Entrevista a Chelsea, ex portera del Málaga CF Femenino "Me costó mucho tomar la decisión de marcharme, pero tengo mis objetivos"

  • "Me gustaría retirarme en el Málaga. Fue el primer club que me dio la oportunidad de jugar en Primera y quiero que sea el último" 

  • Chelsea Ashurst atiende a Málaga Hoy tras su anunciar su marcha del club

La guardameta Chelsea, en una de sus acciones ayer frente al Valencia. La guardameta Chelsea, en una de sus acciones ayer frente al Valencia.

La guardameta Chelsea, en una de sus acciones ayer frente al Valencia. / laliga

Inglesa, pero de corazón blanquiazul. A sus 29 años, Chelsea Ashurst mira atrás y narra su trayectoria deportiva en primera persona. Sus primeros momentos en el Málaga Femenino con 14 años, los motivos que le sedujeron y que le llevaron a transitar los senderos del Sporting de Huelva y el FC Barcelona y las razones que le impulsaron a despedirse del club al que dedicó ocho temporadas de su carrera futbolística. Esta marcha, una de las decisiones que más le costó tomar, pero de carácter necesario a nivel personal en su misión de llegar lo más lejos posible en el mundo de fútbol.  

– Llegó a Málaga con 14 años. ¿Qué le trajo hasta aquí?

– Todo comenzó en un torneo de fútbol 7 en Atarfe (Granada). Isa y Manolo [responsables del Málaga Femenino por aquella época] aparecieron en el torneo. Era un torneo de verano y en septiembre me llamaron. No di el paso a la primera y después a finales de noviembre, me atreví.

– ¿Qué recuerdos se le vienen a la cabeza de su primera vez con el Málaga Femenino?

– De mi primera estancia recuerdo el sacrificio. Yo, con 15 años, tardaba casi dos horas desde Málaga a mi casa por la carretera nacional. Imagínate el sacrificio de ir todos los días, llegar a casa a la una de la madrugada, levantarte para ir el colegio, salir, comer y otra vez para Málaga. También el sacrificio deportivo, los cuatro primeros años que estuve aquí, no pertenecíamos al Málaga CF. El Málaga no nos ayudaba a la hora de la ropa, por ejemplo, aunque vestíamos su escudo. El fútbol femenino no daba tanto dinero, había personas que ponían dinero de su bolsillo. No había sueldos.  

– En esta primera etapa, en Primera, jugabais en el campo de Portada Alta. ¿Qué impresiones tenía cuando viajaba y visitaba otros estadios de Primera División, volvía a Málaga y comparaba las condiciones en las que teníais que jugar?

– Era lo único que teníamos. Allí como en años anteriores, que también estábamos en Primera y que jugábamos en el Malaka. Tú veías otros campos y decías:“Aquí hay campos que valen mucho”. Pero, era lo único que teníamos y teníamos que conformarnos con lo mínimo y realmente, ninguna que yo recuerde, se quejaba porque estábamos haciendo lo que nos gustaba y estábamos viajando por toda España.

– ¿Agradecidas?

– Sí, no nos quejábamos. Al final, era un campo. Mejor jugar en ese que en un campo de albero. Hombre, muchas veces alucinabas cuando llegabas a otros sitios como Lezama, La Masía, la ciudad deportiva de la Real Sociedad o la del Atlético de Madrid. Claro que flipábamos, pero como lo que más queríamos era jugar en la máxima categoría y ya estábamos haciéndolo, nos conformábamos con lo que teníamos.

– Ese mismo año, el previo al descenso, en el Málaga Femenino estaba Esther, ahora en el Atlético Madrid, Ana Troyano o Martita, jugadoras que se consolidaron en Primera División.  Un equipo competitivo para bajar de categoría, ¿no? 

– Ese año tuvimos un equipo muy competitivo.

– ¿Qué hubiera sido del Málaga Femenino ahora si el Málaga CF se hubiera hecho cargo del equipo antes de lo que lo hizo en 2016? ¿Si lo hubiera cogido en esa etapa?

– Lo más importante es que hasta entonces, ese último año, eran todas malagueñas menos yo y sentían esto porque llevaban toda la vida en el Málaga. Pienso que por eso mismo, siento tantísimo por el club y por este escudo. Sí, el último año llegó Esther, Martita o Ana Troyano, pero la mayoría eran de aquí, hicimos un equipo muy bueno: se juntó la vetaranía y la experiencia de algunas jugadoras como Poti o Alicia, con la juventud de otras. La verdad que si echo el tiempo atrás y pudiera poner ahora lo que teníamos... Probablemente, sería otra historia. 

"El Sporting de Huelva fue el club que me hizo madurar"

– Después de esta etapa, llega el descenso y se marcha al Sporting de Huelva. ¿Fue esto lo que le empujó a irse?

– Sí, fue una nueva experiencia y ya me fui más lejos de casa. Pero bueno, al menos me fui con gente que conocía y entablé una buena relación con la gente del equipo, con el entrenador y con gente de fuera. Me acogieron como una hija más. Fue un año muy bonito, complicado, pero muy bonito.

– Complicado y bonito. ¿Con qué se queda?

– El Sporting de Huelva fue el club que me hizo sentar la cabeza y madurar del todo. Ya tenía que hacer todo por mí misma. Me quedo con coger la disciplina de la madurez. Fue una experiencia positiva.

– Y de ahí, el salto al Barça. ¿Cómo fue?

- Estaba a punto de firmar por otro club y me llamó el entrenador, Antonio Toledo [del Sporting de Huelva] y me dijo que no firmara.

"Mi fichaje por el Barça fue un boom para mi, para Huelva y para Málaga"

– ¿A estas alturas se puede conocer el club por el que no firmó?

– Nunca lo he dicho y ahora creo que tampoco merece la pena decirlo. Pero, era un club grande.

– ¿Cómo se desarrolló finalmente lo del Barça?

– Antonio Toledo me habló y me preguntó: "¿Has firmado ya? Y yo le dije que en ello estaba, y me contestó: "¡Qué no, que te van a llamar, tranquila!" Y ya me llamó Xavi Llorente, el entrenador del FC Barcelona. Eso fue un boom para mí, para Huelva y para Málaga.

– ¿Pudo imaginárselo a lo largo de la temporada?

–  Nunca, nada me hizo pensar en ello. Ya me iba a otro mundo: ganas ligas, copas, un nivel más profesional, juegas la Champions... Al principio dije que sí a la locura, que me iba. Pero claro, ya pensándolo es más disciplina, algo más centrado y más serio. 

– ¿Cómo puede describir el cambio entre el Málaga y el Barça?

– Son dos clubes muy distintos. Nosotros, con el Málaga Femenino, luchamos cuatro años por no descender; con el Barça, por ganar ligas. Ya solo con eso te puedes imaginar la diferencia. Con el Barça, en pretemporada entrenábamos tres veces al día: corríamos en ayunas siete kilómetros, desayunábamos, hacíamos fuerza y ya por la tarde, campo. Es todo muy distinto. El Barça jugaba Champions. Es una competición en la que tienes que dar la talla aunque los equipos sean superiores a ti. Eso es lo que hacía que después hubiese tanta diferencia cuando jugabas la Liga.

– Estuvo dos años en Barcelona y vuelve a Málaga.

– Tuve varias ofertas de clubes grandes, pero tenía problemas familiares y la familia siempre va primero. Llamé a Isa y Manolo, les expliqué mi situación y volví al Málaga.

"Ascender con el equipo que quiero es algo que nunca voy a olvidar"

– Estaría cuatro temporadas más hasta día de hoy. La temporada pasada pudo ser la más reseñable a nivel deportivo con el ascenso y a nivel personal, se convierte en la portera menos goleada.

– Fue una mezcla de sentimientos. Hubo cuatro partidos claves, me lesioné y no sabía si iba a poder volver a jugar. El ascender con el equipo que sientes y que quieres, fue una de las experiencias más bonitas y algo que nunca voy a olvidar.

– ¿El momento más feliz con la camiseta del Málaga? Regresó con el equipo en Segunda y lo asciende.

– Sí, después de un año entero, no es fácil. Hay momentos buenos y momentos malos, pero lo conseguimos nosotras.

– En un año pasa del ascenso al descenso y anuncia su marcha del equipo. ¿Qué sintió?

– Personalmente, yo no me lo creía. Pensaba que por lo menos íbamos a salvarnos un año. Fue algo muy duro y más las que, como yo, ya estábamos del año pasado, que fuimos nosotras las que lo ascendimos y también hemos sido nosotras las que lo hemos bajado.

– ¿Qué cree que es lo que le pasó al equipo este año?

– Ha sido un año muy raro. Equipos pequeños han puntuado con equipos grandes y a nosotras nos ha faltado eso. Sacamos un punto en Sevilla contra el Betis, un punto en Bilbao, el gol del Sporting en el minuto 96. Son cosas del fútbol. Creo que nadie puede reprocharnos nada porque lo hemos dado todo. Ahora cada jugadora cogerá su camino, el club tiene que hacer cambios, ver si sigue apostando por el Femenino, que espero que sí y más con la Presidenta que tenemos, que estoy segurísima. En las manos de Mario Rueda como coordinador del Femenino, creo que pueden tener un futuro muy grande.

– ¿Conoce al nuevo entrenador del equipo, José Herrera?

– Personalmente, no, aunque he jugado contra él. Tenemos contactos en común, me han hablado de él y tiene mucha ilusión en el proyecto. Lo único que espero es que cuide a las niñas y al club, y si cuida a las niñas y al club, va a tener su casa aquí siempre. Espero que consiga muchos logros con el Málaga Femenino y si consigue ascenderlo, mejor.

– Como portera, ¿qué siente cuando le marcan y ese gol decide un partido? Al fin y al cabo, es la posición más señalada.

–Muchas veces, no te lo crees porque hay momentos que piensas que el partido está terminado y entra. Un portero no puede pararlo todo, que ojalá, para lo que está entre sus posibilidades. Cuando es un error del portero, personalmente puedo tirarme un domingo encerrada en casa sin salir, pensando y dándole vueltas, buscando vídeos, fotos, repeticiones...

– ¿Se considera muy perfeccionista?

– Sí.

– Y como portera, ¿cómo se definiría? 

– Creo que puedo ser una portera con mucho carácter, impulsiva y muy trabajadora. No llego cada domingo pensando que voy a jugar yo. Yo trabajo de lunes a sábado y hasta el domingo que no dicen la alineación, yo no pienso si juego o no. Trabajo día a día, tanto en el campo como en el gimnasio. Todo trabajo tiene su recompensa.

"Hamyan Al-Thani probablemente sea lo mejor que le ha pasado al Málaga CF Femenino"

– Recientemente, con motivo de su despedida se publicó en redes sociales una foto donde aparecía usted abrazada a la presidenta del club, Hamyan Al- Thani. ¿Cómo son los Al-Thani en las distancias cortas?

– Personalmente, solo conozco a la Presidenta y solo puedo decir que lo ha dado, da y seguirá dando todo, tanto por Málaga CF como por el Málaga Femenino. Es muy cercana con nosotras y nos ha ayudado en todo lo que ha estado en sus manos. Son personas correctas, fuera del fútbol, no sé. Solo conozco a la Presidenta fuera de este ámbito y es abierta, cariñosa, le gusta su trabajo y le gusta el fútbol. Para mi Hamyan Al-Thani puede ser lo mejor que le haya pasado al Málaga Femenino.

– ¿Ha sido difícil tomar la decisión de marcharse esta temporada?

– Me ha costado mucho. Tengo mis objetivos y tenía el pensamiento de irme tanto en Primera como en Segunda. Me hubiera gustado dejar al club en Primera, pero no ha podido ser. Me senté con Mario Rueda y le expliqué mi situación, lo que quería en mi vida y mis objetivos. Fue complicado para Mario también, porque perder a la que ha sido tu portera titular durante dos años es duro.

"El club y yo sabemos que voy a volver, aunque no sepamos cuando"

– ¿Objetivos como seguir creciendo a nivel futbolístico?

– Sí, si yo tuviera 22 años, podría arriesgarme y quedarme, pero yo ahora mismo, con la edad que tengo [29 años], no puedo hacerlo. Si me llega el tren, tengo que cogerlo porque a lo mejor puede ser el último. Para que te queden cuatro, cinco, seis años o los que sean, tienes que aprovecharlos al máximo nivel. Este año, a pesar de todo, he hecho un buen año, me he encontrado muy bien, super a gusto en la portería. Decidí abandonar el club y no renovar. Fue una decisión muy complicada, me ha costado. Y me costó más ahora, que cuando me fui por primera vez.

– Quizá porque ahora con el paso de los años, tiene un sentimiento más arraigado por el club.

– Sí, puedo tener un sentimiento más grande hacia el club. Como dije en mi despedida no es un adiós, es un hasta pronto. Tanto el club como yo sabemos que en algún momento voy a volver aunque no sepamos cuando, pero volveré porque pienso que me voy por la puerta grande y no pueden recriminarme nada. Pude ser una de las que lo ha dado todo por este club tanto deportiva como personalmente. No me arrepiento y lo haría de nuevo. Esté donde esté, seguiré apoyando al Málaga y ahora me toca a mi seguir mi carrera y desearle suerte al club. Se queda en el equipo una de las grandes que es Adriana, así que seguro que van a tener muchos éxitos. Ahora tocan cambios, reforzarse, pero tengo la fe y la esperanza de que pueden hacer un año muy bueno.

– ¿Prefiere ser importante en un equipo pequeño a segunda portera en un gran equipo?

– Yo prefiero jugar antes de ser segunda portera, porque no sirvo para ello. Creo que tengo el nivel para no serlo. Quiero minutos y jugar, que no me lo regalen, pero hay equipos a los que vas ya sabiendo que eres segunda portera. Yo quiero ir a un equipo y decir: "Voy a competir contigo". Cuando llegue el domingo, que juegue la mejor.

– ¿Tiene algún club ya en el punto de mira?

– Sí, tengo varias opciones, pero ahora tengo que decidir cuál es el que me conviene más. Ahora no miro ni por lo económico ni por la ciudad, lo que me interesa es jugar.

– ¿Piensa su vuelta como jugadora o en un puesto de directiva fuera de los terrenos de juego?

– La verdad que me gustaría retirarme aquí, ya que fue el club que me dio la oportunidad de estrenarme en la máxima categoría y me gustaría que fuese el último. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios