Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga CF Dani Pacheco: "Los capitanes tienen más información que nosotros"

  • El pizarreño repasa la situación institucional del club y cómo la gestionan en el vestuario los pesos pesados

  • "Nosotros lo que más queremos es que nos hablen con claridad, que nos cuenten lo que nos puedan contar, que sepamos cómo está el club", resalta

  • Nadie le preguntó por una posible reducción salarial al cierre del mercado

Pacheco saluda a Adrián, durante un Málaga-Zaragoza. Pacheco saluda a Adrián, durante un Málaga-Zaragoza.

Pacheco saluda a Adrián, durante un Málaga-Zaragoza. / Javier Albiñana

La de Dani Pacheco es una voz autorizada dentro del vestuario blanquiazul y sus palabras durante la tertulia de Ser Málaga no pasaron por alto en cuanto a la situación institucional del club y de cómo lo está gestionando el vestuario de puerta para adentro. El pizarreño dio detalles sobre ello que hasta ahora se desconocían.

“Tenemos todas las herramientas que necesitamos y de las mejores para trabajar. Tenemos buenos estadios, tenemos afición, tenemos todo. No nos falta de nada. No tenemos ninguna excusa para decir que no podemos rendir al máximo. Somos profesionales. Obviamente, a los que tenemos más edad debería afectarnos menos y los chavales quizás en unos años tengan temporadas más tranquilas, en otros clubes o aquí. Pero no es excusa, es la verdad. Tenemos plantilla para estar un poquito más arriba y eso depende de nosotros”, expresaba Pacheco sobre el rendimiento de la plantilla, con la sombra de los problemas financieros e institucionales del Málaga, como detalla: “La situación del club a cada uno le puede afectar más o menos. No es lo más cómodo para trabajar. Hay días que tenemos entrenamiento a las diez y nos dicen que no vamos a entrenar a esa hora porque ha habido una reunión y nos tienen que comunicar algo, o que ha venido una persona nueva. Cuando el mercado estaba abierto, se hablaba mucho de si algunos jugadores podían o no jugar. Desde que se cerró sabemos que estamos los que estamos y que tenemos que sacar esto adelante”.

"Los capitanes, cuando han hablado con Shaheen, con el vestuario, no sé por qué, no lo comparten. Yo no los critico, pero en otros sitios sí que se hace"

Cuestionado por la figura de Richard Shaheen y cómo informa a la plantilla, Pacheco desvelaba que éste solo “habla con los capitanes”. “Ellos pueden saber más que yo. Los capitanes, cuando han hablado con Shaheen, con el vestuario, no sé por qué, no la comparten. Yo no los critico, pero en otros sitios sí que se hace. En nuestro caso, los capitanes tienen más información que el resto de jugadores. Yo no exijo nada porque no soy capitán”, anunciaba el pizarreño, molesto por la gestión de esa información aunque comprensivo por el grupo: “Hay mucha juventud en el vestuario y a lo mejor ellos piensan que cuantas menos preocupaciones tengan los jóvenes, mejor”.

“El mensaje de Richard siempre ha sido que todo lo que se pueda hacer para ayudar al primer equipo es la clave del club, aunque sea mejorar la comida o los viajes, eso es lo que yo sé. A partir de ahí, él habla con Adrián y a veces Luis Hernández, Lombán, Juankar o Munir, que son los cinco capitanes. Ellos son los que saben un poco más”, confesaba Pacheco, que no reflejaba estar al tanto de muchos detalles: “Tenemos oídos y ojos. Vemos y escuchamos todo lo que sale en los medios, pero pueden saber más los periodistas más que nosotros. Lo que entiendo, o quiero entender, es que un club como el Málaga no va a desaparecer”.

El secretismo, de manera particular, no parece tener contento al pizarreño que pedía “claridad”. “Puedo hablar sobre lo que pienso. Lo que piense Adrián o lo que piense Lombán te lo tendrán que decir ellos si se les pregunta. Nosotros lo que más queremos es que nos hablen con claridad, que nos cuenten lo que nos puedan contar, que sepamos cómo está el club. Al final somos la parte más importante, los que tenemos que competir y sacar esto adelante junto con la afición, y lo que más queremos es que nos cuenten lo que pasa”, lanzaba un Dani Pacheco, inusualmente ácido.

En otros términos se refirió a sus situación contractual y a una posible salida o reducción de salario antes del cierre de mercado, supuestos que negó. Nadie le preguntó al respecto: “El club no me buscó una salida. El último día de mercado, que volvimos de viaje, después de jugar en Girona, Caminero me estaba buscando. Pasé por delante de él en el parking de La Rosaleda y no me dijo nada. Los compañeros empezaron a bromear, pero no me llamó. Sobre mi reducción, creía que se me iba a plantear antes del cierre del mercado, pero no se me planteó. Mi teléfono sigue estando abierto y si el club quiere plantearme algo, yo estoy dispuesto a escuchar”.

Bajas para Alcorcón

“Parece que algunos de los tocados puede recuperarse para el partido. Esperemos contar al menos con alguno de ellos”.

Sus lesiones

“Llevo tres partidos seguidos, un récord (risas). El año pasado realmente sólo tuve una lesión, pero no dábamos con la tecla para recuperarla bien. Este año tuve una nueva lesión en la otra pierna e intentamos mejorar en todo: alimentación, fui a un especialista en nutrición, me hice mil pruebas y parece que está todo olvidado. Me encuentro fenomenal, no tengo ningún miedo a nada, me encuentro fuerte, con energía y espero que pueda estar disponible todos los partidos de aquí al final de temporada”.

Responsabilidad

“Siempre lo he dicho, estoy donde quiero estar. Más feliz que en mi casa no puedo estar. Uno se siente responsable por todo, porque vine con la vitola de jugador importante a la plantilla, porque el club hizo un esfuerzo importante, y el que más quiere demostrar eso soy yo. Obviamente, hay que escuchar de todo. Soy de aquí, conozco a mucha gente, te llegan todos los mensajes, y tienes que escuchar cosas como que no me cuido, cuando realmente me cuido ahora más que nunca. Sé en la ciudad en la que estoy, sé la persona que soy y aquí me he cuidado más que en ningún sitio. Ha dado la casualidad de que cuando más me he cuidado, más me he lesionado”.

No ha sido fácil

“Sí que te encierras un poco. Tienes que escuchar muchas cosas que no son verdad y que te duelen. Te gustaría salir y contestar a todo el mundo, pero no puedes entrar en eso porque sería un sinvivir. Al final te tienes que dedicar a entrenar. Ojalá pueda demostrar lo que quiero, lo que llevo dentro y por lo que se me fichó. Me duele que se diga que soy un vividor, que no me cuido, que he venido a retirarme cuando tengo 28 años y estoy con más ganas que nunca. ¿Qué hay más bonito que poder hacer buenos partidos delante de tu familia y tus amigos? Uno lo que quiere es estar cerca de su familia y hacerles disfrutar. Más ganas que tengo yo no tiene nadie y que parezca que no es así, duele”.

Rendimiento

“Las lesiones son un tema importantísimo. No te dejan tener continuidad y te toca la cabeza. Cuando te encuentras bien, sabes que te estás cuidando, te alimentas bien, descansas bien, y te lesionas, pues lógicamente te comes la cabeza. Piensas en muchas cosas que te hacen estar inestable mentalmente y seguramente todo eso te afecte y te pueda provocar una nueva lesión. Por suerte ahora estoy mejor. En un año y pico realmente sólo he podido hacer un partido bueno en La Rosaleda. Ese día respiré un poco tranquilo y puede ser un punto de inflexión. Puedo jugar mejor o peor, pero mentalmente tengo ganas de jugar en La Rosaleda y anteriormente sí que había runrún de que en casa me costaba más porque estaba más pendiente de lo que había alrededor que del partido”.

Altas expectativas

“Soy consciente. Hace dos semanas en casa hice un gran partido y mi objetivo es hacer partidos como ese cada semana. Hago lo posible, obviamente no siempre sale. Pero ese es mi objetivo, intentar que sea así siempre”.

Liverpool

“Jugué 22 o 23 partidos con el primer equipo. Es el club más especial que he conocido. Más que el Betis. En el Betis son muy fanáticos y en los momentos buenos son fantásticos, pero en los malos te balancean hasta el coche. Lo he vivido. No me ha tocado a mí, pero sí a compañeros. El Betis es un club increíble, un gigante de este país, pero en Liverpool la gente es muy cariñosa y muy respetuosa”.

La afición

“En un momento complicado, la afición está respondiendo. Te puede gustar más o menos, pero van al campo y están siempre ahí. Eso es importante. Me impactó lo que pasó en el último partido de la temporada pasada ante el Deportivo. No me esperaba nada malo porque el equipo lo dio todo y lo intentó. El esfuerzo fue grande, pero en un momento duro, que te quedas cerca del objetivo, ver como se empezaba a construir lo que podía ser la temporada siguiente nos dio fuerzas para estar deseando empezar de nuevo e intentarlo otra vez”.

Su lugar en el campo

“He jugado en la banda desde que llegué y en los últimos años. Me gusta jugar en el centro y en la banda, el que decide es el entrenador”.

Alcorcón

"Estuve allí. Campo frío porque es pequeñito, en el sur de Madrid hace frío, y suele ir poquita gente, pero los que van son fieles. En un campo así, si no te conectas rápido empiezas perdiendo”.

Okazaki

"El japonés se hizo malagueño. Le cogimos mucho cariño en un mes. Aprendió a hablar español muy rápido y se veía que quería estar aquí. Se venía a comer con nosotros fuera de la dinámica del equipo, se veía que quería integrarse. Creo que tenía incluso la casa apalabrada y estaba deseando traer a su familia”.

José Rodríguez, Mula e Iván

"Esta situación nunca la había vivido. Sobre todo, José Rodríguez, Iván y Mula llevan ya tres meses entrenando cada día con el grupo y tratan de tomárselo con humor porque sino no podrían hacer otra cosa. Están cobrando pero saben que no van a competir. Creo que la actitud que están teniendo debe ser ejemplo para los demás, para no bajar el ritmo porque podría permitirse el lujo de no tener ganas algún día y no lo están haciendo”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios