Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga C.F.

Fabrice Olinga: "Mucha gente cree que tengo 40 años, pero tengo 23"

  • El precoz e histórico ex jugador del Málaga recuerda algunas de sus vivencias

Fabrice Olinga celebra su gol al Celta con Isco, Eliseu y Buonanotte. Fabrice Olinga celebra su gol al Celta con Isco, Eliseu y Buonanotte.

Fabrice Olinga celebra su gol al Celta con Isco, Eliseu y Buonanotte. / Efe

Fabrice Olinga era un niño cuando en el complicado verano de 2012 le reclutó Manuel Pellegrini para ponerse en punta en un Málaga que aspiraba a pasar a la fase de grupos de la Champions League. Su aterrizaje en la élite fue meteórico. Estreno en Balaídos logrando convertirse en el jugador más joven en marcar en LaLiga (16 años y 98 días) y el quinto más joven en debutar en Primera División. Luego también intervendría ante el Panathinaikos.

Vivió días de vino y rosas, fue a la absoluta de Camerún, pero cuando parecía destinado a ser el nuevo Etoo, todo se derrumbó. Perdió impulso, sitio en el Málaga y comenzó a patearse el mundo. En Bélgica parece haber encontrado estabilidad en las filas del Mouscron

En una entrevista para SportDirect Radio, pone al día a los malaguistas sobre su presente y recuerda su bonito pasado blanquiazul. Todavía sigue siendo un futbolista muy joven. "Mucha gente se cree que tengo 40 años, pero acabo de cumplir 23. Viví muchas cosas muy pronto. Yo diría que ha sido bueno, porque las cosas están donde están y yo no lo puedo cambiar", hace balance Fabrice, que tampoco olvida su futuro y tiene las intenciones claras: "Volveré al Málaga porque es mi casa. Me gustaría tener una casa allí. España y, más aún Málaga, es un sitio donde me gustaría estar".

"Sigo el día a día del Málaga. Sigo hablando con jugadores y gente del club, porque me conocen y son importantes para mí", asegura Fabrice, que recuerda: "Lo más bonito que tuve allí fue mi debut y la previa de la Liga de Campeones. Era algo muy bonito para la ciudad y para todos los malagueños. He visto a gente llorar y disfrutar con aquello. Yo he disfrutado mucho del Málaga y sufro mucho cuando veo al equipo así de mal. Málaga es una ciudad donde cualquier jugador querría jugar, porque hay mucha tranquilidad y los aficionados son, para mí, los mejores de España".

De su pérdida de protagonista, apunta nombres de peso: "Llegaron Saviola y Santa Cruz. Pero yo en ese momento disfrutaba de todas las oportunidades que se me daban. Creo que el problema que tuve es que el entrenador podía haberme dado más minutos en Champions, porque había participado en los dos primeros partidos de previa, había hecho muy buenos partidos… pero eso es el fútbol. Solo guardo muy buenos recuerdos". De su precoz e histórica marca, lo tiene claro: "Creo que difícilmente alguien llegará a superar mi récord". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios