Víctor, tras el Málaga CF-Deportivo Víctor: "Los jugadores deben ir con la cabeza muy alta"

  • El técnico destacó la comunión que se ha generado entre la afición y el vestuario tras el mazazo de la eliminación 

Víctor consuela a Juankar sobre el césped. Víctor consuela a Juankar sobre el césped.

Víctor consuela a Juankar sobre el césped. / Marilú Báez

Víctor Sánchez del Amo intentó en rueda de prensa sacar todos los puntos positivos que pudo dar el mazazo del Málaga en La Rosaleda ante el Deportivo de la Coruña. "Los jugadores deben ir con la cabeza muy alta", resaltaba el madrileño tras el desgaste de sus jugadores, desgaste sin recompensa, pero que significó mucho para él: "Los jugadores han construido las bases de algo bonito. El objetivo era el ascenso, no lo hemos podido conseguirlo, y nos duele. Pero se han armado las bases de un proyecto de campeón, de un equipo conectado con su afición. Son las raíces.

"A la afición solo le podemos dar las gracias. Su respuesta quiere decir que lo que han hecho los jugadores en el terreno de juego y en la eliminatoria. No tenemos ni un pero para ellos. Estamos orgullosos de ellos", decía Víctor sobre la increíble respuesta de la afición pese al mazazo de la eliminación, algo que explicaba así: "Cuando se da todo en el campo, al nivel de actitud y juego que han dado, y te falta este punto de fortuna. Una eliminatoria igualada ante un rival que ha competido muy bien. Yo he vivido celebraciones de títulos importantes, pero lo que he vivido en La Rosaleda hoy se puede igualar a cualquier título. Sabíamos que seria un día especial, no hemos podido pasar a la final. Aun así le agradecemos a todos los futbolistas.

El técnico lamentaba la pizca de fortuna y acierto, clave en el desenlace de la eliminatoria: "A los jugadores lo único que hay que hacer es animarles a seguir por esa línea. Es una lástima los dos palos que hemos tenido. Estamos convencidos de que se llegaba a entrar el primero, iba a entrar el segundo. No hemos tenido el acierto, hay que reconocerlo. Nos ha faltado muy poquito. Hemos tenido tres palos claros, con el portero rival batido. Esa pizca de fortuna, con una eliminatoria tan igualada, solo queda felicitar al Dépor, que ha sido un gran rival. Le deseamos la fortuna".

"Estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho conjuntamente con los jugadores. Hemos aprovechado cada minuto. No queremos que esto se acabe, habríamos puesto un play off de 30 jornadas. No de dos. Estábamos disfrutando tanto que se nos ha hecho muy corto", decía Víctor sobre esta etapa como técnico blanquiazul que acaba así por el momento, y de la que no quiere poner "excusas". "No vamos a poner excusas. La efectividad manda y el Dépor lo ha sido más que nosotros. El Málaga sin ninguna duda no ha sido inferior. El Málaga ha dado la cara en los dos partidos. Ha ido a ganar en ambos, no ha especulado. No ha habido 33 minutos fatídicos", decía sobre el buen hacer de los suyos en estos 180 minutos, pero alababa al rival también: "El Dépor ha tenido mucho acierto y ha sabido aprovechar nuestros errores. Ha sido más contundente en las dos áreas y eso les ha hecho merecedores de pasar de ronda. Cuando se intenta y no sale, solo se puede trabajar para sí serlo".

"Lo normal hoy hubiera sido rabia, frustración, enfado pero no se ha visto eso. Se ha visto a una afición en comunión con el equipo, son las raíces para hacer a un equipo campeón", resaltaba el técnico de nuevo sobre la afición y destacaba los instantes finales tras el pitido final: "Ha terminado el partido y nos hemos abrazado todos. A darle las gracias a la afición. Agradecimiento, cabeza alta, porque los jugadores son magníficas personas. Hemos encontrado un grupo increíble, humano y personal. Es normal, por el dolor de la derrota. Sabemos que lo han dado todo. La mejor respuesta es cómo ha reaccionado la afición". 

Por último, no quiso pasar por alto la situación de Munir, al que arropó: "Lo ha arropado todo el mundo. Todos los compañeros tienen errores. La eliminación no tiene nada que ver con este gol. Es anecdótico. Estas cosas suceden. Son errores. Lo que no queremos es que dejen de intentar cosas. Esto le hará más fuerte. Él ha visto cómo le han arropado todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios