Málaga CF Víctor mima a Ontiveros

  • El entrenador estuvo charlando aparte con el extremo marbellí

Víctor charla con Ontiveros. Víctor charla con Ontiveros.

Víctor charla con Ontiveros. / Javier Albiñana (Málaga)

Se acerca a él, le pone el brazo por encima del hombro, le cuenta algo, sonríen, se ríen. Víctor Sánchez del Amo sabe lo importante que es para el Málaga dar con la mejor versión de Javi Ontiveros. Ayer lo demostró en público, en ese breve instante que el club permite a los medios tomar instantáneas de los entrenamientos. Dos minutos, los suficientes para tratar de plantar la semilla en la cabeza del marbellí, por quien pasan gran parte de las aspiraciones blanquiazules de estar el próximo curso en la máxima categoría.

Víctor dejó muy claras sus intenciones desde que se presentó con el Málaga una semana atrás. Sabe que más allá de lo futbolístico, ahora prima lo emocional en un vestuario que estaba necesitado de estímulos positivos. Y si hay alguien que necesita especial atención, ese es Javi Ontiveros. El entrenador madrileño estuvo unos minutos charlando con el extremo marbellí, al margen de todos. Confidencias. No necesitó mucho más.

Ya sabe lo que es capaz de dar de sí. Ante el Alcorcón cuajó una actuación sobresaliente en la que hizo lo que quiso cuando quiso. Lo coronó con dos tantos. El primero, marca de la casa. Clásica diagonal, conduciendo el esférico y burlando contrarios hasta encontrar la situación perfecta para ejecutar el disparo. El segundo, de falta directa. Llevaba años sin marcar en partido oficial el jugador malagueño. Pero no fue una cuestión sólo de goles (que pudo ser alguno más), sino de dominio del partido y del efecto que causó a los rivales, aterrados cada vez que cogía el balón y encaraba.

La cuestión es que Ontiveros, acusado de irregular por algunos entrenadores, sea capaz de cuajar actuaciones así con mayor regularidad. Eso es lo que quiere Víctor de él. Y lo mima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios