Fichajes Málaga CF Ofertas a la baja, otro enemigo en el mercado

  • El club ya ha rechazado varias propuestas por algunos de sus futbolistas

Manolo Gaspar, en La Rosaleda. Manolo Gaspar, en La Rosaleda.

Manolo Gaspar, en La Rosaleda. / Javier Albiñana

Los tiburones huelen la sangre a kilómetros –o eso nos ha hecho creer el cine en las últimas décadas- y hay un rastro enorme que conduce hasta las entrañas de Martiricos. Va a ser uno de los grandes hándicaps del Málaga en este mercado invernal que ya está en marcha. Los clubes y los representantes conocen bien la situación institucional y económica del club blanquiazul, así que tratan de sacar tajada. Pese a todo, en la entidad tienen claras sus prioridades y el valor de cada cosa. Malvender no entra en los planes. Y ahí sí se suele encontrar en el presidente Abdullah Al-Thani un aliado, porque si hay algo que no le gusta al jeque, es vender a sus futbolistas (aunque eso en muchas ocasiones va en contra de sus propios intereses).

Ya han llegado distintas propuestas a las oficinas de La Rosaleda por al menos un par de sus futbolistas más apetecibles, pero han sido rechazadas al no satisfacer las pretensiones mínimas de la entidad. Habrá más durante las próximas semanas y lo normal, dada la situación actual, es que haya que desprenderse de miembros de la plantilla. La dirección deportiva, con Manolo Gaspar a la cabeza, tendrá la complicada tarea de aguantar diversas ofensivas por sus hombres mientras paralelamente avanza en la búsqueda de refuerzos que mejoren y amplíen la rotación de Víctor Sánchez del Amo.

En los últimos meses en Málaga prácticamente sólo se ha hablado de las necesidades de la plantilla, empezando por el propio Víctor, que lo ha repetido públicamente en numerosas ocasiones. Es cierto que algunos puestos están despoblados y que en otros hay un exceso de elementos y encima no ofrecen un rendimiento decente. Sin embargo, casi nunca se repara en la cuestión de las salidas de jugadores que sí rinden a buen nivel y que sí son útiles para el técnico madrileño.

También hay una cuestión fundamental para el Málaga a corto y medio plazo. Sigue teniendo en nómina a jugadores con un sueldo elevadísimo, herencia de tiempos mejores en lo económico y también en lo deportivo. La cuestión es que resulta prácticamente imposible encontrarles un destino que se adapte a dichas condiciones, así que los futbolistas suelen ser reacios a valorar opciones en las que se toque sus ingresos.

Mientras muchas miradas apuntan a estas cuestiones de mercado, se sigue aguardando que el club avance en alguna gestión relacionada con la viabilidad económica y el plan presentado ante LaLiga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios