ÚLTIMA HORA Irán lanza un ataque contra Israel con "docenas de drones"

Málaga C.F.

Villarreal B - Málaga CF: Optimismo forzado (21:00)

Una acción del Andorra-Málaga

Una acción del Andorra-Málaga / La Otra Foto

El Málaga se planta en el estadio de La Cerámica para medirse al Villarreal B (21:00) apurando sus mínimas opciones de mantener la categoría en un ejercicio de optimismo forzado. Porque no hay margen de error, porque la derrota en Andorra fue extremadamente dolorosa, porque en todo el curso apenas se han dado estímulos positivos que amparen la ilusión blanquiazul.

Estaría en manos de un pleno de triunfos o casi. Con 30 puntos y la distancia con la salvación tan lejos (la marca el Racing de Santander con ocho de diferencia y los siguientes a diez). La teoría de los bloques de tres se cayó en el Estadi Nacional del principado y ahora ronda la idea de que es posible hacer seis de ocho y ver qué pasa con los demás. Una quimera.

Va a echar de menos el Málaga las comodidades de estadios como el que visita, aunque sea para verse con sus cachorros y no con el primer equipo. La sensación que dan club y equipo es que no terminan de creerse que el desenlace va a ser fatal.

Pellicer ha preparado el partido con tranquilidad en estos días. No han sucedido grandes cosas o no han trascendido. Apenas la baja confirmada de un Alfred N’Diaye al que no se echa de menos, más bien al contrario, y el alta de Bustinza, otros de los que no ha estado ni se le espera.

Los únicos que han estado, como acostumbran, a la altura han sido los aficionados. Medio millar se plantará en el municipio castellonense en plena Semana Santa para dar el último empujón desesperado a los jugadores.

La formas mostradas en Andorra demostraron que este equipo con línea de tres y carrileros es más fiable en defensa y que en cuanto se desnuda un poco aparecen los problemas. Está en manos de Pellicer la elección, que en cuando a jugadores no tiene casi más remedio que poner a los mismos de siempre salvo esas dos o tres piezas con las que va jugando. Que si Rubén Castro u otro, que si un central aquí y un mediocampistas allá... Lo que hay.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios