Málaga CF Antoñín evita hablar de su futuro

  • El canterano está centrado en su fútbol y no en su renovación

  • "Soy un chaval que tengo los pies del suelo porque sé de donde vengo", expresaba en sala de prensa

Antoñín celebra su primer gol con el Málaga. Antoñín celebra su primer gol con el Málaga.

Antoñín celebra su primer gol con el Málaga. / Marilú Báez

Antoñín, escueto pero certero, pasó esta mañana por rueda de prensa días antes del próximo encuentro ante el Alcorcón en Santo Domingo (domingo 17, 14:00 horas), poco después de charla junto a Basti y Málaga Hoy. El canterano sigue en una nube tras su irrupción en el primer equipo y consolidación en la punta de ataque a las órdenes de Víctor Sánchez del Amo. En el horizonte está cada vez más presente su futuro, del que el malagueño rehuye hablar.

"Eso lo están hablando mis representantes con los directivos, que no intente pensar en ese aspecto", expresaba Antoñín cuando era cuestionado por su futuro y esa renovación que no llega. Él está a lo suyo, el fútbol: "Mis agentes no quieren marearme, lo que tenga que pasar, pasará. Yo voy día a día, cada semana a full".

Más allá de su situación contractual, el canterano sigue en una burbuja desde su debut con el primer equipo, algo que "no esperaba que pasara tan rápido" y ante lo que está "poco a poco trabajando y adaptándome, es un poco extraño". "Siempre en el día a día me ayudan lo máximo para que siga dando lo máximo y no me relaje", mencionaba sobre los consejos que le aportan sus compañeros, algo que tiene bien aprendido: "Lo llevo bien. Soy un chaval que tengo los pies del suelo porque sé de donde vengo. La afición malaguista me apoya muchísimo, estoy muy agradecido. Hay que trabajar humildemente".

Para romper la puerta del primer equipo y asentarse en él, Antoñín lo tiene claro: "Hay que trabajar lo máximo cada partido. El entrenador ve cada encuentro del filial, siempre está observando y si lo haces bien tendrás recompensa". De dos excanteranos, como Jack Harper y Samu Casadolesionado–, habló también el malagueño: "Son excompañeros míos, Casado es un amigo y tengo ganas de verlo, le tengo prometida la camiseta".

"La semana va bien, trabajando bien para el partido de este finde. Tenemos dificultades con jugadores lesionados y los que están con sus selecciones, esperemos que se recuperen los jugadores lesionado para el partido", explicaba sobre el próximo duelo del equipo ante el Alcorcón, con la rémora del gol muy presente: "Presión por hacer gol creo que no hay, vamos a trabajar bien, estamos trabajando bien. El míster lo dice, así que el gol creo que llegará. No tengo presión e intento dar el máximo de mí en cada partido". Por último, referente a sus preferencias en el campo, con o sin Sadiku, se leía entre líneas sus pretensiones, jugar sea donde sea: "Yo me siento bien de las dos maneras. He jugado así en el filial. Me siento cómodo de las dos maneras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios