Málaga CF Pistas para conocer mejor el límite salarial

  • La intervención de Michu en el balance de mercado del Oviedo arroja luz sobre el Caso Okazaki

Caminero posa con Okazaki en la presentación del jugador.

Caminero posa con Okazaki en la presentación del jugador. / Javier Albiñana

El Caso Okazaki sigue coleando –y lo que queda–. A penas dos días después del negro 2 de septiembre, en el que el malaguismo vio como se desmoronaba una planificación inexistente, desde Asturias, Oviedo, concretamente desde el Carlos Tartiere, se arroja algo de luz a lo que podría ser una explicación razonable al porqué de la imposible inscripción del nipón ante LaLiga por parte del Málaga.

A sala de prensa salió este mediodía Miguel Pérez Cuesta, más conocido como Michu, ex futbolista y ahora secretario técnico del Oviedo. El director deportivo ovetense explicó la situación deportiva del club tras el cierre del mercado ante los medios de comunicación y respondió a las preguntas de los periodistas allí presentes –algo que se espera que también haga Caminero con el balance blanquiazul–. Este puso en contexto las dificultades que tienen los clubes de Segunda para optar a jugadores de caché elevado aunque estos llegue con la carta de libertad. "Creo que hay un poco de desconocimiento, incluso para agentes y parte de la afición", expresaba al respecto.

"Voy a poner de ejemplo a Álvaro Medrán. El futbolista a las 23:59 rescinde su contrato con el Valencia, vamos a poner que gana dos millones de euros allí y que ahora no tiene equipo. Tú quieres firmar a Álvaro Medrán y negocias con él 200.000 euros de salario", ejemplificaba y contextualizaba Michu, que continuaba así: "A ti LaLiga te computa un millón de euros [la mitad de su anterior salario], LaLiga no se cree que gane contigo esa cantidad y te computa uno. Evidentemente un millón de euros no lo tienes, necesitas un millón de límite salarial, aunque tú solo le pagues 200.000, de gasto para el club serían 200.000 por temporada pero LaLiga no se cree eso. Necesitas tener un millón en el tope salarial, entonces no puedes firmarlo".

"Es difícil que un equipo como el nuestro firme a futbolistas de Primera con contratos altos, porque aunque negocies un sueldo de Segunda, LaLiga no se lo cree y necesitas el 50% de su anterior contrato", concluía al respecto el secretario técnico de los carbayones, que dejaba algo de luz con lo que pudo pasar con Okazaki. El japonés percibía en el Leicester City más de tres millones y medio de euros por temporada por lo que, a tenor de esta pauta que define Michu, el Málaga necesitaba un colchón de más de un millón y medio entre su Salario Liga y el límite salarial que define la competición.

El Caso Cuenca

El motivo real de la no inscripción de Okazaki no saldrá a la luz hasta que los dirigentes y responsables blanquiazules expongan el tema en sala de prensa. Es una teoría que encaja con lo sucedido, de ahí que tampoco sirviera de nada última propuesta desesperada del japonés, ofreciéndose a cobrar el mínimo que establece LaLiga para Segunda, esos 80.000 euros. De hecho, gana enteros se observa lo que pasó hace un año en Reus con el Caso Cuenca.

Isaac Cuenca había rescindido su contrato con el Apoel Beer Sheva israelí, donde jugó con un gran contrato. De hecho, su agente, Francisco Valdivieso, aseguraba que "con lo que le han pagado en Israel puede permitirse estar un año prácticamente sin cobrar". En esas apareció la posibilidad de firma con el Reus, club de su ciudad con el que comenzó la pretemporada. Los problemas económicos de la entidad catalana solo permitían firmar al jugador con el salario mínimo (esos 80.000 euros) que dictaba LaLiga pero ésta no lo permitió.

Las pautas en aquel entonces fueron similares a las de Okazaki. Jugador libre que llega de un club extranjero del que percibe un contrato muy superior al que ahora le proponen en Segunda por parte de un club con problemas con el límite salarial. "Aposté por el Reus porque es el equipo de mi ciudad y allí vive mi familia. Me puedo permitir dar este paso atrás en lo económico", decía Isaac Cuenca durante aquellos días, Okazaki se enamoró de la ciudad estaba dispuesto a hacer lo mismo...

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios