Málaga CF - Real Zaragoza | Afición La Rosaleda, pulmón blanquiazul

  • La afición cantó el himno a capella antes del Málaga-Real Zaragoza

  • Los hermanos Pérez Frías recibieron un merecido homenaje tras el calentamiento de los jugadores

Nacho Santamaría y Juan Carlos reciben las camisetas que honran el trabajo de los hermanos Pérez Frías Nacho Santamaría y Juan Carlos reciben las camisetas que honran el trabajo de los hermanos Pérez Frías

Nacho Santamaría y Juan Carlos reciben las camisetas que honran el trabajo de los hermanos Pérez Frías / Marilú Báez

Queda poco para que finalice la temporada regular y La Rosaleda lo sabe. Lo sabe y se siente, como se pudo ver esta noche ante el Real Zaragoza. La afición respondió una vez más en un día clave como era este viernes 24. Fueron 18.970 los aficionados que arroparon al equipo en este cuadragésima jornada. El once del Málaga sintió desde que saltó al campo a los suyos. El club se encargó de repartir bufandas entre todos los asistentes al estadio hoy para lo que sería un recibimiento muy especial.

La Rosaleda se puso entera en pie cuando los jugadores del Málaga asomaron por el túnel de vestuarios. Estaba todo el público sobre aviso pero impresionó ver a toda la hinchada blanquiazul con sus banderas alzadas entonando el himno del club a capella. El estadio se dejó la voz para interpretar con sus gargantas el Málaga, La Bombonera a viva voz. El club se encargó de que ningún olvidadizo se quedara callado y reprodujo en las pantallas del estadio la letra del himno. 

Pese al empujón de la La Rosaleda en el arranque del partido, al equipo le costó arrancar y fue el Zaragoza el que se adelantó en el partido tras un gol de Pep Biel a los diez minutos de juego. El público fue de menos a más durante todo la primera mitad, en la que el fútbol del equipo comenzó a mejorar a medida que pasaban los minutos.

Homenaje a la familia Pérez Frías

Antes del partido, tras el calentamiento del equipo sobre el césped de La Rosaleda, el club homenajeó a la familia Pérez Frías sobre el verde por su dedicación a los colores blanquiazules, los hermanos Nacho (que falleció el pasado año) y Juan Carlos, futbolistas blanquiazules y líderes de los servicios médicos de la entidad.

El Málaga, antes del partido, descubrió la placa en el vestuario local que pasará a llamarse 'Sala Médica Hermanos Pérez Frías', por la dilatada trayectoria como tal de los mencionados. Ya sobre el verde, los consejeros consultivos del club, Ben Barek y Martín Aguilar, entregaron a Nacho Santamaría, ex jugador blanquiazul y actual entrenador del Juvenil B en Liga Nacional, y a Juan Carlos dos camisetas: una con el 5 para Nacho y otra con el 7 para Juan Carlos.

La Rosaleda se fundió en una fuerte ovación cuando recibieron las equipaciones, reconociendo el trabajo de los hermanos Pérez Frías. Además, se pudo ver una pancarta desplegada en la zona de la grada de animación que rezaba: "Un trocito de este escudo es de los hermanos Pérez Frías".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios