas, desde donde se inhala directamente -de ahí que suponga un riesgo de quemadura por la baja temperatura- . La otra alternativa es introducir la sustancia en un globo y aspirar su contenido. Puede emplearse como sedante en las consultas de los odontólogos que lo estimen oportuno se recomienda que siempre esté presente un anestesista ante la posibilidad de que se "comprometa la vía respiratoria". El efecto de la pequeña dosis utilizada provoca en el paciente un "estado de enajenación" que permite eliminar la situación de "estrés" y "tensión". El problema estriba en el hecho de que los jóvenes que lo consumen a su libre albedrío "no controlan" la cantidad que se administran.

En este último caso ocurrido en una villa de Marbella, pese a que los allí presentes habrían tratado de reanimarle, y más tarde los servicios sanitarios, finalmente se confirmó el fallecimiento de esta persona. La primera en actuar fue una vecina de la zona, que aprovechó sus conocimientos como enfermera para iniciar la Reanimación Cardiopulmonar (RCP). Los sanitarios permanecieron durante una hora asistiendo a la víctima y, aunque ésta llegó a recuperar el pulso en un momento dado, acabó muriendo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios