Juanpi Añor, cien partidos oficiales con el Málaga CF Los cien peldaños de Juanpi

  • El venezolano se convirtió en centenario tras jugar ante el Mirandés

Juanpi, justo cuando le hacen el penalti en el Málaga-Las Palmas. Juanpi, justo cuando le hacen el penalti en el Málaga-Las Palmas.

Juanpi, justo cuando le hacen el penalti en el Málaga-Las Palmas. / Marilú Báez

Muchas cosas han pasado desde que Javi Gracia decidiera introducir en una jornada 2 de Primera División en Mestalla ante el Valencia a dos chicos talentosos de la cantera. El partido, que tuvo cierta polémica, estaba ya perdido (iba 3-0) y ambos, que apuntaban maneras y habían hecho la pretemporada con el primer equipo, tuvieron la oportunidad de debutar en la máxima categoría con el Málaga. Se trataba de Samu Castillejo y Juanpi Añor, dos hermanos de distinta madre, que venían a comerse el mundo desde La Academia.

Aquello fue el 28 de agosto de 2014. Un lustro en el que han pasado tantas cosas en el Málaga que parece una vida entera. Casti se fue y la vida le ha llevado a Milán. Juanpi se quedó, blindado con un contrato de otra época, y con la idea generalizada de que tarde o temprano acabaría siendo una estrella. Internacional por Venezuela, su talento estaba fuera de debate. Pero el fútbol no es siempre un camino de adoquines amarillos. En realidad, casi nunca lo es.

El joven Añor (¡que todavía tiene 25 años!) no terminó de alcanzar las expectativas en un Málaga cuya deriva se iba pronunciando cada vez más. El 10 a la espalda pesaba más de la cuenta y parte de la gente empezó a focalizar en él sus iras y frustraciones. La caída en picado del equipo blanquiazul también contribuyó para mal en la imagen que daba, de cierta indolencia en frecuentes partidos.

Juanpi pasó por las manos de Gracia, que seguramente fue quien mejor le entendió y supo exprimir su vasto talento. En la 2015/16 jugó 29 partidos en Primera, 18 como titular, firmando cuatro goles. Luego llegarían Juande, Gato Romero, Míchel, José González... Y se perdió el compás y la categoría.

Con la llegada de Muñiz, una vez que el club no fue capaz de encontrarle acomodo en ningún sitio, vivió un pequeño repunte. No es que tuviera una fe ciega en él, pero pese a todo le dio 15 partidos, 13 como titular, en la primera vuelta de la temporada 2018/19. Aun así, el asturiano vio con buenos ojos su salida al Huesca en el mercado invernal (una operación con matices deportivos y económicos).

14 partidos y dos goles en su vuelta a Primera División, pero descendiendo finalmente con un Huesca que ahora es rival. Tras esa cesión, se puso bajo las órdenes de Víctor Sánchez del Amo. Una vez más, por varios motivos, estaba entre los teóricos descartes. Se unió tarde a la pretemporada por la disputa de la Copa América con su selección.

Pasaron las fechas y se repetía el culebrón del verano anterior. Pero esta vez hubo un giro importante. El club, en una situación dramática, negoció in extremis con Juanpi una fórmula para bajar su salario y poder ayudar a la inscripción de varios profesionales antes del cierre del mercado.

Ahora, con el 16 a la espalda, es una pieza más para Víctor, que sabe que probablemente sea el futbolista de mayor calidad de su plantilla, además de ser el que más tiempo lleva en el equipo. Ante el Mirandés jugó su partido oficial número 100 con la camiseta del Málaga. Con un poco de suerte y un mucho de buen trabajo, esta temporada podría acabar en el Top 20 histórico del club.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios