Entrevista a Blanco Leschuk y Adrián González "Nos da igual quién sea el pichichi del Málaga"

  • Málaga Hoy dialoga con los dos máximos goleadores en esta temporada

  • Blanco Leschuk y Adrián González: "Lo que nos importa es el ascenso"

Adrián González y Blanco Leschuk, posando para 'Málaga Hoy'. Adrián González y Blanco Leschuk, posando para 'Málaga Hoy'.

Adrián González y Blanco Leschuk, posando para 'Málaga Hoy'. / Marilú Báez (Málaga)

En el Málaga el gol es cosa de dos hombres fundamentalmente: Gustavo Blanco Leschuk y Adrián González. Ambos, con ocho tantos cada uno, lideran este apartado en el conjunto blanquiazul. Málaga Hoy quiso conversar con ambos para ver si la química que tienen en el césped también existe cuando están fuera de él. Se respetan y admiran.

"Ojalá le diera dos pases de gol por partido, pero bueno, que siga así, dándomelos a mí. Que se le da bien", bromea Adrián nada más comenzar acerca de las numerosas asistencias de Blanco Leschuk. El argentino se lo toma con naturalidad: "Estoy muy feliz de ayudar al equipo y aportar goles y pases y jugadas". No es tan habitual que un nueve demuestre tal habilidad para la asistencia, Blanco, humilde como siempre, se quita importancia: "Puede ser, pero para mí lo importante es que lo hagamos, sea yo o un compañero".

Ahí es cuando vuelve a saltar Adrián para resaltar el destacado papel del punta blanquiazul: "Para mí no, no es tan habitual por la forma de jugar que tenemos. Es un nueve de referencia y al final muchas veces hay situaciones en la que fija muy bien a los centrales, les hace que se muevan y, cuando aguanta el balón, los que venimos por detrás nos aprovechamos de esas oportunidades que él crea con sus movimientos. Por eso muchas veces se produce que él sea más el asistente que el goleador. Para eso hay que valer y por eso da tantas asistencias, porque hace muy bien el trabajo".

"Para mí no es normal lo que hace Gustavo, los demás nos aprovechamos de su trabajo", asegura Adrián

Les toca analizarse. "¿Su mejor cualidad? Tiene varias, pero su juego de espaldas, entiende bien dónde están los espacios y dónde puede hacer daño. Y lo que he dicho antes, fija muy bien a los centrales. A mí por ejemplo me da mucha vida en esos metros finales", afina Adrián, que cuando es turno de escuchar, se adelanta. "La velocidad", bromea el centrocampista respondiendo directamente por Blanco. Pero el argentino responde serio: "Llega mucho al área, eso es muy importante para un centrocampista. Yo, como delantero, cuando juego solo noto cuando está él, está siempre cerca".

Una cuestión es esa y otra saber con qué se quedarían del otro. "Me gustaría tener su rapidez mental, lo lleva en su naturaleza", apunta Blanco, a lo que Adrián replica: "Saber jugar de espaldas como hace él y también entender bien cómo fijar a los centrales y hacerme mi espacio. Son cualidades de delantero, yo no lo soy. Me gustaría". "Sí, él llega como un delantero más...", no deja escapar el argentino.

Blanco Leschuk y Adrián, durante la entrevista con Málaga Hoy. Blanco Leschuk y Adrián, durante la entrevista con Málaga Hoy.

Blanco Leschuk y Adrián, durante la entrevista con Málaga Hoy. / Marilú Báez (Málaga)

El madrileño está suelto y sigue regalando elogios al killer: "Sí, hay química, aunque más que eso yo creo que nos entendemos bien. A veces no jugamos juntos porque me toca estar más retrasado o en la banda izquierda. Pero conozco bien cómo se mueve y qué le viene mejor".

El pulso goleador que mantienen está interesante. El Málaga se beneficiará de ello si marcan un ritmo alto en esta recta final. ¿Quién acabará pichichi del equipo? "A mí me da igual", se dicen prácticamente pisando sus afirmaciones. Sigue el argentino: "Eso da igual, que el equipo gane siempre". Adrián recoge el testigo: “Que meta siete goles de aquí al final, que quede pichichi y ascendamos”.

Blanco Leschuk: "De Adrián me gusta su rapidez mental"

Blanco Leschuk es un tipo ganador, que quiere siempre más: "Siempre falta algo, siempre falta. En el fútbol uno nunca puede estar en la conformidad". "Yo lo diré a final de temporada. El objetivo está bastante marcado y el rendimiento individual va estar marcado por lo que suceda", apostilla Adrián, que analiza la nueva atmósfera blanquiazul: "Cuando se mueve el árbol suceden cosas nuevas, la gente está más activa y receptiva. Eso hace que se apriete para ganar el puesto. Una cualidad buena del equipo es su compromiso, por eso puede coger ideas rápido y ejecutarlas". Y añade su compañero: "Se mejoró mucho en el partido anterior. Tenemos ilusión porque hay chance de conseguir el objetivo".

El segundo capitán blanquiazul asegura que hay ilusiones renovadas "y no sólo se nota en la calle, también dentro. Hemos dado la vuelta a una situación complicada y eso genera ilusión". "Si asciende el Málaga repetimos quedada, pero con champán". Prometen ambos. Así se cumpla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios