Málaga C.F.

El efecto Bastón y la contundencia de los centrales

  • El delantero oviedista retrató en cada gol a uno de los centrales malaguistas

  • El equipo es el segundo más goleado a domicilio de la categoría

Lombán despeja ante Obeng.

Lombán despeja ante Obeng. / Aurelio Florez / La Otra Foto

Los dos goles recibidos por el Málaga en Oviedo señalaron a los centrales blanquiazules. No fue una crítica explícita hacia ellos, pero José Alberto verbalizó en la sala de prensa su descontento con cómo le habían metido los dos goles a su equipo. “En el minuto 92 no puede el delantero en nuestro área solo a rematar en un centro lateral”, decía el técnico.

En este caso fue Juande Rivas quien perdió la referencia del jugador más peligroso y hombre más en forma del contrario, Borja Bastón. Es el gran caballo de batalla del central cordobés, uno de los puntales del equipo. Sufre con los balones cruzados y centros laterales, a veces pierde la referencia. Y esta vez fue castigado el equipo con un gol doloroso.

Bastón también retrató en el primer gol a David Lombán. Un córner y en la defensa del 1x1, hombro a hombro entre los dos, permitió al ex malaguista superar con cierta comodidad al capitán y batir a Dani Martín. La contundencia es un mantra ahora mismo en el vestuario. José Alberto utilizó el sustantivo varias veces en Oviedo. Y antes también ha aparecido. El fútbol se decide en las áreas en todos lados, pero en Segunda el acierto o el error cerca de la portería marca más porque el margen para rectificar es bastante pequeño. Las remontadas son más complicadas porque los espacios se reducen y porque los equipos manejan bien el tempo de los duelos cuando se adelantan. Cuando el Málaga ha recibido un gol adverso antes sólo rascó dos puntos, uno en Ibiza y otro en Huesca. En Oviedo no anduvo lejos de completar su primera temporada en tiempo, pero más allá de la mala fortuna en los postes de Antoñín y Haitam, lo que sí depende del trabajo propio es cuidar su portería. Y que el delantero centro rival, jugador más en forma y en racha, marque dos goles en sendos cabezazos a placer no habla bien de esa concentración y dureza de los centrales malaguistas. El equipo ha recibido 13 goles a domicilio, sólo el Cartagena encajó más.

En la anterior semana de tres partidos José Alberto rotó a los centrales y ahí introdujo a un Lombán que había tenido menos protagonismo. Peybernes estuvo en el banquillo y es previsible su regreso para el jueves ante la Real Sociedad B. Habrá que ver qué decide el entrenador asturiano con sus zagueros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios