Horario y previa del Málaga CF- Logroñés Romper con la ansiedad (20:30)

  • El Málaga recibe al Logroñés en La Rosaleda, donde no logran un triunfo desde el 22 de octubre

  • Pellicer, con muchas bajas, recupera a Yanis

Una imagen de un entrenamiento del Málaga CF.

Una imagen de un entrenamiento del Málaga CF. / Javier Albiñana

De vuelta a La Rosaleda. El Málaga recibe en esta Jornada 19 de la Liga SmartBank al Logroñés (20:30 horas; Movistar LaLiga 2) en un partido determinante en la moral de los blanquiazules, último partido de este raro año 2020. Tendrán una oportunidad para echar el cierre con un buen sabor de boca en casa, donde no ganan desde finales de octubre. Son ya cinco partidos consecutivos en el templo malaguista sin el premio de los tres puntos.

Tras este partido el equipo se irá de vacaciones hasta 2021, unos días de desconexión con los suyos antes de volver a la dinámica de grupo a principios de enero, cuando llegará otro torrente de partidos que exigirá el máximo a los de Sergio Pellicer. El técnico blanquiazul llega con bajas importantes a este último partido del año, con un desgaste importante en las piernas de los suyos y con un buen número de incógnitas.

El castellonense dará la convocatoria para este partido este mismo domingo. Reconoció este sábado en rueda de prensa que varios de los profesionales llegan con ciertas molestias, entre algodones, de ahí que retrasara la lista hasta horas antes del duelo. No podrá contar con Calero, lesionado de gravedad, ni Caye Quintana, sancionado, como bajas seguros con respecto al duelo ante el Almería.

Manifestó Pellicer las dudas con Jozabed así como a varios renqueantes: Matos, Benkhemassa, Chavarría, Juande... También Hicham y su recaída. No lamenta males mayores y recupera en esta jornada a uno de los más determinantes hasta el momento, un Yanis Rahmani que se ha destapado como agitador y asistente, en el que destacan la constancia y el físico, insustituible hasta ahora para Pellicer. Vuelve el francoargelino.

La lista de bajas es amplia y la dificultad crece para tejer un plan perfecto ante el cuadro riojano. Este equipo, reinventado este verano, ha demostrado en pocos meses ser capaz de sobreponerse entre cualquier obstáculo. Pronto encajaron las piezas de un rompecabezas que parecía complejo. Tiene mérito lo del Málaga, honores para la dirección deportiva por la confección y al técnico por la rápida cohesión. Aunque aún falta carburante.

La espina de este Málaga está siendo La Rosaleda. No se empezó con mal pie, con dos victorias y dos empates en los primeros cuatro partidos, pero se tornó a gris el rumbo con los cuatro siguientes en los que se cedieron tres derrotas y se sumó otro empate. Espanyol, Leganés, Lugo y Cartagena supieron desactivar a los blanquiazules que, sin el calor de los suyos, pierde un colmillo tan afilado como profundo.

El Logroñés, por su parte, llega muy tocado. Seis derrotas consecutivas, cinco en Liga y la eliminación copera ante el Amorebieta, golpean con dureza en la moral de los riojanos, que se valen de una gran mes de noviembre –seis victorias consecutivas– para estar en la zona media de la tabla con 23 puntos, solo dos menos que los blanquiazules.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios