Málaga CF | Pellicer anuncia su adiós "Cuando uno lo da todo y no puede más, es el momento de dar un paso al lado"

Sergio Pellicer, durante su despedida en la sala de prensa Juan Cortés.

Sergio Pellicer, durante su despedida en la sala de prensa Juan Cortés. / Málaga CF

La expectación era máxima. El secretismo sobre cuál era la decisión final de Sergio Pellicer en cuanto a su renovación o marcha del club seguía sin tener respuesta. Se pidió calma y tiempo mientras el entrenador y Manolo Gaspar esquivaban la pregunta en cada intervención. "Se lo estará pensando", decía el director deportivo. Hoy tomaba partido el castellonense de manera definitiva y era para decir adiós.

"Es la decisión más difícil a nivel personal y profesional. Soy un malaguista más. El corazón va por un lado, pero la cabeza va por otro. Hay vacío. Cuando uno da todo y no tiene más, es el momento de dar un paso la lado", decía un Sergio Pellicer sosegado, calmado ante posiblemente una de las decisiones más difíciles de su carrera, donde por cerrada su etapa más importante a nivel profesional desde que es entrenador. 

Fue una constante oír los agradecimientos del castellonense. Alabó la estabilidad que había traído José María Muñoz al club desde su llegada. El administrador judicial parte importante del año y medio de Pellicer la frente de equipo. También a Manolo Gaspar, al que dio las gracias en incontables ocasiones. También tanto a su staff técnico como a todos los jugadores que ha empleado, así como al resto de departamentos.

"Gracias a los futbolistas de este año y del año pasado, ellos han sido los verdaderos protagonistas. A la afición le hemos echado muchísimos de menos y es difícil aunar un cuerpo técnico con este sentido de pertenencia", eran los elogios que repartía Pelli, que volvía a recalcar: "Buscamos lo mejor para el club por encima del ego o cualquier persona física. El Málaga está por encima de todo. Estoy eternamente agradecido".

El entrenador blanquiazul no fue capaz de defender los motivos que les han llevado a tomar esta decisión. Se basaba en una cuestión personal, una decisión reposada en base al desgaste de este último año y medio. "Lo tengo todo aquí", decía, "es mi zona de confort". Pese a que la oferta de renovación que planteó el club se le dio a conocer hace varias semanas, no fue hasta la semana pasada cuando se reunieron para hablar de la situación y él manifestó su deseo de no renovar. Sin negociaciones ni peticiones. 

Es cierto que las situaciones en las que ha trabajo el técnico, tras la destitución de Víctor Sánchez del Amo, la pandemia, la salvación tras el confinamiento, la pretemporada entre la incertidumbre, el ERE, una plantilla nueva con 18 fichas y lesiones. Ese el desgaste del que hablaba un Pellicer que reconoce que no está "para dar el 100%". Reconoce que deja una "marca Málaga" y que "este Málaga no tiene que ver con el de hace unos años, hemos dado un paso adelante".

Pese al anuncio, el técnico espera acabar la temporada con un "broche final", pudiendo ver público en la última jornada liguera ante el Castellón en La Rosaleda. "Que nadie dude de la entrega", comentaba, a la vez que negaba que su decisión haya sido tomada en base a una oferta de otro equipo: "Ahora mismo no hay nada. Mi mente está en lo que nos queda. Luego ya veremos lo que puede ocurrir".

"Hace año y medio le veíamos poco futuro al club. A nivel deportivo, social e institucional. Ahora hay un futuro. No tengo que ser yo. Con todo lo que se ha conseguido este año. Manolo conoce perfectamente cómo funciona todo. El futuro es mucho mejor, con algo más de luz. Se están dando pasos. En un futuro no muy lejano se estará peleando por lo que se merece. Es lo más grande que hay", recalcaba Pellicer, que apuntaba cómo fue la celebración de la permanencia: "La celebración de la permanencia, sobre todo en el hotel, fue como un ascenso".

"En una balanza está todo a favor. Como persona, tenemos que ser honestos con uno mismo. Tengo todo aquí. Jugadores bestiales, es una relación perfecta con todos. Con Josemi, servicios médicos, Pichitas... Es una situación muy dura", recalcaba Pellicer en una rueda de prensa que rondó los 40 minutos: Hay que tener un equilibrio emocional constante. Cuando parece todo esto, es un cambio de sensaciones. Es una cuestión a nivel personal, muchas cosas invisibles. Cada uno en su profesión tiene situaciones que cansan. Es una decisión personal muy dura, no hay ningún tipo de negociación ni problema con nadie. Queda todo muy claro. Decisión mía, muy dura, es así. Llevo mucho tiempo con una mochila muy grande. No hay nada más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios