Polémica en el Cádiz - Málaga CF El VAR, protagonista en el Carranza

  • El gol anulado a Adrián en el primer tiempo dejó muchas dudas

  • Actuó correctamente con la pena máxima que permitió el 0-1 del capitán

  • Dejó dudas por la interpretación del penalti que requirió Nano Mesa

Pulido Santana habla con la sala del VAR durante el Cádiz-Málaga. Pulido Santana habla con la sala del VAR durante el Cádiz-Málaga.

Pulido Santana habla con la sala del VAR durante el Cádiz-Málaga. / LaLiga

Fue un partido vivo, muy físico, de contacto, el que vivieron Málaga y Cádiz en el Ramón de Carranza y que terminó con la séptima victoria para los blanquiazules, tercera en la etapa de Sergio Pellicer. Pero el protagonista, lejos del gol victorioso de Adrián, fue el VAR y la polémica que generó con diversas acciones muy dudosas: gol anulado, penaltis pitados y otros olvidados...

La polémica rodeó al encuentro al borde del descanso. Ya venía siendo bronco el partido, con escasas ocasiones, con poco juego en el área, de los que se decide por muy poco, en cada balón colgado al área como fue el saque de banda de Luis Hernández. El central sacó una vez más de paseo su catapulta y sacó rédito. El balón casi llegaba al área pequeña y obligaba a la salida de Cifuentes. El meta no llegaba a despejar el balón con la melé en el área y el balón acababa en los pies de Adrián que la empujaba al fondo de la red. El gol subía... pero el VAR tenía que revisar. El intento de despejar de Cifuentes, Sadiku es uno de los que le rodean y limita su salto. La repetición televisaba deja muchas dudas de si la acción del albanés, fuera del área pequeña, es suficiente para ser considerada como falta al portero. El gol era anulado.

Tras el descanso, otra polémica. Tete Morente, de lo más destacado del Málaga en Cádiz, forzaba al borde del área a su par, se colaba y en un intento por llegar hasta línea de fondo y par de rebotes, Espino se beneficiaba de su mano para llevarse la pelota. El extremo gaditano levantaba rápidamente la mano pidiendo penalti pero el colegiado no lo dictaminó así de primeras. El Málaga acaba echando la pelota fuera provocando la revisión. Fueron algo más de dos minutos lo que tardó la sala del VAR para indicarle a Pulido Santana que acudiera a revisar la jugada por el televisor. Fueron apenas cinco segundos, lo que consumió la primera toma que le mostraron al árbitro, lo que tardó éste en marcar la pena máxima que acabaría anotando Adrián, a la postre decisivo para lograr los tres puntos.

No todas las dudas con el VAR las provocó el Málaga. La incertidumbre se instaló en el Carranza a falta de algo menos de 20 minutos para que se llegara al tiempo reglamentario. Un balón profundo al área para Nano Mesa con Diego González a la carrera con él acabó con el delantero del Cádiz por los suelos. Pulido Santana no lo dudó y mostró la amarilla al tinerfeño por simular penalti. La revisión desde la sala del VAR llevó casi cinco minutos. El colegiado no revisó la acción y prosiguió con su primera decisión. La repetición generaba dudas. Cabe destacar que con una acción muy similar entre Sadiku y Fali, el cuerpo arbitral actuó de la misma manera. El albanés se quejó de un penalti del central gaditano, que le zancadilleó en el área sin llegar al balón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios