Málaga C.F.

Pellicer: "He elegido el camino de proteger a los jugadores y al club"

  • El técnico destaca la actitud de sus jugadores y de los nuevos, capea la situación extradeportiva y se fija como reto sumar lo mayor posible hasta el 5 de octubre

Pellicer, en la sala de prensa de La Rosaleda. Pellicer, en la sala de prensa de La Rosaleda.

Pellicer, en la sala de prensa de La Rosaleda. / Málaga CF

Sergio Pellicer compareció en rueda de prensa telemática desde La Rosaleda para hablar el partido que, finalmente, este sábado se jugará ante el Alcorcón. En el templo, como refirió varias veces durante su alocución el entrenador castellonense. Con la tranquilidad de esa victoria en su tierra natal, Pellicer habla de crear lazos, de mejorar anímicamente, no sólo desde el punto de vista físico y táctico.

"El partido lo afrontamos como todos las anteriores, con la misma ilusión", decía el técnico malaguista sobre el duelo ante los alfareros: "La victoria ante el Castellón vale para que creamos en lo que estábamos trabajando. Permite trabajar una victoria así con mucha tranquilidad, aumenta la confianza. Hemos estado con la intranquilidad de los horarios, con distintas situaciones y programas previsto. Hay gente que se incorpora más tarde. Están cambiando las cargas y ahora hay que esperar que la competición nos permita coger un estado de forma bueno. Viene un partido que después del inicio de Liga, sin público, pero tras dos partidos fuera nos debe valer para hacernos fuertes. No va a valer de excusa, a pesar de que no haya gente, le pedimos que se note su aliento y nos ayuden para conseguir tres puntos importantes".

"Intentamos cada día mejorar el entrenamiento, teníamos varios planes por las cargas de trabajo y buscamos la mejor individual y del rendimiento colectivo. Vamos a ir a día a día", contextualizaba el técnico sobre cómo es el trabajo con la incertidumbre deno saber hasta pocos días antes la fecha exacta del partido: "Tenemos que analizar minuciosamente cada entrenamiento. Pero también el estado anímico y psicológico es esencial, hay que ir asimilando y hacer lazos anímicos. Hasta que el 5 de octubre tengamos el boceto de plantilla, a sumar los mayores puntos posibles y mejorar registros. EL fútbol no es matemático, no sabría decir en qué punto estamos, sí en un momento importante de la mejora. Tenemos que pensar que lo tenemos que dar todo. En cada partido, más allá de estar acertados, hay una obligación de darlo todo para que nadie te pueda reprochar nada. El esfuerzo no se negocia, a partir de ahí el tema táctico, físico y mental hay que trabajarlo de la mejor manera posible".

El regreso a La Rosaleda, aunque vacía, es un alicente extra para el técnico. "Es una alegría, pero tenemos una sensación rara. Entrenamos el miércoles y el viernes y para algunos jugadores era un lugar nuevo. Una anécdota es que se daban cuenta de lo bonito que es el templo de La Rosaleda y yo les decía que imaginaran con gente llevando en volandas. Somos de los cuatro-cinco más perjudicados de la categoría por que no haya público. Ojalá la gente estuiera, que se solucione la pandemia, que es lo más importante. Gana más puntos La Rosaleda que otras aficiones. Ese hilo afición-jugadores que se crea es importante", reflexionaba el técnico.

Acerca del rival, el Alcorcón, que suma cuatro puntos, dice que "llevamos dos jornadas y no han encajado gol. Tiene los aspectos defensivos coordinados, prevé la opción posterior del juego, maneja los tránsitos ofensivos y defensivos, es muy solidario. Viene de ganar al Tenerife, que ya vimos el potencial que tenía contra ellos. Será difícil, duro, por las características del equipo. Estamos en un estado de ánimo parecido los dos. Más allá de que no tengamos público, tenemos que hacernos fuertes en La Rosaleda. Prevemos un partido táctico, el 70% o 80% de los goles son por transición y hay que mejorar en esas fases. Hay que tener más llegadas, aparecer en puntos de remate, llevar la pelota en las mejores condiciones al área. Hemos trabajado en ello".

"Son tres puntos muy importantes aunque sea un inicio. En Castellón no sólo fue ganar los tres puntos. Era la confianza que podíamos tener la gente nueva y la que pudiéramos dar a nuestra gente. La obligación es que cada partido estemos mejor tácticamente y físicamente. La afición se siente identificada con los valores de honradez y esfuerzo, de ser agresivos. En eso no hay negociación. El jugador talentoso tiene que poner también su esfuerzo al nivel del grupo. Será nuestra idea y nuestra filosofía", decía el técnico sobre la actitud con que deben aparecer mañana en La Rosaleda.

Acerca de la situación con los jugadores y el ERE, el técnico dijo que "lo gestionamos de la mejor manera posible. Sabéis las circunstancias. Primero está el club y estamos en medio. Esto se apoya en cuatro patas. Afición, jugadores, club y la dirección y en el último lugar el entrenador y el cuerpo técnico. Es la pirámide de valoración que hago. hemos vivido con jugadores que se están yendo y que están trabajando de una manera intachable. Estoy agradecido al club, a Manolo y a José María, y a los jugadores de la temporada anterior y los de ahora. Estamos en el medio y las circunstancias son las que son. Es un año difícil por toda la situación y siempre mando ese mensaje de unión. El banquillo es la silla eléctrica. Más tarde o temprano me iré, pero siempre agradeceré la oportunidad. Vamos a estar agradecidos. A los jugadores en el día a día que mostraron su compromiso siempre se lo agradeceré. Cuando antes se solucione, están 24 horas trabajando, mejor. Así llegaríamos a esas situaciones con más calma. Me gusta hablar del próximo rival, de cada partido, de cuestiones tácticas. Hemos hablado más de lo extradeportivo que lo deportivo".

Acerca de las detenciones en la antigua cúpula del club, recalcó Pellicer que "no sabía nada. Ahora me gustaría hablar de la afición, de los jugadores, sé el camino que he elegido, proteger a los jugadores y al club. Que se mantenga ajeno a las situaciones el vestuario. Lo más importante es la estabilidad, más allá todo lo que ocurra. En el templo no hay despachos, hay fútbol de verdad y una pelotita. Se lo digo desde el primer día que llegué a los jugadores. Miramos el presente. No podemos mirar al pasado, a antes cuando empezábamos. Vamos hora a hora. Las victorias dan tranquilidad y las derrotas inestabilidad. Hay una cosa muy importante, cada viernes, sábado o domingo hay un partido y se suman puntos. No hay ninguna excusa y no pienso en los problemas. Lo importante es en el día a día. Tenemos que controlar que estemos siempre cerca de pelear la victoria. Mirar hacia delante y el presente. Que estos obstáculos nos hagan más fuertes para el futuro y que no nos gane en trabajo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios