Víctor, tras el Deportivo de la Coruña- Málaga CF Víctor: "Es el premio que los jugadores merecían"

  • El entrenador blanquiazul se mostró satisfecho con el triunfo, la evolución y mejoría de su equipo tras vencer al Dépor

Víctor, en el banquillo de Riazor. Víctor, en el banquillo de Riazor.

Víctor, en el banquillo de Riazor. / La Otra Foto

Víctor Sánchez del Amo compareció tras el primer triunfo de su equipo tras 11 jornadas ligueras. Su equipo rompía una de las peores rachas que se recuerdan, diez partidos se saborear los tres puntos, a un mundo de la última en Santander. Se le vio contenido, con una mezcla de felicidad y rabia en su rostro celebrando los goles de su equipo. En rueda de prensa su discursó no cambió mucho, continúa por la misma línea.

“Los partidos siempre hay que trabajarlos. Independientemente del resultado final, siempre hay alternativas en cualquier partido. Esto es fútbol, la efectividad marca las diferencias. Hoy nos ha tocado a nosotros, tanto en ataque como en defensa. El margen de mejora sabemos que es muy amplio. Lo veníamos diciendo desde hace mucho”, explicaba el entrenador blanquiazul, que quedó muy satisfecho con el trabajo de sus jugadores con el esférico en los pies: “El equipo ha estado muy bien en defensa. Cuando hemos tenido el balón hemos podido generar ocasiones claras con un rival con una grandísima necesidad como es el Dépor, y más en su estadio. Este partido tan completo nos ha permitido obtener la victoria. Es el premio que los jugadores merecían, lo que se merecen desde hace mucho tiempo”.

Víctor encontró similitudes con el partido en La Romareda ante el Zaragoza, donde se acabó empatando: “Tenemos que aprender de nuestros errores, por ejemplo de lo que pasó Zaragoza. El Dépor nos ha apretado y hemos estado muy bien. El equipo sigue creciendo y eso es muy positivo. Nos alegra que hayamos aprendido de las cosas que nos pasan. La alegría se la merecen, también la afición. Los resultados siempre hacen mella y les agradecemos que no hayan bajado un ápice su confianza en estos jugadores”.

Fue uno de los partidos en el que los blanquiazules más fueron capaces de generar, aunque se fallaran acciones muy claras de cara a puerta –sobre todo Sadiku–, algo que Víctor analizó así: “Los rivales también tienen acierto, el Dépor tiene un gran portero. El fútbol es intentos, aciertos y errores constantes. Lo que hacemos es invitar y animar a nuestros jugadores a que intenten siempre, estamos contentos. Hemos hecho dos goles que nos han servido para llevarnos los tres puntos, que era el objetivo. Los despegues son de los aviones, la clasificación final es la que vale y ahora a enfocarnos en el próximo partido. Trabajando en esta línea llegan los resultados”.

Víctor fue cuestionado también por el papel del Deportivo hasta la fecha, colista de la categoría, algo que esquivó con clase: “No me parece que por mi pasado como jugador o entrenador deba hacer una manifestación en esos términos [¿el peor Dépor de la historia?], no creo que sea el momento. He demostrado mi talante y mi respeto cuando estuve aquí, sobre todo con el Dépor, con lo que significa para mí en mi carrera deportiva”. Más allá de esto, dejó clara la cantidad de puntos que hay aún en juego para cambiar la dinámica: “Queda muchísimo, es lo que venimos diciendo semana tras semana, la clasificación que importa es la última, en el último tercio hay que estar bien colocados para conseguir los objetivos. Quedan muchos puntos en juego y mucho margen de rectificación para todos los equipos, los de arriba también pueden tener rachas negativas y bajar”.

Al hilo de la situación deportivista, Víctor recordó y enfatizó en la situación extradeportiva que viven tanto Dépor como Málaga, haciendo hincapié en la malaguista: “Los problemas de gestión afectan y es difícil resolverlos con cuestiones deportivas. Nosotros estamos viviendo una circunstancia muy compleja, con problemas en la gestión, con menos licencias que nuestros rivales, con los impedimentos del reglamento, no podemos usar más de tres filiales por partido... Todo eso complica y son decisiones de gestión, como el tema del calendario, cuando llegan los compromisos internacionales y pierdes a los jugadores. En Primera no pasa y en Segunda sí, debe ser discriminación. Son problemas de gestión que afectan a lo deportivo y que acaban afectando a los entrenadores”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios